La pancarta de Brigadas Amarillas no dejó ser expuesta en la grada por primera vez en 34 años.
La pancarta de Brigadas Amarillas no dejó ser expuesta en la grada por primera vez en 34 años.

Cádiz CF

Sin pancarta, sin megáfono, sin bombos, pero con los niños y contra Vizcaíno

Brigadas Amarillas se queja de las medidas desproporcionadas llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad del estadio

Por  15:14 h.

Brigadas Amarillas lleva una temporada profiriendo cánticos y consignas contra el presidente de la Liga Profesional de Fútbol, Javier Tebas. Ayer, en el partido en el que el Cádiz CF ganó con comodidad al Linares Deportivo, volvieron a escucharse. También, una jornada más en Carranza, le tocó escuchar lo suyo al presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno. Al sevillano se le pide, si bien es cierto que solo desde la zona central de fondo sur en la que sitúa este colectivo de animación, que se marche del club. Los cánticos de Brigadas Amarillas, que consideran la gestión de Vizcaíno perjudicial para el Cádiz CF, no tienen eco alguno en las demás gradas de Carranza ya que la mayoría de aficionados opta por ignorar estas críticas al presidente del club. Incluso algunos no dudan en recriminar esta actitud de Brigadas contra el presidente, al que le critican su política de cantera, especialmente.

Sin éxito alguno en sus consignas contra el presidente del Cádiz CF, sí que comulgaron en cambio con los pequeños que antes del partido portaron las 44 banderas de los municipios de la provincia y que presenciaron el encuentro desde la grada de preferencia. El intercambio de cánticos encendió el estadio, que se divirtió mucho con el juego del equipo y el ambiente de las gradas, donde no llegó a calar del todo la realización de la clásica ola entre las cuatro gradas.

Medidas desproporcionadas

Se echó en falta ayer la mítica pancarta de Brigadas Amarillas en la que se deja ver la bandera andaluza y que lleva ‘presidiendo’ los partidos del Cádiz CF desde hace más de 30 años. Desde el colectivo se reprocha a los responsables de seguridad del estadio, junto a la Policía Nacional, una medida que consideran desproporcionada. En su cuenta de twitter, Brigadas Amarillas también se queja de que nadie le dio explicaciones por la prohibición de hacer entrar en la grada la ya mencionada pancarta, además de bombos y el megáfono que utilizan para animar desde fondo sur.