Aulestia y Esteban, duelo de porteros en el 'play off'.
Aulestia y Esteban, duelo de porteros en el 'play off'.

Cádiz CF

Real Oviedo y Cádiz CF; Esteban y Aulestia, el duelo bajo palos

Los guardianes de dos instituciones que se juegan la vida en el próximo 'play off'

Por  12:15 h.

Aulestia y Esteban, dos porteros que se medirán en un ‘play off’ de ascenso a Segunda A que guarda todos los ingredientes para acaparar la atención de todo el fútbol nacional. Ambos volvieron a sus respectivos clubes en el verano de 2014 a una casa que ya conocían. En el caso de Esteban, su vuelta fue doce años después; en el caso del vasco, tan sólo uno. Llegaron para ser titulares y no han defraudado. El meta vasco del Cádiz ha disputado 36 partidos y ha encajado20 goles. Por su parte, el arquero asturiano ha jugado los 38 partidos de Liga y ha recibido 33 goles. Unas cifras que dicen mucho de la defensa cadista.

El héroe azulino que interpretará el papel de villano

Tocó el ascenso con la yema de sus dedos ante el Lugo y se acercó al infierno en Sanlúcar; este año debe ser el suyo. Fue uno de los primeros fichajes que realizó Quique Pina cuando se encargó de la gestión deportiva del Cádiz. Y su anuncio causó una auténtica conmoción en el Oviedo, su club de procedencia. Tanta fue la indignación de la afición del club carbayón que incluso se llegó a frenar la confirmación del fichaje por parte del club oviedista dado el tremendo enfado que había en su afición. Finalmente, Oinatz Aulestia (Ondarroa, 23 de marzo de 1981)–que cumplía contrato con el Oviedo– se despedía del que había sido su club los últimos cuatro años (2007-2011) y ponía rumbo a Cádiz dejando la huella de un ídolo al que aún se le echa de menos en el Tartiere.

La relación de amor entre el portero no tardó mucho en florecer. En su segunda campaña consiguió el ascenso a Segunda B –sus paradas fueron claves en los penaltis frente al Mallorcay desde el balcón del ayuntamiento oventense dedicó unos versos ofensivos contra Gijón, la enemiga. Desde entonces, el ‘ari, ari, ari, Aulestia lendakari’ resonaba en el fondo del Tartiere cada vez que el hoy portero del Cádiz destacaba en una acción. Tanto era el amor de Aulestia por el Oviedo que no dudó en hacerse socio de un club del que todavía se honra de ser fiel seguidor. Sin ir más lejos, hace unos días ya dijo que no le gustaría que le tocase el Oviedo como rival en este ‘play off’.

Estuvo dos años en Segunda B como arquero carbayón hasta que en el verano de 2011 y en pleno desgobierno institucional del Oviedo firmó por el Cádiz, un club en el que pronto comenzó a ganarse el cariño de la afición en una temporada que acabó con sus lágrimas sobre el césped de Carranza tras la traumática tande de penaltis ante el Lugo.

El año siguiente fracasó, decepcionó y no se salvó del desastre en un curso que acabó con la salvación de la categoría en El Palmar de Sanlúcar. Aulestia se marchó al Hércules y tras no brillar ese año en Alicante regresó a Cádiz para terminar de hacer lo que comenzó en su primer año como amarillo. Seguro bajo palos, sin estridencias y con la mente clara en el ascenso.

Un guerrero carbayón ante la batalla de su vida

La veteranía descansa bajos los palos de un equipo que tiene en su capitán la bandera del proyecto. El guardameta del Real Oviedo Esteban (Avilés, 27 de junio de 1975) es el santo y seña del conjunto carbayón. El portero decidía dar este año el salto de Primera División (Almería) a Segunda B para llevar al equipo de sus amores a la Liga de Fútbol Profesional. Además de ser un excelente arquero, es todo un ídolo entre la parroquia azulina por su carisma, su entrega y su reconocido oviedismo. Y en la eliminatoria ante el Cádiz su experiencia será clave para pasar la eliminatoria.

Una eliminatoria que para Esteban, veterano de mil batallas, es «la más importante de mi vida». Así lo aseguraba en la madrugada del lunes en la Cadena Ser. Esteban comentó que «será un partido para disfrutarlo y queremos ascender». Sabe que por números parten con el cartel de favoritos, si bien le transmite la presión al equipo amarillo. «Por nombre el Cádiz era el más difícil, pero tenemos mucha ilusión por jugar este ‘play off’. Nos hemos ganado el derecho a jugarlo como líderes».
El nombre del Cádiz cayó como una losa en la ciudad asturiana. Pero «la afición se tiene que recuperar de este sorteo. El equipo está a 180 minutos de regresar a Segunda División, y no se puede dejar escapar la oportunidad».

Poco o nada hará que a Esteban le tiemblen las piernas en esta eliminatoria. Tras salir del Avilés Industrial, el arquero asturiano ha vestido los colores del Oviedo, Atlético de Madrid, Sevilla, Celta, Almería y de vueltas a su club de toda la vida, donde piensa colgar las botas.
Tablas le sobran al cancerbero de un equipo con 29 años de media, toda una garantía para afrontar un ‘play off’ de ascenso ante un Cádiz que también presentará un escenario de Primera División en el partido de vuelta en el Ramón de Carranza.

En su trayectoria consta que fue convocado hasta en cinco ocasiones con la selección absoluta, pero José Antonio Camacho no llegó a hacerlo debutar. En definitiva, un guerrero que pese a todas las batallas que ha librado se enfrenta, a su edad, «a la más importante de su vida».