Álvaro Garcia y Güiza no jugarán esta jornada.
Álvaro Garcia y Güiza no jugarán esta jornada.

Cádiz CF

(PREVIA) Rayo-Cádiz CF: La prueba del algodón ante un Rayo

Cervera seguirá apostando por su estilo en un campo y ante un rival propiicio para ello

Por  8:00 h.
Rayo Vallecano
0
Cádiz
0
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Aridane, Sankaré, Brian, Mantecón, José Mari, Abel, Rubén Cruz, Salvi y Ortuño.
Rayo Vallecano: Toño, Quini, Amaya, Zé Castro, Nacho, Trashorras, Zuculini, Lass, Álex Moreno, Ebert y Manucho.
Árbitro: Cordero Vega, del colegio cántabro. Con él nunca ha ganado el equipo visitante en los tres partidos que ha pitado este curso.
Incidencias:Octava jornada de Liga
Estadio Municipal de Vallecas. Antes del encuentro hubo una serie de fiestas de hermanamiento entre ambas aficiones.

Llega Vallecas. Jornada marcada en rojo en el calendario amarillo. Desplazamiento al gusto del cadista, que pisa el barrio obrero madrileño como el que visita a un pariente que tiene cerquita de la capital. Lo hace con la alegría del visitante, pero también con la responsabilidad de dejar alto el pabellón. Porque al margen de lo que se vivirá fuera del césped, el equipo no anda muy fino en estos momentos. Es cierto que se llega con una clasificación muy digna, dignísima, pero tan cierto es eso como que las últimas sensaciones generadas por el once de Cervera no han sido muy buenas. Pero hoy, en Vallecas, en un duelo con sabor a fútbol, ha llegado la oportunidad perfecta para que Cervera y sus chicos demuestren que el plan A está más vivo que nunca, que nadie lo quiera enterrar.

Eso vino a decir el entrenador del Cádiz CF en la previa al encuentro y eso volverá a poner en práctica esta noche. No hay peor cosa que dudar en pleno vuelo y por eso Cervera no piensa hacerlo. Así es él, no cambiará. Así lo compraron y ahí está su librito de instrucciones para todo aquel que no sepa entenderlo.

El ascenso se consiguió con el plan A, el único que había. No lo dice la prensa, ya lo decía él cuando se le preguntó poco antes de visitar A Malata. “¿Que qué haremos si nos marcan? No lo sabemos, no pensamos en eso. Cuando nos pase, ya sabremos qué hacer”, respondió. Y no pasó. No pasó. Dios sabe que no pasó porque esa misma respuesta fue la que dio antes de visitar también El Sardinero y el Rico Pérez. Cervera se inventó un guion que firmó en la Nueva Victoria de Jaén. Y vaya que si lo clavó. Ni Spielberg.

Y en esas estamos. Con muchísimo más margen de acción, con muchísima más alegría, con muchísima más tranquilidad pero no hemos salido de esas. Cervera sigue perfeccionando su plan A y apenas trabaja otras alternativas. Y claro que no las trabaja por pereze o desgana, qué va. No las trabaja sencillamente porque cree no tener, ahora mismo, las herramientas necesarias para construir otra cosa que no sea el fúbol que se ajusta a su plantilla. Él así, él ya era así cuando lo compraron. El tema es que quien lo compró fue Vizcaíno y que ahora el panorama ha cambiado porque hay un señor que se llama Pina y se apellida Cordero que son quienes mandan ahora.

Habrá que esperar nuevos acontecimientos, sobre todo, si se cae en la misma piedra una tras otra. Cervera lo sabe. Ya fue héroe y villano en Tenerife.

La prensa es muy pesada. Con eso ya se cuenta. Basta que se pierdan dos partidos y que el Cádiz CF no sea capaz de empatar ninguno de ellos para que los medios afronten una semana tras otra con la misma cantinela. Da igual que en Reus se pudo empatar… Da igual, esto está montado así.

Pero hoy, sobre el césped de Vallecas, se prueba el único plan que funciona. El A, el de Cervera, el del ascenso, el de la piedra filosofal cerveriana. Hoy se pone a juego el empecinamiento del entrenador. Empecinamiento con resultados, ojo, que ahí están esos benditos ‘play off’ para el que se pierda. Y hoy se pone a juego porque el partido, la verdad, la pone botando. El partido y sus circunstancias. Buen campo, con aires de Primera, buen césped, contra un buen rival que ofrece las características con las que Cervera se frota las manos. Porque el Rayo de Sandoval es de esos equipos que quieren el balón y no lo regalan, con acierto, como hizo el Oviedo de Hierro, tan listo en el banquillo como lo era en el campo.

Cervera habló esta semana para confirmar que no se baja del burro, que no se quiere bajar, que no se puede bajar. no se puede bajar porque cree que no debe. No por cabezonería, no por empeño, sino por sentido común. Además, lo hizo con talante, con empatía, con cordura, con mano izquierda. No lo hizo como tantos otros colegas de profesión dando un mamporro en la mesa para mostrar su enfado por las primeras críticas abiertas y directas que ha recibido estos días por culpa de sus errores ante el Oviedo. Asumió el debate, lo calificó de “bonito” incluso, pero una vez escuchado dio su versión. Y su versión no es otra que la del plan A: Orden, orden, orden, bloque, bloque, bloque, recuperaciones, sacrificio y salir a la contra aprovechando la velocidad de sus alas.

Velocidad que hoy perderá por la baja de última hora de Álvaro García. Es verdad que lo puede sustituir por Nico o Aitor, pero no es lo mismo. Todos saben que no es lo mismo.

Como no será el mismo once que sacó ante el Oviedo. La atención se centra en el centro del campo, donde Cervera pierde a Garrido, el hombre que encarna el estilo cerveriano. Las dudas se disparan cuando se piensa en su sustituto. Más después de que Competición dejase sin efecto la sanción a Eddy Silvestre, que si bien nadie lo ve como titular podría contar con sus opciones por aquello de la altura. No obstante, y al ser un rival que quiere el balón y huye del fútbol directo no se puede descartar para nada la vuelta de Mantecón, que le daría ese orden que el equipo ha perdido en los últimos compromisos. Su pareja de baile en el doble pivote bien podría ser José Mari, que debutaría, o bien Abdullah, al que se le echó en falta en la creación el pasado domingo.

Pero no solo las dudas están en la medular, también se encuentran en más demarcaciones. Como la de la pareja de centrales, donde Aridane se queda aunque podría compartir el eje de la zaga con Sankaré.

Otra novedad que habrá en el once será en la banda izquierda del lesionado Álvaro García. Aquí podría aparecer Rubén Cruz, que no desconoce dicha posición. Y como mediapunta repetirá Abel, criticado duramente tras su última comparecencia. Pero ya se sabe, al bueno de Abel se le da hasta cuando hace un partido muy bueno. Arriba, quien sino, Ortuño, que espera conectar más de lo que lo viene haciendo últimamente con Salvi.

Se podrá discutir todos y cada uno de los nombres que figuren en el once de Cervera, todo una incógnita. Lo que no se discute bajo ningún concepto es el plan. El A. Ese que ascendió al Cádiz CF y con ese que se peleará hasta, mínimo, no vengan otros perfiles de jugadores en el mercado invernal.