Álvaro Cervera cree a su equipo capacitado para ganar hoy.
Álvaro Cervera cree a su equipo capacitado para ganar hoy.

Cádiz CF

(Previa) No hay mejor lugar para quitarse la careta

El Cádiz CF acude «sin miedo» al fortín del Girona con la ilusión de sumar una victoria que haga retumbar la zona noble de la clasificación

Por  7:53 h.
Girona
0
Cádiz
0
Girona: René, Juanpe, Kiko Olivas, Ramalho, Maffeo, Aday. Pere Pons, Portu, Granell, Borja García y Sandaza.
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Aridane, Sankaré, Brian, José Mari, Abdullah, Imaz, Álvaro García, Nico Hidalgo y Ortuño.
Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo, 32 años. De Puertollano (Ciudad Real). Sexta temporada en Segunda A.
Partido correspondiente a la 30ª jornada.
Estadio Montilivo. Se augura lleno.

«Tenemos una situación bastante buena como para permitirnos el lujo de ir sin miedo a por el partido». Esta es la clave. Ir sin miedo al estadio donde no ha ganado nadie este curso. Y sí. Álvaro Cervera, propietario de la anterior frase entrecomillada, tiene toda la razón porque el Cádiz CF, hoy, tiene muchísimo que ganar y muy poco que perder. Es el momento para que el once amarillo salga al verde de Montilivi sin ningún tipo de presión y sea capaz de dar un latigazo que se escuche desde lo más alto de la clasificación a lo más profundo.

Once puntos separan a un equipo –el segundo– y otro –el tercero–. Ahí es nada. Once puntos que podrían quedarse en ocho en el caso de que el Cádiz CF consiga lo impensable. O sea, ocho puntos, uno menos de lo que el conjunto gaditano sacaba al séptimo… Hagan cuentas y… sueñen.

Pero antes de sacar la calculadora hay que ganar hoy al Girona, algo que no será nada sencillo. Es más, lo normal esta tarde es palmar. Que nadie baje los brazos ni agache la mirada. El Cádiz CF solventó su partido ante el Rayo, aprovechando además que Oviedo y Tenerife tropezaban, para recuperar no solo la tercera posición sino para acudir a Montilivi con la lección aprendida y los deberes hechos para presentarse ante el Girona con la carita de ese estudiante aplicado que ya en marzo tiene el curso superado y al que solo le queda por delante pegarle el alegrón del siglo a sus padres con unas notas de matrícula que no podían ni imaginarse del tormento del niño repetidor que ha sido siempre hasta ahora. Porque este Cádiz CF acude al campo del Girona con las traviesas ganas de hacer algo grande.

Cervera cree que su equipo puede lograrlo. Nada le importa que el Girona lleve ocho partidos seguidos ganando en su estadio. Menos le importa aún que nunca haya perdido en su feudo. Y tampoco le preocupa sus diez victorias y cuatro empates en Montilivi, unos números como local para enmarcar en Segunda.

Cervera y sus chicos están como locos por quitarse la careta y pegar un golpe en la mesa de, ojo, los intocables. Girona y Levante caminan cual militar con mano de hierro por una Segunda que se les está quedando pequeña. Con ambos empató el Cádiz CF sin goles en los partido de la primera vuelta (Levante en Valencia y Girona en Carranza) y con ambos quiere el Cádiz CF mostrar su jerarquía a sus rivales por el ‘play off’.

Cervera ha tirado de corazón para tocar a los suyos en su orgullo. Les ha dicho que sí, que jugaron muy bien en los campos del Getafe y del Oviedo, pero que acabaron doblando las rodillas. Les ha dicho que lo están haciendo de maravilla pero que en los escenarios de ‘play off’ no lo cuentan. Y que, claro está, ha llegado el momento de contarlo.

Y si les sale la jugada la cosa daría un vuelco estratosférico. Punto 1. Se llegaría a la ansiada cifra de los 50 puntos. Punto 2. El aburrido discurso de la permanencia se iría por el sumidero. Punto 3. El ilusionante objetivo no sería otro que meterse en el ‘play off’ de ascenso. Y punto 4. Dependiendo del caminar del Girona, el Cádiz CF, en su lucha por mantener la crucial tercera plaza, no desfallecería en su intento por hacer tambalearse en la segunda posición a su rival de hoy. Quien sabe. Esto es fútbol, recuerden.

Pero antes que soñar con los puntos anteriores, lo necesario para que se dé ese magnífico escenario es que el Cádiz CF saque sus mejores recursos para sorprender a un Girona intratable. Lo lógico es que Cervera apueste por doblar la confianza en el once que sacó para vencer al Rayo aunque, quizás, en la búsqueda del gol, reaparezca Imaz.

Así, estaría bajo palos Cifuentes, que vuelve a un templo maldito para él. La defensa será la formada por Carpio, Aridane, Sankaré y Brian. José Mari y Abdullah estarán en la medular con Nico y Álvaro García en las bandas. Y arriba, Imaz y Ortuño, al que no le vendría mal reencontrarse con el gol en una plaza inexpugnable.