Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol ante su afición.
Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol ante su afición.

Cádiz CF

¿Se puede mejorar lo inmejorable?

La columna vertebral del Cádiz CF ha firmado un año de ensueño, pero no perfecto

Por  11:02 h.

Pese al gran año firmado por el Cádiz CF y por la mayoría de los titulares del equipo dirigido por Álvaro Cervera, siempre hay cosas que se pueden mejorar de cara a la siguiente temporada. Se ha escrito mucho de las virtudes de la columna vertebral del conjunto amarillo, y con razón, pero existen algunos detalles técnicos y tácticos que algunos de los principales jugadores podrían mejorar de cara al segundo año en Segunda División.

La portería

Alberto Cifuentes es el dueño y señor, de momento, de la portería amarilla. El veterano guardameta manchego ha completado una campaña más que notable y, aunque ha tenido algunos errores que han costado algún punto, se ha ganado la confianza de cuerpo técnico y afición a golpe de intervenciones decisivas. Entre las cosas a mejorar, podría mostrar más seguridad en algunos balones aéreos y sacar más rápido con la mano en algunas contras para aprovechar la velocidad de los extremos.

La defensa

Siguiendo un orden lógico, se llega al lateral derecho, a Javier Carpio. A juicio de muchos, el mejor defensor del Cádiz CF la pasada campaña. El salmantino, que empezó con algunas dudas, ha sido indiscutible para Cervera durante todo el año y los extremos rivales han sufrido sus marcas partido tras partido. Eso sí, se ha echado de menos algún centro más, algún desdoble más a Salvi. La banda derecha ha generado menos peligro que la izquierda durante todo el año y Carpio tiene su cuota de responsabilidad.

De lateral a lateral, con Brian Oliván ocurre lo contrario: mejor en ataque que en defensa. Una vez que el Cádiz CF ha pagado medio millón de euros por él, debería enfocar su trabajo de pretemporada en mejorar sus cualidades defensivas. Este año se ha visto de lo que es capaz en ataque y la próxima campaña debe ser la de su consolidación como un gran lateral de garantías tanto en ataque como en defensa.

Los centrales han sido muy importantes en en el éxito de la temporada, pero se han mostrado inseguros en algunos encuentros. Aridane debería mostrar mayor contundencia a la hora de luchar por balones divididos cerca del área. Sus tremendas condiciones físicas a veces le juegan malas pasadas.

Sankaré tendría que intentar meterse en la cabeza que no es Piqué y que a veces un pelotazo es la mejor solución para evitar una jugada de peligro. Como lo más probable es que siga perdiendo los duelos con arietes rápidos, debería jugar más cerca de los mediocentros para que no se le haga el campo demasiado largo. Ya se vio lo que sufrió el equipo atrás en Tenerife por la amplia distancia entre los medios y los centrales.

La media

José Mari es el ancla del Cádiz CF en la medular, el hombre que hace que funcionen el juego ofensivo y defensivo del equipo amarillo. Pocas cosas a mejorar, quizás que intente disparar más desde media distancia. Manolo Jiménez, su primer entrenador en el Zaragoza, comentaba que tenía un gran disparo. Sería interesante comprobarlo.

El que también ha completado una gran campaña ha sido Garrido. El de Bilbao es todo pundonor y un jugador muy inteligente, consciente de sus limitaciones y de lo que puede y no puede hacer. Eso sí, quizás se ha soltado poco en ataque. Tiene cualidades del clásico ‘box to box’ inglés, del típico jugador que defiende bien y llega con peligro al área rival. Algún gol más suyo le vendría muy bien al equipo.

Abdullah es un jugador diferente, talentoso, con cualidades para jugar en Primera, pero que debe centrarse para ser titular indiscutible en Segunda. Le falta un poco de regularidad para ser el amo y señor del balón cuando el Cádiz CF tiene la posesión. Debe dar un salto adelante este verano, una vez adaptado al equipo y a la ciudad, y erigirse en el líder del conjunto amarillo.

Las bandas

El Cádiz CFha basado su juego ofensivo en sus bandas hasta la llegada de Aketxe, que aportó el factor del balón parado. Esta nueva temporada, esas bandas deberían seguir generando buena parte de las llegadas peligrosas del equipo amarillo.
Salvi, sin haber completado una temporada perfecta, ha llevado mucho peligro por la derecha y ha sido el segundo máximo goleador del equipo. Sin embargo, ha fallado muchos goles cantados y ha sufrido para marcharse en estático de muchos laterales contrarios. Le falta continuidad.

Por último, Álvaro García, uno de los jugadores más desequilibrantes de la categoría. El extremo utrerano ha completado una campaña casi perfecta, desequilibrando en ataque y ayudando en defensa. Un solo pero. Tiene una asignatura pendiente con el gol. Si la supera, no se fijarán en él equipos de la zona baja de Primera, sino conjuntos con aspiraciones europeas.

En todo caso, y pese a todas estas posibles mejoras de los jugadores clave del Cádiz CF, lo que está claro es que durante la temporada que acaba de concluir han mostrado un nivel altísimo y han estado muy cerca del ascenso a Primera cuando el objetivo era evitar el descenso. Si mantienen el nivel mostrado, el cadismo puede estar tranquilo.