Carlos Medina, con su hija Elena.
Carlos Medina, con su hija Elena.

Cádiz CF

¿Qué puede haber detrás de la ayuda de los Medina a Sinergy?

Tanto italianos como gaditanos buscan desbancar a Vizcaíno de la presidencia del Cádiz CF

Por  11:26 h.

Todo es muy raro. Casi que de película de Buñuel. Muy surrealista. Pero es el Cádiz CF y por desgracia no será la última vez que ocurra. De hecho, hasta en las mejores familias pasan. ¿Quién no se acuerda del pucherazo de Ramón Calderón para seguir siendo presidente del Real Madrid en una junta general de accionistas celebrada en el Palacio de Congresos de Madrid? Pues entonces, tampoco es que pase mucho más del otro jueves.

Pero hoy es hoy y la noticia está, por desgracia, en la sala de prensa de Carranza y no en las instalaciones deportivas del Rosal, donde el equipo prepara el vital encuentro por e ‘play off’ de mañana ante el Córdoba. Y lo que está pasando en Carranza es, cuanto menos, curioso.

Allí que se ha presentado Enrique Zarza, abogado del grupo Sinergy que tan malos recuerdos trae a la afición amarilla. El letrado granadino se ha presentado con la intención de impugnar la junta pero en un primer momento no ha podido ni entrar dado que el poder que traía ha sido echado para atrás por el también abogado Martín José García Marichal, que como suele ser habitual en las juntas de accionistas se encarga de regir por el buen funcionamiento de las mismas desde los tiempos de Antonio Muñoz Vera. El motivo de no validar el poder de Zarza es que no traía consigo la firma legal.

Ante esto, la familia Medina ha intercedido para que Zarza pudiera entrar en la junta y lo ha hecho delegando las acciones de Elena Medina en el abogado de Sinergy, que finalmente ha podido entrar en la junta de accionistas.

Eso no ha quitado para que el abogado de Sinergy, que ha estado acompañado por un letrado de su despacho, se haya quejado de la, según ellos, ilegalidad que el Cádiz CF ha cometido nuevamente con ellos. “No es normal que nos hayan impedido el paso con el poder de Nannini que teníamos; para colmo, lo que es ilegal es lo que hicieron en la última ampliación de capital por compensación de crédito, eso sí que es ilegal”, comentaron a CANAL AMARILLO los letrados del grupo italiano que ha vuelto a la actualidad cadista.

¿Cuál es el plan?

No es nueva la animadversión que Carlos Medina y Manuel Vizcaíno mantienen entre ambos. De ahí que, y para sorpresa e indignación de muchos, el ex apoderado de Locos por el Balón le haya dado esta mañana su ayuda a Sinergy, grupo al que, para más surrealismo, desbancó del Cádiz CF hace tres años presentándose de imprevisto en la subasta que, más adelante, impugnó mediante los tribunales Zarza.

El caso es que detrás del movimiento de Carlos y Elena Medina no hay otras pretensiones que echar del Cádiz CF a toda costa a Manuel Vizcaíno, que incluso en la junta de accionistas ha llegado a preguntar a Carlos Medina por su nombre.

Como es sabido, Sinergy no quiere hacerse cargo del Cádiz CF pero sí que busca una indemnización para recuperar algo del dinero que, dicen, invirtieron en un club del que la justicia le desposeyó hace ya tres años.

Desde la familia Medina se explica este movimiento en que ellos siguen buscando lo mejor para el Cádiz CF. Conocida es la buena relación que el editor de Línea 6 mantiene con Quique Pina, consejero delegado del Cádiz CF y que desde hace varios meses no suele tener una buena sintonía con el presidente Vizcaíno. Es público y notorio que Pina quiere hacerse con el club y quien sabe si el siguiente paso no sea llegar a un acuerdo con Sinergy una vez que los italianos consigan la salida del hoy presidente cadista. No obstante, desde todos las partes, se niega que el murciano esté detrás de un movimiento descabezado y poco comprendido por el cadismo como el que ha dado esta mañana Carlos Medina y su hija.