Migue González, en el banquillo de Carranza el pasado domingo tras ser titular una semana antes.
Migue González, en el banquillo de Carranza el pasado domingo tras ser titular una semana antes.

Cádiz CF

Los fichajes de Claudio, entre la grada, el banquillo y el campo

Jandro apenas ha entrado en los planes, mientras que Migue González sale del once de manera sorprendente

Por  20:36 h.

Claudio se hace muy complicado de entender. Ya no solo con cada once que saca cada domingo. Cuatro novedades sacó ante La Hoya Lorca a diferencia de lo que alineó una jornada antes ante el Villanovense, donde también sorprendió con otro equipo distinto al que venció 3-0 en Carranza al Marbella.

Claudio es así. Lo lleva demostrando desde que llegó hace más de un año ya. No es un entrenador al uso. Afronta y prepara cada encuentro como el chaval que juega a la ‘play’ y cambia el once, el sistema y hasta las propiedades del campo según le apetece y le dice sus sentidos.

No es un entrenador fiable. Igual sorprende con Servando como mediocentro que se empeña en colocar a Jona y Airam arriba después de que todo funcionase con FranMachado en Oviedo. No aprende de los supuestos errores porque, seguramente, no los considerará errores. El pasado domingo dejó a Abel en la grada e hizo debutar a Isaac Nana, un jugador que ni siquiera había sido convocado previamente y que llevaba un año sin competir. Claudio es así.

También se hace complicado de entender si se aprecia el uso que está haciendo de los fichajes. Aquí, por ejemplo, nada tiene que ver con el último entrenador que pasó por un turbulento mercado de fichajes. Y es que Raúl Agné no se las pensó dos veces en alinear del tirón a los Álex Granel, Josete, Peragón, Luque y compañía con tal de incrementar el nivel del equipo. Al año siguiente, le pasó lo mismo con Tena, Aragoneses, Migue García o Jorge López para argumentar la decisión de revolucionar la plantilla. En cambio, a Claudio le está costando más dar entrada a jugadores que, para más inri, han sido fichados por expreso deseo suyo.

Así, no se entiende que Jandro, uno de los fichajes estrellas junto a David Sánchez y que fue clave en la salida de Kike Márquez o Hugo Rodríguez, no esté teniendo más protagonismo. Apenas unos minutos en Cartagena y dos insípidos choques coperos ante el Celta, han sido los únicos momentos de un jugador que venía con cierta continuidad en el Huracçan Valencia. Sí que fue titular desde su llegada Migue González, que debutó con gol incluido. En cambio, y sin razón aparente, el pasado domingo fue suplente ante La Hoya Lorca, un partido en el que debutó, sin previo aviso, Isaac Nana.