El Cádiz CF conduce el balón en un partido.
El Cádiz CF conduce el balón en un partido.

Cádiz CF

Salvi vuelve a tiempo

El sanluqueño retoma los entrenamientos con el grupo después de dos semanas en el dique seco

Por  13:48 h.

El Cádiz CF se ha atascado en ataque. Y es hasta cierto punto normal porque desde hace dos semanas y media lleva atacando sin su mejor conductor. Porque sin duda alguna el mejor regateador de este equipo lleva dos jornadas en el dique seco y eso se deja notar en un equipo que depende buena parte de él.

Salvi se lesionó el Lunes Santos en el encuentro ante la SD Huesca disputado en Carranza y desde entonces el Cádiz CF no ha ganado un partido. Empató ante el propio conjunto oscense y después firmó tablas ante el Rayo en Vallecas y el pasado viernes ante el Almería en Carranza.

Los dos últimos empates han dejado algunas evidencias. La primera y más notoria es que este Cádiz CF necesita como el respirar a Salvi, un jugador capaz de desarbolar defensas tan cerradas como la que plantó Lucas Alcaraz en Carranza.

Más allá de la velocidad de Álvaro García, el arma más poderosa en manos de Cervera para poder inquietar a defensas que se encierran sin más ante el Cádiz CF no es otra que la calidad de Salvi, un jugador con mayor velocidad constante que la del utrerano y con mayores recursos para driblar a sus oponentes. Si en Vallecas no se le echó tanto de menos fue porque el conjunto madrileño jugó al ataque y buscó la portería contraria con ahínco, a diferencia de un Almería que se atrincheró sin complejos en su propia área. Es es momentos como el del pasado viernes cuando se extraña la presencia de un jugador desequilibrante como Salvi.

La cuenta atrás para el regreso del sanluqueño a los terrenos de juego ya se ha activado. Este martes, con ocasión del primer entrenamiento semanal para preparar el encuentro de este sábado en Reus, ya se ha podido ver a Salvi entrenar con el resto de sus compañeros en ejercicios con balón después de estar dos semanas consecutivas trabajando bajo las órdenes del readaptador José Luis Costa.

Aunque el extremo diestro hubiera dejado buenas sensaciones en los entrenamientos físicos de la pasada semana, desde el cuerpo técnico no se ha querido arriesgar lo más mínimo con un jugador que tan pronto se va de un rival como se rompe en su mejor momento. Lo que parece claro es que la sobrecarga que sufrió ante el Huesca en Semana Santa ha pasado a mejor vida y es más que probable que reaparezca este sábado ante el Reus.