Salvi conduce un balón mientras Migue le persigue.
Salvi conduce un balón mientras Migue le persigue.

Cádiz CF

Cádiz vs Getafe (PREVIA): Llegó la hora de hacerse respetar

El Cádiz CF debe regalarse una victoria que le sirva para 'montarse' en l categoría

Por  10:00 h.
Cádiz
0
Getafe
0
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Aridane, Servando, Brian, Mantecón, Abdullah, Salvi, Álvaro García, Abel y Ortuño.
Getafe: Guaita; Damián Suárez, 'Cata' Díaz, Gorosito, Feltscher; Castillón, Lacen, Pacheco, Fuster; Sola y Jorge Molina.
Árbitro: Pérez Pallas (Comité Gallego).
Cuarta jornada de Segunda División.
Ramón de Carranza. 18.00 horas (LaLiga123 TV)

Carranza recibirá a los suyos con una sonora ovación, con aplausos, con cánticos y con palmas por alegría si se tercia. El tema estará en cómo lo despedirá cuando el reloj se acerque a las ocho de la tarde. Seguro que con pitos, no. Eso sería tan injusto como inverosímil. Pero en el caso de que el Cádiz CF no consiga los tres puntos esta tarde, la cosa, esto sí que es verdad, comenzaría a ponerse fea. Y tal vez, quien sabe, puedan aparecer los primeros murmullos, más que de desaprobación, de impaciencia, de preocupación, de angustia porque no se gana, porque se merece pero no llega con todo lo que se está dando sobre el campo. Que es mucho para un Cádiz CF que apenas está contando en su inicio con los fichajes.

Hay que ganar. No ya, pero casi que ya. Los tres puntos que se volatilizaron en Miranda de Ebro aún escuecen, duelen, pero hay que olvidarse de ellos cuanto antes. Se resiste la primera victoria y cuanto antes se pueda conseguir antes se perderá el miedo a lograrla.

Se pudo ganar en Almería, también perder. Se pudo ganar al Mallorca, también se pudo perder. Y se pudo y se debió ganar al Mirandés, pero las decisiones arbitrales desquiciaron a un Cádiz CF que terminó de hacerse el ‘haraquiri’ con un planteamiento erróneo que corrió a cargo de Cervera, el primero en entonar el ‘mea culpa’, cosa que se agradece.

Todo eso es pasado y queda un mundo para olvidarlo con alegría. Esto acaba de comenzar pero no porque reste una eternidad se debe rebajar la atención. Mucho menos la intensidad, el esfuerzo, que «no se negocia», Cervera dixit.

La Liga se encuentra en ese momento clave en el que se comienzan a hacer los grupitos. Ya se sabe… Los de arriba, los del medio y los del furgón de cola. Es cierto que esto es Segunda y que la igualdad es tremenda. Que tan pronto se ganan dos partidos seguidos y que cambia el objetivo al verse encaramado en posiciones más o menos nobles, como que bajas en tres jornadas tontas al infierno de la permanencia, pero tan cierto es eso como que la dinámica con la que se empieza es con la que se suele acabar. Aquello de que el que el que ‘mal empieza, mal acaba’ y todo esas cositas que se aprendían de pequeño y que se siguen sufriendo de mayor.

Por eso, por mucho que el que llegue hoy a Carranza sea todo un Getafe recién descendido de Primera, el Cádiz CF salta hoy al verde de su estadio con la relativa necesidad de regalarse una victoria que se le atraganta desde que ha comenzado la temporada. Se la viene buscando desde que en Almería se adelantase en el marcador con el primer gol de Ortuño, pero desde entonces no termina de hacerse respetar. Y es que en todos los partidos que se llevan disputados de este curso, incluido el de Copa ante el Levante, el Cádiz CF se ha puesto por delante del marcador y no ha tenido ni el suficiente descaro ni la suficiente autoridad para mantener la renta o incluso poder aumentarla. He ahí el principal debe de un Cádiz CF que se echa, o mejor dicho, lo echan atrás en cuanto se adelanta en el marcador.

Cervera, y otros muchos, lo quieren achacar a que los tantos encajados han llegado, casi todos, en jugadas desafortunadas. Cierto es que los primeros sucedieron con el equipo en inferioridad numérica por lesión momentánea de un jugador o expulsión, pero la sensación desde fuera es que si no llegan en esos momentos hubieran llegado en otro.

Falta de autoridad

El Cádiz CF está siendo capaz de complicar la vida a equipos superiores en presupuesto y en calidad, pero le cuesta una enormidad abrochar los partidos que, medianamente, parece tener controlados. Ocasiones erradas, como ante el Levante, o la falta de valentía para no conceder el balón al rival y retenerlo más son los motivos reales por los que el Cádiz CF no ha conseguido aún estrenar su casillero de victorias. Por descontado que no debe ser fácil conseguirlo por parte de un Cádiz CF que bastante está haciendo con discutirle el partido a equipos con aspiraciones decididas de ascenso, pero no va a haber otra que hacerlo. El hecho de que los de Cervera dependan tanto de las explosiones a la contra de Salvi y Álvaro García puede estar motivando que el equipo se eche psicológicamente atrás a la espera de matar el encuentro. Pero esto no es Segunda B, aquí hay más calidad, y conceder tanto espacio, tanto balón y tantos minutos a cualquier equipo puede resultar letal, como lo fue ante el Mirandés, por ejemplo.

Hoy se presenta otro encuentro de tomo y lomo. El Getafe necesita los tres puntos tras no conocer aún la victoria, tampoco la derrota. Los de Esnáider vienen eliminados de Copa y con el orgullo herido. El Cádiz CF, todo lo contrario pero con un punto menos.

Cervera no hará muchos cambios en su once liguero pues piensa que las cosas se están haciendo bien. Puede incluir a Abdullah para dar descanso a Garrido y es posible que mantenga a Abel en el once tras no jugar en Miranda por estar casándose en Málaga. También recuperará a Carpio en el lateral derecho para un partido que afronta con la misma mentalidad que los anteriores pero con el temor de que otro tropiezo le puede cambiar el panorama de cara a la visita a Reus.