El Cádiz quiere dar el salto en Tenerife.
El Cádiz quiere dar el salto en Tenerife.

CÁDIZ CF

Tenerife-Cádiz CF (Previa) A por el brindis en el lugar del crimen

En un momento idílico con siete victorias ligueras consecutivas, Álvaro Cervera y sus hombres regresan al Heliodoro Rodríguez López

Por  9:37 h.
Tenerife
0
Cádiz
0
Trujillo; Raúl Cámara, Jorge Sáenz, Aveldaño, Camille; Alberto o Vitolo, Rubén Sanz, Suso, Tayron, Malbasic; y Longo.
Cifuentes; Carpio, Kecojevic, Marcos Mauro, Brian; Garrido, Abdullah, Salvi, Álex, Álvaro García; y Barral.
Ais Reig, comité valenciano.
Encuentro de la 20ª jornada de LaLiga 123 que se disputará a las 21.00 horas y será televisado en directo por Gol TV.
Heliodoro Rodríguez López.

Sobre el papel puede parecer que el Cádiz CF tiene este jueves todos los ingredientes para vivir una película de terror recordando sus episodios más amargos de los últimos tiempos. Algo bastante complicado viendo el excelente bagaje del equipo cadista desde que Álvaro Cervera aterrizara en la Tacita de Plata.

Así es porque toca visitar al Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López, el mismo estadio en el que el pasado mes de junio un gol del japonés Gaku Shibasaki dejó con la miel en los labios al cadismo. Fue entonces cuando el sueño del ascenso se esfumó después de una temporada brillante de un recién ascendido. Además, y por si fuera poco, la visita a tierras insulares viene acompañada de una noticia que aterroriza aún más a la parroquia cadista: arbitra Ais Reig.

Desde su festival en Anduva en septiembre de 2016, el colegiado alicantino es temido en el Cádiz CF, aunque no es menos cierto que con él sobre el césped también se ganaron partidos ligueros e incluso se eliminó esta temporada a Osasuna en la Copa del Rey.

Un cóctel explosivo que se une a la peor noticia que podían recibir Álvaro Cervera y los miembros del vestuario cadista: la lesión de José Mari. El roteño no podrá jugar más esta temporada después de la brutal entrada (o agresión) del zaragocista Papu en La Romareda y el Cádiz CF se queda sin un hombre clave en su centro del campo. El míster lo sabe, sus compañeros también y el cadismo se lamenta. Mientras, Juan Carlos Cordero ya se afana en buscar en su siempre acertada libreta a ese mediocentro (suena Rivera, del Eibar, en los últimos días) que haga menos dura la ausencia de José Mari. Será complicado.

Preparado para todo

Este Cádiz CF, sin embargo, está preparado para eso y para muchísimo más. Conseguir siete victorias consecutivas en la igualada categoría de plata (ocho si se tiene en cuenta la exhibición copera en el Benito Villamarín ante el Real Betis) no está al alcance de cualquiera y el equipo de Cervera es capaz de solucionar todos los inconvenientes que se le presentan.

A fin de cuentas, volver al Heliodoro ante el Tenerife es una anécdota. Allí también se logró hace poco más un año un punto de oro sobre la bocina gracias al gol de Santamaría. Y allí, sin ir más lejos, no se encontrará al Tenerife que la temporada pasada demostró una fiabilidad absoluta. De hecho, Martí está en el alambre después de una irregular fase, con los chicharreros alejados de la zona de privilegio. El 3-0 del pasado fin de semana en El Molinón ante el Sporting pasó factura.

Además, las bajas también se dejan notar en Santa Cruz de Tenerife. Sin el lesionado Carlos Ruiz ni el sancionado Bryan Acosta, el entrenador balear cuenta con las dudas del lateral Luis Pérez, Juan Carlos Real y el excadista Juan Villar. El primero pasa por un proceso gripal, al tiempo que los dos segundos no están al cien por cien y podrían tener sólo unos minutos. A fin de cuentas, el paso del onubense por las islas está siendo muy discreto tras sufrir cuatro lesiones en lo que va de ejercicio.

En cuanto al asunto arbitral los hombres de Cervera ya han demostrado que están por encima de todo eso. Semana tras semana cunde el ejemplo.

Otra vuelta de tuerca

Por lo tanto, la enfermería es la principal preocupación esta jornada. Además de la conocida ausencia de José Mari, Cervera también se queda sin Carrillo, fugaz héroe en la reciente victoria ante el Barcelona B. Junto a ellos, las ya conocidas ausencias de Rober Correa, Sankaré y Perea.

Con estos condicionantes, Cervera podrá contar ante el Tenerife con casi todas sus piezas habituales. Casi todas porque el míster apostará en esta ocasión por Brian (ahora suena para recalar en el Eibar en enero) en lugar de Lucas Bijker, que se queda en tierras gaditanas por decisión técnica. El cambio en el lateral izquierdo será una de las grandes novedades. Al otro lateral, el derecho, regresará Carpio, ya recuperado de su lesión. El renovado Servando, siempre cumplidor y que acabó fundido el pasado viernes por su enorme esfuerzo, dejará de ejercer de apagafuegos en esa posición.

La otra estará en el centro del campo, ya que junto a Garrido y Álex no estará Rubén Cruz (titular ante el Barça B), también descartado por Álvaro Cervera para viajar a las islas Canarias.

De esta manera, Cifuentes apunta al once una semana más, con el cambio en los laterales y una pareja de centrales que teóricamente estará compuesta por la solidez de Kecojevic y Marcos Mauro (salvo que Servando o Mikel Villanueva aparezcan de inicio por alguno de ellos) en la retaguardia.

Garrido, Álex y, previsiblemente Abdullah (ya recuperado) apuntan a la medular, con Salvi y Álvaro García por las alas. Arriba, sin Carrillo, Cervera tendrá que elegir el buen momento de Dani Romera o la veteranía de Barral.

Todos están más que capacitados para que el brindis sea perfecto. Un brindis que servirá para soñar con la Copa en la entrada del nuevo año.