Leo Messi, en aquel Trofeo Carranza en el que pudo ligar su destino al Cádiz CF.
Leo Messi, en aquel Trofeo Carranza en el que pudo ligar su destino al Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Messi: «Cádiz es una ciudad muy linda y me gustaría jugar aquí»

Luis Soler narra la verdadera historia del frustrado fichaje de Messi por el Cádiz hace doce años

Por  12:13 h.

En los últimos meses ha resonado el eco de aquella noticia. Lionel Messi estuvo cerca de jugar en el Cádiz CF. A estas alturas y por estas fechas, a más de uno se le puede atragantar el polvorón o pensar que la resaca de la Nochevieja aún perdura. Pero no, no es un sueño ni una inocentada, puede asomarse por el calendario que el 28 de diciembre ya pasó hace varios días. Y no es una broma, es una historia real.

Es menester atravesar una de las puertas del tiempo y recorrer doce años a la inversa. Algo más. Verano de 2005. El Cádiz CF se preparaba para el asalto a la élite tras el brillante ascenso a Primera División (el último de su historia) en el Municipal de Chapín. La entidad gaditana construía el plantel en un estío complicado, pues se trataba de un grupo modesto con muchas carencias y el presidente, Antonio Muñoz, tampoco estaba muy dispuesto a realizar grandes incorporaciones invirtiendo dinero en las caras nuevas.

En el banquillo se sentaba Víctor Espárrago, y a su lado, Luis Soler, mano derecha y segundo a bordo en sus dos últimas épocas de amarillo. El cadismo vivía un sueño que se prolongaba en el Trofeo Ramón de Carranza. Increíblemente, lo disputaba junto al FC Barcelona, el Sporting de Braga y el Sevilla.

El Barcelona de Messi… y de Ronaldinho, Eto’o, Deco y Xavi

En ese Barça brillaban Ronaldinho, Deco, Puyol, Eto’o y Xavi, los líderes que le catapultarían a su segunda Copa de Europa. En un segundo plano, lejos de los focos y los ‘flashes’, aparecía un jovencísimo Messi (18 años), tímido, reservado, y con un serio problema para jugar esa temporada de azulgrana. No sólo por la competencia, sino porque la ley se lo impedía.

El Barcelona contaba con tres extracomunitarios (Ronaldinho, Eto’o y Márquez), el cupo máximo, y el argentino tenía la condición de asimilado, todavía sin la nacionalidad española. Existía serio riesgo de que los rivales en Liga denunciaran esta situación y sancionaran a los azulgrana con la pérdida de puntos. Así que en el club catalán barajaron la posibilidad de una cesión a un equipo de Primera División donde disfrutar de minutos hasta alcanzar la nacionalidad.

Una circunstancia que aprovechaba Luis Soler para intentar convencer a Messi. “Tenía buena relación con varios jugadores del Barça, aunque a Messi no lo conocía personalmente”, apunta el argentino desde Ecuador, donde ahora entrena al Aucas. Por primera vez cuenta la historia ante los medios. “Sabía que Leo tenía problemas para jugar”.

De argentino a argentino

“En el campo, durante el calentamiento, le comenté que si no podía jugar en el Barça, le hacíamos un hueco en nuestra plantilla. No es una tontería. Éramos junto al Betis el único equipo que todavía no tenía agotado el cupo de extracomunitarios“, recuerda Soler. “Le confesé que iba a tener continuidad, que jugaría casi todos los encuentros. Nuestro Cádiz CF de entonces era un grupo sólido pero le faltaba brillo arriba y Messi podía marcar diferencias”.

“Puede ser una posibilidad”, le respondió el mismo Leo Messi. “Cádiz es una ciudad muy linda y me gustaría jugar aquí”.

“Lo vi entusiasmado con la posibilidad. Messi pudo ver ese día la ciudad, y sabía como era la afición, apasionada, parecida a la argentina. Estuvimos hablando de su Rosario natal, y entendió que el Cádiz CF era una vía de escape a su situación. Nos quedamos con esa promesa”, recuerda el técnico.

Messi, en su partido ante el Cádiz CF esa misma temporada.

Messi, en su partido ante el Cádiz CF esa misma temporada.

Pasaron las fechas y el problema se solucionó. La Pulga juró la Constitución española y formó parte de esas estrellas que conquistaron la ‘Champions’, siendo decisivo en noches como la de Stamford Bridge ante el Chelsea de Mourinho, forzando la expulsión de Del Horno. “Me desilusioné con ese final. Porque esa historia la viví yo personalmente”.

Estos fueron los contactos. Luis Soler quedó en contactar con su padre Jorge para conocer las condiciones personales, más que económicas, del futbolista. “El Cádiz CF era su principal opción. Ese año contábamos con muchos sudamericanos en la plantilla que le hubieran ayudado en la adaptación. Fue una lástima porque Carranza hubiera alucinado con él”.

¿Una historia diferente con Messi? “Recuerda que con Lobos en la segunda vuelta casi nos salvamos. Era un equipo fuerte defensivamente pero necesitaba algo de talento“. Y el mejor futbolista de la historia ya lo desprendía a borbotones. En tiempos de ilusión y magia, esta es la historia de lo que pudo ser y no fue.