Despotovic, en El Rosal.
Despotovic, en El Rosal.

Cádiz CF

¿Será Despotovic el nuevo Mirosavljevic del Cádiz CF?

El serbio no cuenta en los planes de Cervera aunque intentará convencer hasta el final

Por  20:28 h.

Su nombre está en la lista de posibles descartes de Cervera. Desde luego, el suyo es uno de los que más sobresale. Su etapa en el Cádiz CF, hasta el momento, está plagada de malos recuerdos en el plano personal. Sus actuaciones han sido malas, muy malas. Aunque algunos, no pocos, lo salvan con que fue objeto de la falta que envió a las mallas Carlos Calvo convirtiendo el Carranza en un bendito manicomio ante el Hércules.

Pero la realidad es que el nombre de Ranko Despotovic ha sido empleado más veces para el cachondeíto en la grada y en los bares que para honrar su labor en el campo. Y como suele pasar con este tipo de jugadores cuando llegan al Cádiz CF, el tipo cae bien. Sin abrir la boca, pero cae bien. Tan bien como cayó en su época otro delantero balcánico que tuvo el Cádiz CF, el croata Nenad Mirosavlevic, ‘Mortadelo’ para el personal. Y es que la afición del Cádiz CF es especial desde siempre. Ya lo decían el Peña y el Masa en sus Tres notas musicales, aquello de ‘Yo no sé si valdrán para el fútbol europeo. De momento aquí están sirviendo de cachondeo’ en referencia a Dertycia e Indio Vázquez.

Pues bien, con Despotovic ha habido tela de guasa, especialmente en los partidos de la temporada regular. No así en el ‘play off’, donde no estaba el cuerpo para bromas. Y es ahí, precisamente, cuando la figura de Despotovic comenzó a ganar respeto en la hinchada, que lo veía dejárselo todo en el campo pese a su nula capacidad realizadora. Las tuvo de todos los colores, pero pasó la temporada y no marcó.

Llegó en el mercado de invierno como último refuerzo. Llegaba de su país, sin equipo y entrenando por su cuenta. Lo cierto es que sus números, especialmente en el Alavés y en el Murcia, eran más que respetables y, por consiguiente, esperanzadores. Pero no tuvo suerte. Jugó bastantes minutos, pero nada. En Villanueva de la Serena, donde fue titular, cabeceó un centro que lo envió a una hormigonera, en Carranza tuvo la mala suerte de que varios disparos bien dirigidos fueron rechazador por los defensas de marras. Llegó el ‘play off’ y malogró una fantástica ocasión en Carranza ante el Hércules en un mano a mano con Chema que mandó a las manos del arquero. También falló dos claras en la vuelta, pero ya era el descuento y la gloria ya se tocaba en el cadismo. No importaba. Al revés, para la guasa, venía hasta mejor. Como vino de perlas el penalti que falló recientemente ante el Barbate. Ni al arcoiris… pero mira por donde el serbio apareció marcando en Los Barrios ante un rival de Primera. Centro de Abel y llegada con potencia de Despotovic para estrenarse como goleador con la camiseta del Cádiz CF. ¿Será una señal como la que envió a Espárrago una fría noche copera a comienzos de enero de 2006 Mirosavljevic? Quien sabe. De momento, Cervera le atribuyó virtudes aún andan escondidas. «El equipo siempre ha creído en él. Es un jugador que con entrenamientos al final iba a marcar goles. Es un goleador. Ha tenido una etapa mala pero es un buen chico y me alegro muchísimo de que haya marcado gol», resumía el técnico.

Pero ya se sabe que las palabras se las lleva el viento. Que marcase ante el Osasuna no significa absolutamente nada. Pero el caso es que hasta la llegada de un delantero que se sigue buscando, y hasta que Gorka Santamaría no comience a disponer de minutos, Despotovic está siendo el suplente de Güiza. Mucho tendrían que cambiar las cosas pero en el fútbol se han visto muchas cosas.

La situación actual que vive Despotovic podría compararse, salvando las distancias, a la que vivió Nenad Mirosavljevic aquel mercado invernal en el que el Cádiz CF, en Primera, buscaba desesperadamente un delantero para competir con Medina y Oli. Y sí, Nenad no contaba. Pero llegó un partido de ida de la Copa del Rey ante el Sevilla en el que Espárrago alineó un once con suplentes y el croata comenzó a darle la vuelta a la tortilla. Y ahí que estaba ‘Mortadelo’, por cierto, un mote que no le gustaba y por el que el Cádiz CF envió un comunicado a la prensa para pedir a la comunidad futbolística que dejasen de llamarle así por respeto al jugador.

Nenad Mirosavljevic y el Cacique Medina comenzaron la segunda vuelta de la 2005/06 siendo los delanteros titulares.

Nenad Mirosavljevic y el Cacique Medina comenzaron la segunda vuelta de la 2005/06 siendo los delanteros titulares.

Pues bien, el Cádiz CF se impuso 3-2 (en el Pizjuán empataría sin goles y pasaría a octavos de Copa ante el Espanyol) y Mirosavljevic marcó un gol de cabeza a centro de Estoyanoff con el que abría el marcador. Compartió delantera en aquel partido con el ‘Cacique’ Medina, que hizo el segundo. y por lo que se vio esa noche Espárrago dejó de pedir con insistencia la llegada de un ‘9’ conformándose con el croata, que vio puerta también, días después en Liga, desde los once metros, en la victoria en Carranza ante el Getafe (1-0). También jugó titular en el Bernabéu y comenzaría la segunda vuelta dentro del once tras ser descartado al comienzo del mercado de fichajes. Como Despotovic, Mirosavljevic también comenzó siendo víctima de algunas burlas de la grada, que lo vio debutar el año anterior en Segunda en un mal partido (televisado) ante el Eibar en Ipurúa y a la semana siguiente en Carranza ante el Lleida. Sin embargo, poco a poco, el croata se fue ganando el cariño de la afición, especialmente, tras un ‘hat trick’ ante el Valladolid en un partido matinal (6-1) en el que salió desde el banquillo.

Ahora le toca a otro balcánico darle la vuelta al calcetín. Ranko Despotovic lo tiene muy complicado pero quien sabe qué pensará Cervera sobre un delantero que ya sabe lo que es marcar muchos goles en Segunda, una categoría a la que puede volver.