Los futbolistas del Cádiz CF observan a sus compañeros durante el entrenamiento.
Los futbolistas del Cádiz CF observan a sus compañeros durante el entrenamiento.

Cádiz CF

Nueva semana ‘entretenida’ en la enfermería

De los cuatro mediocentros que Cervera tiene a su disposición tan solo ha entrenado Álex Fernández

Por  14:05 h.

La enfermería del Cádiz CF sigue a rebosar. Desgraciadamente para Cervera no es ninguna noticia ya que está acostumbrado desde que ha comenzado la Liga a ir a remolque con muchos lesionados. No ha habido una sola jornada en la que el ‘parte de guerra’ del día no haya estado vacío. Por ejemplo Sankaré, que acabó la temporada lesionado y la ha empezado de igual manera, es el veterano de guerra que lleva desde la primera jornada a causa de unas dolencias en la rodilla por la que que tuvo que entrar en el quirófano y de las que aún no se ha recuperado. Su lesión ha ido paulatinamente convirtiéndose en grave, razón por la que la dirección deportiva optó por contar con cinco centrales en la plantilla. El senegalés no ha entrenado hoy y sigue intentando ganar masa muscular a base de muchas horas de gimnasio.

Otro central que no ha trabajado junto al grupo es el argentino Marcos Mauro, que se lesionó en los minutos finales del Cádiz CF-Osasuna y todavía no se ha recuperado de la rotura fibrilar.

Sin salir de la defensa, Rober Correa sigue sin entrenar después de que forzara en Sevilla para suplir a Carpio en el encuentro ante el filial hispalense que se jugó en la ciudad deportiva sevillana. El lateral derecho sigue progresavamente con su lenta recuperación.

Una zona bastante lastrada por las lesiones en la del centro del campo, donde ni Garrido, ni Abdullah ni José Mari han entrenado hoy. Los dos primeros son los dos últimos lesionados después de que el primero pidiera el cambio en el partido ante el Betis antes de romperse y el segundo hiciera lo mismo en el pasado encuentro ante el Rayo después de notar que se le quedaba una de sus piernas dormidas. El que seguramente estará este domingo en el nuevo césped del Estadio Juegos Mediterráneos es José Mari, que tras jugar los 90 minutos de la pasada jornada necesitará descanso ya que no se encuentra al mejor nivel físico.

Asimismo, Moha Traoré entrenó al margen de sus compañeros e intentará probarse estos días para ver si podrá estar ante el conjunto almeriense.