Mario y Andrés, hermanos y rivales en el Cartagena - Cádiz
Mario y Andrés, hermanos y rivales en el Cartagena - Cádiz

Cádiz CF

Sánchez al cuadrado en Cartagonova

Mario y Andrés, hermanos y laterales de Cartagena y Cádiz que por primera vez se encontrarán en un duelo en el que "la familia queda fuera del campo"

Por  14:07 h.

Un duelo entre Cartagena y Cádiz nunca pasa desapercibido. Un choque entre equipos históricos en una categoría que no les pertenece no es moco de pavo para una Segunda B que es un hastío para ambas entidades. Un partido especial, más aún para la familia de los Sánchez Franco. Apellidos que, sin duda, no destacan, pero si se les añade delante de los mismos el nombre de Andrés, se deduce de que se trata del lateral zurdo del Cádiz.

Apellidos a los que en Cartagena se le puede añadir el nombre de Mario, lateral derecho del conjunto departamental. Ambos, Andrés y Mario, hermanos. Ambos, Mario y Andrés, jugadores de Cartagena y Cádiz, y rivales en Cartagonova.

De Andrés Sánchez poco más se puede decir que no se haya dicho ya. El murciano llegó hace unas cuantas temporadas al Cádiz procedente del Melilla. Desde entonces, se ha convertido en un fijo en los once titulares, siempre y cuando las lesiones se lo han permitido. Nadie duda de que es uno de los mejores zurdos de Segunda B.

Su hermano, Mario, es más desconocido por tierras gaditanas. A sus 22 años, el benjamín de los Sánchez está intentando ganarse un puesto en el Cartagena. A diferencia de su hermano, Mario es diestro pero también juega en el lateral. Tiene un duro competidor en la banda derecha de Cartagonova como es el excadista Ceballos, aún así, Mario ha disputado cinco encuentros hasta ahora jugando los dos últimos de forma completa.

Duelo de hermanos que ambos esperan se resuelva del lado que cada uno defiende, lógicamente. El cadista Andrés reconoce que “nunca he jugado contra mi hermano y no he tenido la oportunidad de verlo jugar. Aún así sería muy bonito jugar contra él”, destaca el murciano.

El cadista es consciente que habrá momentos del partido en el que tengan que defenderse el uno al otro. “Por nuestra posición sería un duelo y es mi hermano pequeño, pero no hay ni amigos ni hermanos en el terreno de juego. Si le doy una patada ya miraré luego que no le haya hecho daño y nos daremos un abrazo y quedaremos tan hermanos como siempre”.

Sobre quién es mejor de los Sánchez, Andrés apunta entre risas que “dicen que es mejor que yo, es bastante rápido, pesado y con balón se maneja muy bien”. Eso sí, hermanos, que no primos, de ahí que Andrés recuerde que “yo quiero ganar y defiendo lo mio”.

“Si le doy una patada, me da una colleja”

El menor de los Sánchez es menos contemplativo que el mayor. “A muerte, aunque sea mi hermano. Durante los noventa minutos no habrá ni hermano, ni familia. Nos jugamos mucho los dos equipos. Si hay que ir al choque se irá”, dice sin miramientos Mario.

El diestro del Efesé, sonríe cuando vuelve a ser cuestionado por el duelo familiar. “Creo que es la familia la que más ganas tiene de que llegue ese momento, más que nosotros. Quieren que nos vaya bien a los dos, que no nos lesionemos si es que jugamos y seguramente firmen el empate para que todos salgamos contentos y no tomar partido por ninguno”.

Eso sí, no sabe bien que puede pasar si le tiene que dar una patada a su hermano.”Si le doy una patada lo mismo me pega un colleja y me dice qué a dónde voy”, explica el albinegro mientras sigue riendo y confiesa que no sería la primera patada que se dan en su historia. “Somos hermanos y nos hemos peleado muchas veces. Eso sí, a mi hermano solo lo toco yo, que nadie me lo toque”, explica el cartagenerista.

Reconoce que Andrés ha sido su espejo en el fútbol y también en la vida. “Siempre que he podido verle jugar intento aprender de su forma de defender e intento imitarle y aprender de su experiencia. Es mi espejo como futbolista”. Preguntado si es mejor que su hermano es contundente. “A ver si salimos los dos y lo podéis decidir después del partido”.

Mario es el que juega en casa y dice que del pueblo, Aljucer, tierra natal de ambos hermanos, le han pedido muchas entradas. “A todos los que les he dado yo la entrada les he dicho que nada de animar al Cádiz, que todos tienen que ir con el Cartagena”, concluye.

.