Barral lucha por un balón ante Mercado
Barral lucha por un balón ante Mercado

Cádiz CF

Sevilla FC 2-1 Cádiz CF: Adiós a la Copa con los honores de un grande

Los amarillos apeados tras un gran torneo y un partido en el que se quedan cerca de meterle el miedo en el cuerpo a un rival de 'Champions'

Por  22:20 h.
Sevilla
2
Cádiz
1
Sergio Rico; Corchia, Lenglet, Mercado, Carole; Geis, Nzonzi (Pizarro, 82'), Sarabia, Correa; Banega (Franco Vázquez, 71') y Ben Yedder (Muriel, 77')
1-0; Ben Yedder (30'): Remate del delantero a gol tras una buena parada de Yañez en el área pequeña. 2-0; Correa (53'): Córner de Sarabia y Correa remata de cabeza en el primer palo .
Rubén Yáñez; Correa (Álvaro García, 67'), Servando, Kecojevic, Brian; Sergio, Abdullah, Moha, Aitor (Eugeni, 60') ; Nico Hidalgo y David Barral (Carrillo, 60')
2-1; Álvaro García (85'): Pase de Abdullah que Álvaro resuelve por arriba ante la salida de Sergio Rico
De Burgos Bengoetxea (Vasco). Amonestó por el cuadro local a ; por los visitantes a Brian y Sergio.
Ramón Sánchez-Pizjuán. Unos 25.0000 espectadores en el Ramón Sánchez-Pizjuan con la presencia de unos 300 cadistas en las gradas.

Con la ilusión se pueden conseguir muchas cosas en la vida, también en el fútbol, pero a veces no es suficiente. Eso precisamente le sobraba a un Cádiz CF que tuvo la oportunidad de hacer algo inolvidable en Nervión, pero le faltó lo más importante; suerte. Porque si Barral hubiera marcado ese disparo al larguero quizás otro gallo hubiera cantado, o no.

El caso es que el Cádiz CF fue fiel a sí mismo y durante momentos, sobre todo de la primera parte, fue capaz de decir aquí estoy yo en casa de un equipo que juega en Europa. Adiós a la Copa del Rey por la puerta grande, porque no es nada fácil que un equipo de Segunda, cuyo objetivo es la permanencia, llegue a octavos de final. Y todo ello tras la histórica machada en el Villamarín, ya en los anales del cadismo.

Para intentar el milagro Álvaro Cervera ponía en liza lo previsto; un equipo de suplentes que contaba incluso con la presencia del canterano Sergio en el centro del campo. Sorpresa agradable a la par que premio para un futbolista que representa la gran temporada que está haciendo el filial amarillo en Tercera División.

El guión del partido arrancaba similar al choque de ida en Carranza, con un Sevilla dominador que intentaba sentenciar a las primeras de cambio. Casi lo conseguía con una clara ocasión que mandaba fuera Ben Yedder. Los de Montella no quería despistes en el comienzo ante un Cádiz CF que era fiel a su filosofía esperando atrás para sacar una contra.

Un fuera de juego de David Barral en un remate franco de cabeza era la primera aparición del Cádiz CF en el área de Sergio Rico. Con todo, los amarillos se iban animando. Poco después, tras una internada de Moha que terminaba con un mal centro, llegaba la gran ocasión amarilla en el inicio. Barral aprovechaba un despiste defensivo de la zaga local que culminaba con un lanzamiento seco al larguero. El lamento se escuchaba en la grada visitante y los pitos resonaban en Nervión.

El susto que los de Cervera metían en el cuerpo hacía que el partido cambiara de tónica y el dominio hispalense no fuera tan claro. La supuesta superioridad local se transformaba en llegadas gaditanas que llenaban de tensión una portería local aclamada de pitos. Barral recuperaba un balón en el centro del campo para servir a un Moha que tras una galopada no era capaz de definir ante la portería de Rico. Otra ocasión clara de un Cádiz CF que rondaba el gol .

Pero es lo que tiene jugar ante un equipo de Primera División, pocas ocasiones más pueden perdonar y así lo hizo saber Ben Yedder tras una gran intervención de Yáñez que el delantero terminaba por remachar a gol. Tanto inmerecido del cuadro hispalense ante un Cádiz CF que no bajaba los brazos. Banega tenía el segundo pero el meta cadista volvía a lucirse con una buena parada que mandaba a córner.

El partido se dormía por momentos con un Sevilla al que le valía la victoria por la mínima y un Cádiz que lo intentaba sin suerte. Banega a balón parado volvía a poner en aprietos a Rubén Yáñez, pero el meta respondía con una buena estirada. Una parada que precedía al tiempo de descanso tras una primera parte de tentativas amarillas ante un Sevilla timorato.

Debut de Eugeni y lesión de Correa 

La segunda parte arrancaba sin pena ni gloria hasta que a los siete minutos el Sevilla sentenciaba a balón parado. Lanzamiento de saque de esquina de Sarabia y Correa libre de marca ponía de cabeza el balón en el segundo palo.

El choque moría pero Cervera no renunciaba a meter algo más de incertidumbre, al menos al duelo. El recién fichado Eugeni debutaba con el Cádiz CF supliendo a Aitor, mientras que Carrillo volvía al verde tras su lesión entrando por un David Barral que el fue el gran protagonista de la primera parte con su disparo al larguero.

La mala noticia llegaba poco después con la lesión de Rober Correa, que se marchaba muy dolorido en su hombro izquierdo, que parecía dislocado, tras un choque con Geis. El utrerano Álvaro García entraba en su lugar, pasando Nico Hidalgo al lateral derecho.

Alvarito pone la recompensa

Rubén Yáñez seguía luciéndose ante alguna ocasión sevillista, mientras que con Alvarito en el campo los gaditanos tenían más mordiente en ataque, de hecho, el extremo tenía la oportunidad de abrir la lata cadista con un disparo que despejaba bien un seguro Sergio Rico.

Y cuando todo parecía muerto llegaba la recompensa amarilla. Alvarito aprovechaba un buen pase de Abdullah y ante la salida del meta local lo batía por arriba con mucha clase. El Cádiz CF encontraba un premio más que merecido en una eliminatoria sentenciada. El utrerano le ponía más mordiente con una internada en la que regateaba a Rico y mandaba la pelota al costado de la red.

Los amarillos decían adiós a la Copa pero con los honores de un grande y con la gloria de un conjunto que con los suplentes ha sido capaz de jugarle cara a cara a un rival enorme. Gloria cadista.