El Cádiz CF 2016/17 será muy distinto al que ha logrado el ascenso.
El Cádiz CF 2016/17 será muy distinto al que ha logrado el ascenso.

Cádiz CF

Pina y Cordero lo tienen claro: Rejuvenecer la plantilla

El Cádiz 2016/17 apenas contaría con diez jugadores de los que lograron el ascenso

Por  16:48 h.

De momento son tres, pero van a seguir viniendo muchos. Esa es la idea de Juan Carlos Cordero y Quique Pina, que asumen que a este Cádiz CF hay que reforzarlo a base de bien después de conseguir la proeza de un ascenso sorprendente en todos los aspectos.

Para los rectores deportivos de este Cádiz CF 2016/17 el equipo, físicamente, no se sostiene. A nadie se le escapa que para que Álvaro Cervera consiguiera el milagro del ascenso tuvo que comenzar a edificarlo desde una mentalidad inferior a la de sus oponentes. En cuanto dio con la tecla, el entrenador cadista no tuvo más que estirar el mantra hasta el final para conseguir el éxito desde la humildad del que sabe inferior.

Pero claro, ese guion no se puede mantener en Segunda. Puede valer, como de hecho valió, en seis partidos ante equipos de similares características englobados en la Segunda B, pero en LaLiga2 hay que ofrecer muchísimo más sino se quiere perder la categoría que tanto ha costado alcanzar.

En resumidas cuentas, que de todos los jugadores renovados tras el ascenso habrá muchos que no podrán seguir. La idea no es otra que traer muchos refuerzos para cambiarle la cara a un Cádiz CF guerrero que llegó al éxito con muchísimas heridas abiertas. Y de paso, claro está, rejuvenecer la plantilla.

Así pues, de los jugadores renovados por Manuel Vizcaíno -en un cláusula que se puso al comienzo de la temporada pasada en consenso con Jorge Cordero- no seguirán no más de diez. No hay que detenerse mucho para hacerse una idea de que la lista de jugadores que seguirán no variará mucho de los siguientes jugadores: Cifuentes, Servando, Juanjo, David Sánchez, Mantecón, Salvi, Güiza, Carlos Calvo y los que se intentará llegar a un acuerdo con el Granada para que sigan, son los casos de Aridane y Álvaro García. El resto, en un principio, tendrían que buscarse una salida pese a tener contrato con el Cádiz CF.

La idea es clara: rejuvenecer la plantilla y hacerla más competitiva para tratar de no pasar apuros esta temporada. De momento han llegado Aitor García (22 años), Nico Hidalgo (24 años) y Javi Carpio (32 años). Los dos primeros proceden de equipos de Segunda B aunque se apuesta por un futuro prometedor, el tercero, en cambio, se trata de un experimentado zaguero que acaba de ascender a Primera con el Alavéz y se encuentra en una edad óptima por la que ha firmado dos temporadas con el cuadro de Carranza.

El proyecto a seguir seguirá siendo el mismo. Tanto Pina como Cordero saben que hay que dotar al equipo de más contundencia física, de juventud en las bandas y de gol. Además, desde la presidente que ostenta Manuel Vizcaíno, se persigue ese nombre de campanillas que ilusione al aficionado. El año pasado fue Dani Güiza, que si bien no ilusionó a muchos, no tardó en hacerse con el cariño de la grada.

Dos delanteros en la recámara

Juan Carlos Cordero sigue estrechando el círculo en la búsqueda de un delantero. Por todos es sabido que Joselu, delantero del Racing de Ferrol que podría recalar en cualquier equipo de LaLiga2, sabe del interés del club gaditano aunque el delantero gallego tiene contrato con el club ferrolano y el Cádiz CF tendría que afrontar el pago del traspaso. En la recámara se encuentra el delantero del Bilbao Athletic, Santamaría, viejo conocido de la afición cadista en los ‘play off’ de hace un año.