Enrique Zarza, el mismo día de la subasta.
Enrique Zarza, el mismo día de la subasta.

CÁDIZ CF

Sinergy vuelve a la carga: “El 4 de julio recuperamos el Cádiz CF”

El abogado Enrique Zarza, que este viernes acudirá para impugnar la Junta de Accionistas, confía en que la Audiencia Provincial le devuelva el club a la mercantil italiana en poco más de un mes

Por  8:01 h.

Sinergy vuelve a la carga. Sí, la mercantil italiana que en 2012 compró las acciones del Cádiz CF a Antonio Muñoz y le expulsaron del club con una subasta en diciembre de 2014, favorable a Locos por el Balón. La de Gabrielle de Bono, Vincenzo Silvestrini y Alessandro Gaucci a los mandos de la dirección deportiva. ‘Los italianos’, como se conocen en la Tacita aunque bien diferenciados de la heladería de la calle Ancha.

Pues continúan con sus pleitos, dispuestos a recuperar en la Justicia lo perdido en aquella fatídica mañana (3 de diciembre) en la notaría de Carlos Cabrera. El abogado Enrique Zarza no cesa en su empeño de demostrar que esa venta de las acciones, esa subasta, fue ilegal, y por lo tanto la propiedad debe seguir en manos de los transalpinos. todo pese al tiempo transcurrido y a que ese Cádiz CF de la ruina en Segunda B sueña ahora con el ascenso a Primera de la mano de Vizcaíno y Quique Pina.

Zarza continúa siendo muy tajante en sus declaraciones. El letrado responde con energía y vehemencia a la llamada de Canal Amarillo. “El 4 de julio recuperamos el Cádiz CF”. Es muy optimista pese a los reveses que ha sufrido durante todo este tiempo, si bien él considera que tiene la victoria en sus manos. “Ya el pasado verano el juzgado de Primera Instancia número 1 de Cádiz decretó la nulidad de la subasta, si bien los actuales dirigentes interpusieron su recurso. Se demostró que había un defecto de forma en la subasta realizada por el notario y los certificados del secretario Diego García”.

Tras la apelación, el final de la historia está muy cerca. “Este 4 de julio sale la sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz, que dirá de quién es el club definitivamente. Y pinta muy bien para Sinergy, pues en el 90% de casos se ratifica. Cabe recurso al Tribunal Supremo, pero es muy posible que no lo admitan”. Y si eso ocurriera, “se va a liar una muy gorda”.

Impugnación de la Junta de Accionistas

Enrique Zarza espera que la Audiencia Provincial ratifique la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Cádiz, decretando ilegal la subasta “y por ende queden anuladas todas las ampliaciones de capital. Recordemos que Locos por el Balón es un tercero de mala fe, porque bien sabía de la impugnación de la subasta y de los pleitos que existían entre las dos partes: Sinergy y Antonio Muñoz”.

“A su vez, todas las ampliaciones de capitales que han llevado a cabo son ilegales, o al menos alegales. Sólo permiten compensar créditos a Locos por el Balón, sin contar con el resto de accionistas. Incumple la normativa del Consejo Superior de Deportes (CSD) y los estatutos del propio Cádiz CF. Han realizado una ‘operación acordeón’ para dejar fuera a Sinergy en el caso de que recuperáramos las acciones, pero no les va a salir bien la jugada”, concluye Zarza.

El abogado madrileño pernoctará este jueves en Cádiz CF pues el viernes hará acto de presencia en la Junta General Extraordinaria de Accionistas, donde se pondrá en marcha la ampliación de capital de 1.400.000 euros, a fin de adaptarse a la condición exigida por el Consejo Superior de Deportes. “Voy con una pedida de impugnación como ya hice en la anterior sesión. Es increíble que todavía no tengan el libro de socios legalizado, que sigue sin darse de alta. Ni siquiera la jueza del Concurso de Acreedores tiene constancia de los últimos movimientos. Por eso tengo que requerir por escrito toda la documentación. Se han saltado la ley a la torera. Pero en esta ocasión hemos pedido la ejecución provisional de la sentencia, aunque ellos quieran recurrir”.

Desde el Cádiz CF ya respondieron el pasado verano cuando se produjo la sentencia del Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz. “En Locos por el Balón nos consideramos terceros de buena fe. Se adquirió el paquete mayoritario de acciones de una entidad en una situación caótica, al límite de la liquidación, y llevándola a día de hoy al fútbol profesional”. Aunque pedían tranquilidad, no es precisamente eso lo que se respira en el Ramón de Carranza.