Eddy se ejercita ante la atenta mirada de Álvaro Cervera. (Foto: A. Vázquez)
Eddy se ejercita ante la atenta mirada de Álvaro Cervera. (Foto: A. Vázquez)

Cádiz CF

Sesión en La Manga y partido ante un Primera

El Cádiz CF se ha entrenado esta mañana y jugará esta tarde ante el Levante en San Pedro del Pinatar

Por  10:00 h.

Tras el duro viaje en autobus del día de ayer, los jugadores del Cádiz CF apenas si han tenido unas horas para descansar antes de afrontar el primer día de trabajo en La Manga del Mar Menor. Álvaro Cervera no ha querido perder tiempo y, pese a que esta tarde los amarillos tienen partido, han madrugado esta mañana para ‘disfrutar’ de una sesión de entrenamientos que se ha prolongado durante una hora y media.

Los jugadores contarán con varias horas para relajarse en las instalaciones del hotel Hyatt Regency, pudiendo elegir entre varias piscinas para disfrutar antes del primer choque de exigencia de la pretemporada. El Cádiz CF afronta esta tarde a partir de las siete en San Pedro del Pinatar al Levante, un rival al que conocen bien del año pasado, pero que este año competirá en Primera, tras el ascenso que consiguieron hace unos meses.

El Levante de Juan Ramón López Muñiz no llega en su mejor momento. Su mejor hombre del pasado curso, el goleador Roger, se ha lesionado gravemente y se perderá casi toda la temporada. Además, vienen de perder ante el Almería el último choque que disputaron, también en el Pinatar, el pasado sábado.

Álvaro Cervera podrá seguir realizando pruebas en su once. Ya con toda su plantilla a su disposición, incluído Sankaré, Eddy Silvestre no deberá volver a actuar de central ni Carpio de lateral izquierdo. Lo importante en estos partidos es que los jugadores nuevos del Cádiz CF vayan adquiriendo los conceptos tácticos del equipo y toda la plantilla se vaya uniendo tanto a nivel futbolístico como a nivel humano. Cervera tendrá una oportunidad de oro hoy ante el Levante de seguir probando el 4-4-2 como ya hiciera ante el Sanluqueño. En todo caso, las modificaciones tácticas del equipo amarillo son mínimas. El técnico guineano tiene muy claro lo que quiere, como ya demostró el año pasado.