Rubén Cruz y Migue González, en un entrenamiento.
Rubén Cruz y Migue González, en un entrenamiento.

Cádiz CF

Rubén Cruz, de olvidado a reservado

El sevillano llegó apercibido de sanción a Pucela y se quedó sin jugar con vistas al 'play off' de ascenso

Por  13:03 h.

El once de suplentes proclamado a los cuatro vientos días atrás tuvo una pequeña sorpresa ayer en Valladolid. Bueno, en realidad, no tanto aunque sí que contrasta con lo vivido en las últimas jorndas. La suplencia de Rubén Cruz fue bastante comentada entre los cadistas debido a que era un jugador, hasta hace poco, que parecía defenestrado desde que irrumpió en el once Ager Aketxe. Sin embargo, las cosas cambiaron hace justo una semana que volvía a emerger en los planes de Cervera. Atascado el Cádiz CF ante el Elche, el entrenador cadista sacó al sevillano tras el descanso como delantero centro para suplir a un desacertado Ortuño. Y acertó de pleno.

Puede decirse, así, que la suplencia de ayer en Pucela fue hasta del agrado del propio jugador, que ha visto como en apenas siete días le ha dado la vuelta al calcetín de manera radical ya que ha pasado de estar olvidado a estar ‘reservado’.

Sin duda, el motivo fundamental para que Cervera reservase a Rubén fueron las cuatro tarjetas amarillas que tiene el futbolista sevillano, que si llega a ver una ayer hubiera llegado sancionado a la fase de ascenso a Primera. Hubiera sido todo un despropósito.

Cervera ha demostrado confiar en todos sus jugadores actuales, incluyendo a Jesús Imaz, que ayer fue titular precisamente cubriendo el puesto de la mediapunta. El jugador catalán ha perdido la carrera con Aitor, un jugador de parecidas características y que en estos momento forma parte de la primeras soluciones que el entrenador toma para cambiar el guion de un partido siempre y cuando quiera hacerlo con un jugador de perfil interior y más distinto a los extremos.

Lo que queda claro es que, a última hora, el Cádiz CF ha recuperado a un hombre que pese a no estrenarse como goleador este año, sí que fue parte importante en los éxitos de un equipo que cosechó sus mejores resultados con él formando parte del once. Rubén Cruz no solo ha renacido. Su asistencia de gol a Salvi para rematar al Elche es una prueba evidente de que no ha perdido la chispa. Por eso ha pasado de olvidado a reservado. Las cosas del fútbol… Las cosas de Cervera… Benditas cosas.