Luis Ruiz encara a un compañero durante un entrenamiento.
Luis Ruiz encara a un compañero durante un entrenamiento.

Cádiz CF

Luis sienta a Brian

El onubense ha aprovechado la lesión del barcelonés para arrebatarle un sitio que comenzó siendo suyo

Por  8:00 h.

Uno ha jugado 816 minutos, el otro 356. Sobre el papel, el titular claramente es uno, pero en la actualidad resulta que es el otro. Si a cualquier aficionado cadista se le pide que ponga negro sobre blanco su once ideal, en la mayoría de los casos aparecería el nombre de Brian Oliván en el flanco zurdo de la defensa. Las razones para ponerlo son muchas, pero realmente ahora mismo el titular responde al nombre de Luis Ruiz. Y no es menos cierto que muchos de esos aficionados que pondrían al barcelonés por delante del onubense en un hipotético once idea ahora mismo respetarían el lugar a Luis Ruiz debido al buen rendimiento del ex del Leganés.

Ambos son zurdos y juegan de lateral. Ambos han sido suplentes y titulares con Álvaro Cervera. Ambos han sido fichajes. Y ambos tuvieron que dejar su puesto al compañero por una lesión. Hace cuatro jornadas, durante la primera parte del encuentro ante el UCAM, se lesionaba Brian y le tocaba el turno a Luis Ruiz, que comenzó con dudas en Lugo, pero ha ido a más hasta ganarse por derecho propio un puesto titular en la defensa amarilla. Sin ir más lejos, puso el centro del gol que Ortuño consiguió ante el Huesca y que le dio los tres puntos al Cádiz CF.

No obstante, no se puede olvidar que quien comenzó jugando el campeonato liguero fue el hoy titular Luis Ruiz, que formó parte de la defensa que Cervera sacó en el Estadio Juegos Mediterráneos para medirse en la primera jornada al Almería en un partido que acabó empate (1-1). Luis Ruiz acabó dicho encuentro ‘tocado’ y como consecuencia estuvo lesionado cerca de un mes. Momento que aprovechó Brian Oliván para adueñarse del carril zurdo, donde permaneció incluso en los partidos de Copa del Rey. Una vez recuperado ya Luis Ruiz, el lateral catalán permaneció en el lateral zurdo llegando incluso a brillar en muchos partidos. De hecho, en su último encuentro comenzó la jugada del segundo gol del Cádiz CF ante el UCAM ya que llevó el balón de un área a otra para que al final fuese Gorka Santamaría el que marcase el tanto iniciado por el saque de Cifuentes a Brian en lo que se convirtió en una contra mortal.

Manzano y Perera bromean con Brian Oliván en un entrenamiento.

Manzano y Perera bromean con Brian Oliván en un entrenamiento.

Brian Oliván estuvo dos semanas recuperándose de una microrrotura fibrilar en el bíceps femoral que sufrió ante el equipo universitario. Si entró en el once por la lesión de Luis Ruiz tuvo que salir por el mismo motivos. Razones suficientes para confiar en dos jugadores que hasta el momento nunca han fallado a Cervera. Los dos aportan aspectos diferentes al equipos. Ambos tiene virtudes y defectos:

Luis Ruiz y Brian Oliván, virtudes y defectos

Entre las virtudes de Luis Ruiz destaca su buen sentido de la colocación, su velocidad y su cintura, puesto que en el uno a uno y parado en seco, es muy complicado irse de él. Pero si hay una virtud que le hace en estos momentos indiscutible en el once es su buen golpeo de balón en carrera, lo que le permite sacar buenos centros. Es cierto, y aquí comienza su lista de defectos, que no sube mucho la banda, preocupado como está en no perder el sitio en ningún momento. Tampoco tiene un cuerpo privilegiado para el cuerpo a cuerpo y con los rivales  y no va muy bien en el juego aéreo debido a su vulnerabilidad antes comentada. Lo que está claro es que, de momento, sus virtudes están pesando más que sus defectos. El onubense ha jugado cinco partidos ligueros, siendo titular en cuatro de ellos.

Por su parte, el jugador procedente del Granada B ha jugado diez partidos en Liga, los diez como titular. Su potencia es uno de los puntos fuertes del defensa catalán, que la emplea para incorporarse al ataque con bastante frecuencia durante cada encuentro que disputa. También, gracias a su corpulencia pese a ser lateral, es un futbolista que no huye de las disputas en el juego aéreo y aporta centímetros al equipo. A balón parado, tiene un buen golpeo de balón; no así se puede decir lo mismo cuando va en carrera. De hecho, muchas de sus geniales internadas acaban en centros que se le quedan cortos o pasados debido a su falta de temple para esta suerte. Brian es un jugador que acaba salir de la cantera del Granada, aún es sub’23 y tiene un mundo por aprender. Es por ello que uno de sus ‘debe’ sea su falta de colocación en determinados momentos.