Cristóbal Soria saluda a Manuel Vizcaíno en presencia de Monchi.
Cristóbal Soria saluda a Manuel Vizcaíno en presencia de Monchi.

Cádiz CF

Soria ya rajaba de Vizcaíno a lo grande en 2012

"Me la metió hasta donde pone Toledo", manifestó en un programa televisivo sevillano

Por  17:13 h.

Aunque ayer, a raíz de las declaraciones publicadas en Canal Amarillo, se desatase la guerra entre Cristóbal Soria y el presidente del Cádiz CF, que amenazó (a través de la página web oficial del Cádiz CF) con querellarse con el tertuliano deportivo tan antimadridista como sevillista por lo que él entiende que ha desconsiderado al club que él preside, las rencillas entre el máximo mandatario del Cádiz CF y el que fuera delegado del Sevilla FC vienen de lejos. Exactamente, las desavenencias comenzaron en el verano de 2011, fecha en la que el Sevilla FC de José María del Nido decidió prescindir de los servicios del que había sido su delegado los últimos once años.

Y de aquellos polvos vienen estos lodos. Porque antes de que el Sevilla FC decidiera dar boleto a Soria, Manuel Vizcaíno y el ahora tertuliano deportivo, eternamente polémico, llegaron a ser hasta muy buenos amigos. Las palabras vertidas ayer por Soria en Canal Amarillo no son más que la constatación de que la relación entre ambos no solo se ha olvidado sino que parece ha ido a peor después de que Quique Pina también se haya desligado de la gestión de Vizcaíno en el Cádiz CF.

Una buena prueba del rencor de Soria son unas declaraciones que ya hizo en el mes de septiembre de 2012 en el programa El Desmarque, de Giralda Televisión, donde el comentarista televisivo arremetió muy duramente contra el que fuera Subdirector General de Organización y Gestión además de Director de Marketing sevillista

Sus duras declaraciones hablan por sí solas. “Hace treinta y tantos años que lo conozco. Le he dado mi sangre si ha hecho falta. Fíjate si lo conozco y tengo motivos para decir que es mala persona. Se lo he dicho mirándolo a la cara, le he dicho ‘eres mala persona’. Me he peleado con amigos comunes cuando me decían que me la metería doblada al final. Y me la metió doblada no, hasta donde pone Toledo, porque es mala persona, mala persona”, repitió insistentemente. Incluso, el exdelegado sevillista se dirigió a la cámara para decírselo de nuevo directamente: “Lo digo y lo vuelvo a decir si hace falta, y con mayúsculas. Te lo digo a la cámara, tengo datos más que sufcientes para decirte, Manolo Vizcaíno, que eres mala persona”.