José Mari regresa a la convocatoria.
José Mari regresa a la convocatoria.

Cádiz CF

El Séptimo de Caballería ya está en camino

El mes de octubre da la bienvenida a los regresos de Álvaro García, José Mari y Sankaré

Por  20:10 h.

‘Y aquí, pom, pom, pom, llega la Caballería’, y aunque no sea a ritmo de bombo y caja como la chirigota de Manolito Santander del 99, el caso es que en un breve periodo de tiempo al Cádiz CF de Cervera se le unirán como agua de mayo los pesos pesados del vestuario y del equipo. En su ausencia, bastante bien han salido las cosas pero todo indica que el equipo ha perdido fuelle y que no aguanta más sin el apoyo de lo más granado de su ejército. En Lorca, ante un recién ascendido que ocupaba puestos de descenso a Segunda B, quedó de manifiesto que a la infantería del Cádiz CF se le ha agotado la gasolina que le ha llevado temporalmente al liderato de Segunda y a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

La cosa no va mal de todo aunque todo se ha torcido un poco desde Oviedo. No obstante, todo debería ir a mejor con la incorporación del Séptimo de Caballería que representan especialmente tres capitanes de vanguardia, contención y retaguardia como son Sankaré, José Mari y Álvaro García, los tres, determinantes en un once que ha perdido identidad sin la presencia de ellos y al que, para colmo, se le ha sumado por desobediencia un cuarto al que también se la echado de menos en los últimos tres partidos en los que el Cádiz CF no ha sido capaz de ganar, el veterano David Barral, máximo artillero del conjunto gaditano.

Pero no se puede caer en el desánimo por el hecho de verse fuera en pocos días de los puestos de ‘play off’ de ascenso. La enfermería ha comenzado a dar altas y de ella han comenzado a salir guerreros listos para la causa. Sin ir más lejos, el pasado sábado en Lorca se estrenaban esta temporada Rubén Cruz y Alberto Perea, dos jugadores que pueden ocupar la demarcación de mediapunta, hasta el momento ocupada por parches como Salvi, Romera, Alvarito o Aitor.

La enfermería se vacía

Además, Rubén Cruz y Perea deben ser los primeros de muchos. Sin ir más lejos, este mismo sábado ante el Osasuna ya se espera el regreso de Álvaro García, que lleva sin jugar desde que hace cuatro jornadas, en el encuentro ante el Nàstic en Carranza, su excompañero Eddy Silvestre le golpease la rodilla en un lance del encuentro poco después de que se hubiese marcado un señor golazo con el que rompió a llorar después de una semana complicada a cuenta de su traspaso frustrado al Getafe.

Igualmente, el regreso de José Mari también está marcado para la fecha en la que debe volver Álvaro García, sin embargo los plazos de recuperación del roteño se han ido alargando conforme se acercaba la primera fecha en la que en teoría debía estar apto. Sus molestias en el tobillo han preocupado tanto en el club que incluso viajó junto a Sankaré y Alvarito a una prestigiosa clínica en Murcia para escuchar una segunda opinión que vino a confirmar la dada por los servicios médicos del club cadista.

Y también se acerca la vuelta de Sankaré. Al central africano se le practicó una limpieza de su rodilla debido a pequeñas molestias que sufría en la zona. Dentro de los planes del club se sabía que Sankaré no estaría apto para jugar hasta el presente mes de octubre, razón por la cual se reforzó a la plantilla con un central más de los cuatro que suelen ser los habituales y por si el plazo de recuperación se alargara en el tiempo.

Poco a poco, Cervera irá reforzando su equipo con hombres determinantes.