Quique Pina y Juan Carlos Cordero charlan con el cuerpo técnico en una imagen de archivo.
Quique Pina y Juan Carlos Cordero charlan con el cuerpo técnico en una imagen de archivo.

Cádiz CF

Quique Pina inyecta moral al vestuario

El murciano ha estado esta mañana en El Rosal para dar ánimo a un equipo con dudas dentro y fuera del campo

Por  13:52 h.

Quique Pina tiene cantidad de cosas en la cabeza, pero una de ellas, y puede que la más importante pese a lo que se pueda pensar después del tinglado penal en el que está metido, es el Cádiz CF, club del que es dueño y socio.

El equipo está pasando por un momento delicado en los resultados y necesita de todo el calor del cadismo. Pina lo sabe y por eso mismo no ha dudado hoy en viajar a Cádiz para dar ánimos y moral a los jugadores y al cuerpo técnico en estos momentos cruciales de la temporada.

El murciano ha estado esta mañana presente en el último entrenamiento de la semana en El Rosal previo al choque de mañana y una vez acabado el mismo ha estado con la plantilla para transmitir calman en un momento muy tumultuoso y tras los últimos acontecimientos.

Uno por uno ha ido dando ánimo a todos sus futbolistas, a los que les ha transmitido en todo momento una tranquilidad que ha intentado trasladar al vestuario. Pina ha hablado largo y tendido con el entrenador Álvaro Cervera y con sus ayudantes para desearle lo mejor en el partido de mañana, que como hace dos semanas ante el Lorca, lo verá en el palco de autoridades del Ramón de Carranza.

Los jugadores han agradecido profundamente el gesto de su dirigente y le han prometido una victoria este sábado para dedicársela.

En el plano personal Quique Pina se encuentra, dentro de lo que cabe, tranquilo puesto que está convencido que los asuntos jurídicos se irán aclarando poco a poco.

Pina no ha sido el único que ha estado esta semana abrigando al equipo. El pasado miércoles el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, hizo lo mismo en compañía de dos hombres de Pina como son Juan Carlos Cordero y el gerente David Navarro.

De momento, y debido a los últimos sucesos, la guerra Vizcaíno-Pina ha entrado en un periodo de tregua que no será indefinida en absoluto.