Vizcaíno y Pina en rueda de prensa
Vizcaíno y Pina en rueda de prensa

Cádiz CF

Sinergy, fichajes y el poder del Cádiz CF; claves del conflicto Pina – Vizcaíno

Las últimas semanas han deparado nuevos desencuentros entre ambos que aumentan las distancias

Por  18:12 h.

Ni ha cesado, y aunque pueda calmarse, no cesará. Porque el Cádiz CF no es un club cualquiera por muchas razones, más en Segunda División e infinitas si estuviera en Primera. Y no lo es porque no tiene un jefe, sino dos.

Y esa dualidad en la gestión de la entidad amarilla ha deparado, depara y deparará continuas faltas de entendimiento, discrepancias y conflictos entre el presidente, Manolo Vizcaíno, y el consejero delegado, Quique Pina.

La última prueba de la Guerra Fría que se vive en el Cádiz CF ha sido la vuelta al bloqueo deportivo que el club vivió hace unas semanas y que en un solo día de entendimiento propició hacer público dos fichajes de una sola tacada. Ahora, la situación vuelve a repetirse porque no se ha cumplido con la pactado a mediados de julio en el que Pina aumentaba su poder en el club gracias a un acuerdo por el que la gestión deportiva que encabeza no debía rendir cuentas al presidente.

Sin plasmarse en un papel y una firma dicho acuerdo, las formas han cambiado. Por parte de Pina ha querido poner pie en pared y desvelar que si no llegan más fichajes no es porque no estén atadas o avanzadas las negociaciones con jugadores. Simplemente, la estrategia del dirigente murciano es hacer ver que por culpa de Vizcaíno no llegan los fichajes en una pretemporada clave para ello.

Pina quiere tener una autonomía en el Cádiz CF de la que carece actualmente. Misma situación que desea Vizcaíno, fuerte tras lograr el ascenso a Segunda División incidiendo en la gestión deportiva por entonces, el sevillano se ha sentido menospreciado por Pina y su entorno en más de una ocasión.

Un fichaje mediático en el aire

Que el exapoderado de Locos por el Balón, Carlos Medina, permitiera la entrada del abogado de Sinergy en la última junta de accionistas del Cádiz CF no fue casual. Quique Pina no veía con malos ojos que el supuesto letrado de la mercantil de Bristol expusiera sus motivos ante el consejo de administración y los accionistas.

Ello no gustó en absoluto a Manolo Vizcaíno, mucho más beligerante con Sinergy y compañía. De hecho, el propio Enrique Zarza siempre ha dejado claro que veía más entendimiento con Pina que con el sevillano. Una situación que puso en jaque de nuevo al presidente cadista y que le causó más de una discusión con el murciano.

Sinergy fue uno de los primeros motivos de un verano que está siendo intenso entre ambos y que no queda ahí. Aunque la gestión deportiva siempre ha recaído en Cordero y Pina, Vizcaíno también ha querido interceder con la gestión de un fichaje de renombre para el Cádiz CF que actualmente está en ‘stand by’. Un jugador importante que a día de hoy no parece imposible que venga, pero si complicado. Negociaciones encabezadas por el sevillano que generan desconfianza en la otra parte.

Las formas y las presiones

Cansado uno del otro, y viceversa, esto no parece tener fin. A día de hoy, ninguna de las dos partes tiene previsto reunirse en un plazo corto de tiempo. El enfado y el desencuentro es grande, teniendo en cuenta, eso sí, que esto no es nada nuevo y que ya ha sucedido otras veces. Siempre han llegado a buen puerto porque en el centro de todo está el Cádiz CF, y a los dos partes les interesa que el barco navegue.

De ahí que el presidente no entienda que se pueda paralizar el club porque no se haya producido una firma, importante, pero que el sevillano quiere ejecutar sin presión y sin las malas formas que supuestamente su entorno está padeciendo de la otra parte, y sobre todo sin ‘usar’ al club desvelando que están bloqueados los fichajes.

Mientras, Pina no comulga con los tiempos y la gestión del presidente del Cádiz CF. El murciano sabe que el entorno amarillo está más de su lado que del sevillano por una razón, lo deportivo es suyo y cada fichaje que rinde es por obra y gracia de su labor.

Y aunque esto parece un ‘dejavu’, cada nueva discusión entre Vizcaíno y Pina vuelve a dejar claro que uno de los dos tiene complicado seguir con el otro en el Cádiz CF. Hombres de carácter fuerte y que siempre quieren dejar claro cuánto y cómo mandan, tienen poco futuro juntos en el club. Incluso parece que ya habría un acuerdo entre ambos en el caso de que alguno de los dos abandonara el barco, con condiciones económicas incluso pactadas.

Seguramente, todo esto volverá a solucionarse. Parece impensable que un club se pare en plena pretemporada, sería de locos. Más aún sabiendo que los fichajes están y que el trabajo de Juan Carlos Cordero no cesa. Eso sí, todo ello no quita para que las dos partes estén muy separadas y que tengan que sentarse, otra vez, para llegar a un acuerdo que solo sea temporal hasta otro conflicto. Continuará…