Los futbolistas del Cádiz celebran el gol de Servando que les da el pase copero a tercera ronda.
Los futbolistas del Cádiz celebran el gol de Servando que les da el pase copero a tercera ronda.

CÁDIZ CF

Mensajero-Cádiz CF (0-1): La estrategia marca la diferencia

Servando cabecea el saque de esquina lanzado por Hugo y clasifica al Cádiz Cf para la tercera ronda de Copa tras dejar en la cuneta a un Mensajero superior

Por  12:20 h.

Curioso, paradójico. Surrealista. Una defensa más efectiva en ataque que realizando su propia labor. Una zaga cuestionada por sus fallos en la retaguardia y elogiada por su fortaleza ofensiva. Unos centrales a los que les piden seguridad y ofrecen goles. Josete salvaba un punto en Granada y Servando ofrece el pase a la siguiente ronda de Copa y una oportunidad más para que el Cádiz CF se llene los bolsillos con un premio gordo en el torneo del ko.

El equipo amarillo, apático, cansando, abúlico, extraía petróleo en la pequeña isla canaria de La Palma. Una acción a balón parado, cómo no, desnivelaba la contienda cuando ya se sumergía en la prórroga y amenazaba con los penaltis, para más ‘inri’ de unos jugadores agotados por la odisea. El punto flaco de los rojinegros del Mensajero, una de las principales armas de los amarillos del Cádiz CF, existía como diferencia entre dos clubes con potenciales contrapuestos y demasiado igualados sobre la caja de cerillas del Silvestre Carrillo.

Así pues, el conjunto gaditano sigue camino de su objetivo y está a un solo paso, a un único partido, de soñar con que le toque la lotería en forma de Barça o Madrid, bono extra a nivel aficionado pero sobre todo económico. El resultado es lo único que quedará positivo de este desplazamiento que tantos quebraderos de cabeza ha dado a Claudio y sus chicos.

Sufría de lo lindo en Canarias. Este Cádiz CF no cierra la retaguardia, persiste tozudo en sus desajustes defensivos y ni el baile de nombres en el eje impide que chirríe la sinfonía amarilla. Los problemas en los laterales condicionaban a Claudio, obligado a prolongar su confianza en Tomás por la izquierda y en Cristian por la derecha. Y en el centro confiaba por primera vez en este curso en la pareja Aridane-Servando, a priori la que apunta al titular pero con dos piezas en mal momento.

De hecho los amarillos ofrecían muchas facilidades al conjunto canario, con opciones de adelantarse en los primeros minutos de juego. Rondaban los dominios de Pol, que aprieta a Cifuentes en su lucha por la portería. Hasta reclamaban una posible mano de Tomás dentro del área que el colegiado dejaba sin señalar.

Pasado el cuarto de hora de apuros, el Cádiz CF se recomponía y se hacía dueño del balón, a la par que los pupilos de Roberto Aguirre esperaban atrás para salir al contragolpe. Abel y Mantecón ocupaban la zona ancha, con el apoyo de Lolo Plá, participativo más en la combinación que cerca de la portería de Ione. Sin llegar a definir, el equipo gaditano asomaba sus intenciones por el campo del Mensajero, hasta que Yerai hacía temblar la portería cadista con un disparo que superaba a Pol y se estrellaba en el larguero.

La ocasión espoleaba a los de Claudio, que disfrutaban de dos oportunidades casi consecutivas. Mantecón disparaba desviado y poco después Cuero no lograba conectar con Lolo Plá, desbaratando una llegada muy clara.

Terminaba la primera mitad con mucha igualdad. El Cádiz CF iba de menos a más, corrigiendo sus errores defensivos y creando alguna ocasión, siempre frenado por el meta Ione. No obstante, el Mensajero se comportaba como un equipo disciplinado, humilde pero con las ideas claras, y aprovechaba la mínima para poner en aprietos a Pol.

Más enchufado saltaba en la segunda mitad, quizás superado ese tiempo de adaptación a un campo modestísimo y a esa hora extraña para un duelo entre semana de Copa del Rey. Álvaro tiraba con potencia pero sin encontrar puerta, y es que los amarillos no atinaban con los tres palos.

Pasaba la hora y el Cádiz CF no era capaz de abrir el marcador y poner tierra en el camino para el pase a la tercera ronda. Pocas noticias, el choque se adormecía, y pese a las mínimas dimensiones del césped ninguna de las escuadras se prodigaba en llegadas a la portería adversaria. Los canarios no cedían, y el devenir del encuentro ofrecía más esperanzas a los locales de dar la sorpresa en el torneo del ko.

Incomprensiblemente, el cuadro gaditano se echaba atrás. Puede que se notara el cansancio, que pesaran las piernas. Rayco y Omar se movían con rapidez por el centro y los costados y con muy poco atenazaban a los amarillos. Los rojinegros merecían más el pase.

El técnico valenciano movía el banquillo y con Hugo daba mayor mordiente al ataque. El gaditano servía un excelente pase que no culminaba con acierto Salvi, despistado en Las Islas. Mejoraba mucho las prestaciones ofensivas, también a balón parado. Sin embargo, el gol no terminaba de caer de ningún lado.

Y cuando caía, el colegiado señalaba falta de Chus sobre Ballesté y anulaba el tanto mensajerista, levantando las críticas del feudo palmero. Los canarios apretaban de lo lindo, y Salvá rozaba la clasificación con un cabezazo que se marchaba fuera del arco de Pol. Un asedio que abochornaba a los amarillos, que suplicaban porque llegara la prórroga porque el Mensajero les pasaba por encima en esta segunda mitad.

Esa prolongación se mantenía con la misma tónica. Los palmeros mereciendo el pase pero sin puntería. El cansancio se convertía en protagonista, obligando a la retirada del local Darren, que propiciaba el tercer cambio. En estas, Cuero disfrutaba de una ocasión, sin acierto.

Si ante el Granada B se tiraba de pizarra, ante los rojinegros de La Palma resultaba obligado porque también era su talón de Aquiles. Y así llegaba el gol, inmerecido sin duda pero gol, y decisivo, de Servando. El isleño se elevaba entre todos los defensores y cabeceaba a las mallas para regalar una nueva oportunidad de disfrute a los cadistas. Lo justo para seguir acariciando la Copa.

El Cádiz CF sabía defender su renta en el último cuarto de hora, sufriendo en cada córner, sin terminar de cerrar el partido como ocurría en Granada. Y con un paradón de Ballesté. Pero con el premio final. Otra ronda.

FICHA TÉCNICA

CD Mensajero: Ione, Silvano, Jaime, Moreno, Álvaro, Rayco (Irai, 83′), Fede (Darren, 97′), Yerai, Juanda, Omar y Chus (Salvá, 60′).

Cádiz CF: Pol, Cristian, Servando, Aridane, Tomás; Salvi (Kike Márquez, 85′), Mantecón, Abel, Álvaro (Hugo Rodríguez, 75′); Lolo Pla (Josete, 119′) y Wilson Cuero.

Gol: 0-1: Servando (103′).

Árbitro: Álvaro Moreno Aragón (colegio madrileño). Amarilla por el equipo local a Álvaro, Silvano, Omar, y por el equipo visitante a Abel.

Incidencias: Unos 1.000 espectadores en el campo del Mensajero, el Silvestre Carrillo.