Dani Güiza se lamenta sobre el césped durante el partido copero ante el Levante, donde marcó un gol.
Dani Güiza se lamenta sobre el césped durante el partido copero ante el Levante, donde marcó un gol.

Cádiz CF

¿Qué pasa con Güiza?

La relación entre el delantero y Cervera no ha cambiado un ápice pese al ostracismo del jerezano

Por  15:17 h.

Nada. Con Güiza no pasa nada. Absolutamente nada. Bueno, sí. Que no entra en los planes actuales de Álvaro Cervera. Hasta ahí, que no es poco. Más allá de eso, el que venga buscando ‘basurilla’, puede dejar de seguir leyendo. Se siente. Ojo, que buscarla es hasta cierto punto normal dada las circunstancias. Porque la pregunta es de lo más normal hacérsela. De hecho, el que esto escribe iba buscando algo más que argumentos deportivos, pero su gozo acabó en un pozo y se finiquitó con la publicación de esta no noticia. Pero, se repite, la pregunta estaba en el mundillo y había que hacerla porque no es normal que ante la sequía goleadora de Alfredo Ortuño, su suplente no aparezca siquiera ni en las convocatorias del preparado amarillo.

Pero Güiza sigue siendo el mismo que era cuando marcó el gol que sentenciaba el ascenso en el Rico Pérez. Ni una palabra más alta que otra ni nada por el estilo. El delantero jerezano sigue aportando buen ambiente en el vestuario y solo le da por sacar los pies del tiesto cuando se ve en la soledad de un fin de semana en casa mientras sus compañeros se preparan para el siguiente partido al que él no ha ido convocado.

Hoy se ha conocido la convocatoria para el partido en Montilivi y con esta ya son tres las semanas consecutivas en las que Güiza no entra en una lista de Cervera. Siete jornadas lleva sin pisar la hierba el jerezano. Motivo de este ostracismo fue que la semana pasada, Güiza utilizara su cuenta en Instagram para mandar un mensaje que dejaba a las claras su disgusto por el momento que atraviesa.

Ha pasado una semana y la situación ni ha empeorado ni ha mejorado, simplemente sigue igual. Güiza sigue entrenando como siempre. Desde dentro del vestuario se asegura que el comportamiento de Güiza sigue siendo ejemplar y que su ‘pataleta’ en la red social apenas ha cambiado la relación con su entrenador, que sigue siendo como la del primer día, correcta, cordial y, ante todo, profesional. Otra cosa es que esté llevando su falta de protagonismo de una manera peor a lo que lo pueden llevar otros compañeros en la misma situación. De momento, Güiza sigue siendo Güiza.