Aketxe durante su etapa en el Athletic.
Aketxe durante su etapa en el Athletic.

CÁDIZ CF

Solicitan cuatro años de cárcel para el excadista Ager Aketxe

El jugador, que en agosto de 2017 militaba en el Athletic, está acusado de agredir junto a varios compañeros a un ertzaina durante las fiestas de Romo

Por  9:37 h.

Cuatro años de cárcel ha solicitado la Fiscalía para el exfutbolista del Cádiz CF Ager Aketxe, actualmente enrolado en el Toronto FC y por aquel entonces jugador del Athletic, tal y como anuncia ‘El Correo’.

El centrocampista vasco es acusado por un delito de atentado contra la autoridad y otro delito leve de lesiones por la agresión que sufrió un ertzaina fuera de servicio el 9 de agosto de 2015 durante las fiestas de Romo. Asimismo, la representante del Ministerio Público pide la misma pena de prisión -la máxima prevista para este delito- para otro individuo -Julen I.-, que supuestamente participó también en la paliza que sufrió el agente en el recinto festivo de la localidad vizcaína. De forma paralela, ha solicitado una multa de tres meses para Asier M. como autor de un delito leve de falta de respeto a la autoridad. Después de casi tres años de trámites judiciales, las peticiones de la Fiscalía se producen en el marco del procedimiento abreviado, que es la antesala que precede a la celebración del juicio oral.

La acusación particular, que representa al policía, solicita las mismas penas para los tres acusados. Lo único en lo que difieren respecto a la Fiscalía es en la cuantía de la indemnización. El Ministerio Público pide que los dos primeros compensen al agente con 4.800 euros por las lesiones y las secuelas sufridas. Al tercer imputado le pide 500 euros por daños morales. En cambio, el abogado del ertzaina reclama 15.000 euros a los principales acusados y 2.000 al tercero por los mismos delitos.

Agresividad

Según el escrito de acusación, el ertzaina se encontraba en el recinto festivo de Romo sobre las ocho de la mañana cuando observó una pelea y decidió grabarla con su móvil. Lo hizo con el fin de recabar pruebas «por si los hechos fueran constitutivos de delito». El grupo que estaba protagonizando la trifulca no tardó en percatarse de que estaban siendo filmados. Entre ellos estaban Julen I. y Ager Aketxe, que hacía sólo unas horas había jugado en el Ennio Tardini (Parma) los últimos minutos del partido amistoso que enfrentó al primer equipo del Athletic con el Inter de Milán.

Estas dos personas se dirigieron de forma «agresiva» hacia el ertzaina con el «propósito de que borrara las grabaciones». El fiscal señala en su escrito que Aketxe y Julen I. eran «plenamente conocedores» de que estaban ante un «funcionario de la Ertzaintza» cuando empezaron a pegarle «patadas y puñetazos» con el propósito de «menoscabar el principio de autoridad y de atentar contra su integridad física». El ertzaina cayó al río Gobelas. La víctima sufrió diversas lesiones, sobre todo en el muslo izquierdo, que tardaron 45 días en estabilizarse de forma total.

En el escrito en el que solicita la apertura del juicio oral, la Fiscalía considera «probable» que se pueda alcanzar un «acuerdo de conformidad» antes de la vista oral con la representación de los imputados. Es decir, acordar la imposición de una pena menor a cambio de que reconozcan los hechos y, por ejemplo, indemnicen a la víctima con una mayor suma de dinero.

A fin de cuentas, un asunto acaecido hace casi tres años que aún persigue a Ager Aketxe, un jugador que dejó huella en el Cádiz CF la temporada pasada por otros motivos más agradables.