Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).
Álex Fernández (i) junto a su hermano Nacho (d).

CÁDIZ CF

Nacho y Álex, dos ‘inmortales’ con caminos diferentes

El madridista, que se ha proclamado campeón de Europa con su club por tercera vez, ya estuvo con el franjiverde en el Castilla que ascendió a Segunda ante el Cádiz CF en 2012

Por  12:30 h.

De final a final. De Cardiff a Cádiz. Son los comentarios que durante toda la semana se vienen a la mente cuando salen dos nombres a la palestra: José Ignacio y Alejandro. Sus apellidos: Fernández Iglesias. En otras palabras, Nacho (jugador del Real Madrid) y Álex (futbolista del Elche).

El primero se coronó ayer campeón de la Champions por tercera vez en su carrera. Lo hizo en Lisboa (2014) y Milán (2016) antes de repetir este sábado en Cardiff (2017). Su hermano menor juega este domingo en el Carranza otra final, no tan golosa como la de su hermano pero verdaderamente importante para un histórico como el Elche, que quiere evitar a toda costa descender a Segunda B casi dos décadas después.

Formados en ‘La Fábrica’ y muy unidos, siempre intentan apoyar al otro cuando el calendario lo permite. El franjiverde no pudo acompañar al merengue como suele ser habitual en estos casos porque el Elche se juega la vida en la capital gaditana. Asimismo, el central (ya estuvo hace una semana en el Martínez Valero apoyando a los ilicitanos ante el Reus) no podrá viajar a la Tacita de Plata porque tiene celebrar la ‘Duodécima’ en la Cibeles y en el Santiago Bernabéu.

Lejos de lo que pueda parecer, la relación de la familia Fernández Iglesias con Cádiz y su provincia es más que evidente. Nacho, el mayor de los dos hermanos, nació el 18 de enero de 1990. Alcalaíno de pro y madridista desde la cuna, aunque hay datos que apuntan que es natural de Cádiz (en otros aparece la capital de España como lugar de nacimiento). Álex, el menor, vino al mundo el 15 de octubre de 1992 en Alcalá de Henares (Madrid).

El vínculo gaditano

Más allá de eso, el vínculo de Nacho con la provincia gaditana no es puntual. El 31 de mayo de 2014 se casó en la iglesia de la Asunción en Meco (Madrid) con María Cortés, su novia de toda la vida. Hasta ahí nada extraño. Como tampoco lo es su presencia en El Puerto de Santa María en la temporada estival (siempre y cuando el balón ofrece un descanso), donde su mujer ha pasado mucho tiempo.

Más allá de eso, Nacho y Álex también estuvieron en 2012 en la eliminatoria de de ascenso entre campeones que llevó al Real Madrid Castilla de los ‘inmortales’ a Segunda División después de superar al Cádiz CF. Por aquel entonces, el filial madridista, con Toril al frente (hasta hace poco más de un mes ha sido el entrenador del Elche), ganaba 0-3 en el Carranza y remataba la faena en Valdebebas (5-1) al equipo de Jose González. Nacho lo hizo como titular indiscutible, Álex entrando por Jesé en los dos encuentros. Y junto a ellos, campeones de Europa como Carvajal, Morata y Lucas Vázquez (este último era suplente en aquella etapa). También Jesús Fernández (actual portero cadista y muy amigo de los hermanos) y el recordado Denis Cheryshev. Casi nada.

Este domingo Álex regresará a Carranza con un reto tan complicado como distinto. Nacho, idolatrado por el madridismo y ya habitual por méritos propios en las convocatorias de la selección española, lo seguirá desde la distancia como tricampeón de Europa. Eso sí, ahora las miradas se centrarán en Cádiz. Ya pasó Cardiff.