El seguidor cadista Nacho Guerrero recibe el 'Tributo al aficionado'. Foto: RFAF.
El seguidor cadista Nacho Guerrero recibe el 'Tributo al aficionado'. Foto: RFAF.

CÁDIZ CF

Nacho Guerrero, el aficionado más deportivo de España, ya tiene su merecido galardón

La RFAF premia al ejemplar seguidor cadista con el 'Tributo al aficionado' en la gala anual del organismo andaluz celebrada en Sevilla

Por  14:22 h.

La afición del Cádiz CF es un ejemplo a seguir. Este hecho corroborado por LaLiga y Aficiones Unidas tiene vida propia en cada partido que se disputa en la Tacita de Plata gracias a una historia emotiva y singular. Este ejemplo tiene nombre y apellidos: Ignacio Guerrero Galeano ‘Nacho’.

Hace poco más de un mes, el 1 de junio, CANAL AMARILLO destacaba la historia de este joven seguidor cadista, una historia llena de deportividad y compromiso con el resto de las aficiones. A sus 8 años, Nacho es un ejemplo a seguir por todos. Y es que, en cada partido en el Estadio Ramón de Carranza se fotografía con las bufandas de los hinchas rivales. Por ese motivo la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) ha otorgado hoy en su gala anual celebrada en la capital de Andalucía el ‘Tributo al aficionado’ a este pequeño gran seguidor cadista. Un galardón que ha recogido en el Hotel Barceló Sevilla Renacimiento.

De esta manera, Nacho Guerrero tiene una camiseta más que añadir a su colección. En este caso es una muy especial: la de la selección andaluza de fútbol. El pequeño gaditano la recogió entre aplausos y junto a otros obsequios. Eduardo Herrera, presidente de la RFAF, y Francisco Javier Fernández, consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, se encargaron de otorgarle el premio.

Nacho ama el FÚTBOL y por eso comparte vivencias con los hinchas de la escuadra contraria para sentirse en su piel, debatir sobre el partido y desearle suerte a partir del siguiente encuentro. Es el aficionado más deportivo de España y, por lo tanto, su reconocimiento, es más que merecido.

En su tercer año como abonado del Cádiz CF, su plan es claro. Su mirada no se dirige al terreno de juego, sino que pasea por la grada hasta que se posa sobre un aficionado del equipo rival. Entonces se le acerca sigilosamente, sin duda alguna, de la mano de su padre, y le suelta esta pregunta: «¿Me puedo hacer una foto con tu bufanda?».

«La idea se le ocurrió a mi padre, y empezamos el día con el Mallorca porque vimos que había un niño con su bufanda. Luego nos ha costado encontrar a más chicos así que nos la han prestado los adultos».

Aquí puedes ver las fotos del pequeño Nacho Guerrero con las bufandas de los equipos rivales.