Claudio, en el momento en que 'castiga' con el cambio a Mantecón en el partido de Copa ante el Celta.
Claudio, en el momento en que 'castiga' con el cambio a Mantecón en el partido de Copa ante el Celta.

Cádiz CF

Los ‘castigos’ de Claudio condicionan el once del Cádiz CF

Kike, Mantecón, Andrés Sánchez y, ahora, Aridane son algunos de los que lo han sufrido

Por  15:00 h.

Cada semana, un once. Cada partido, una idea. Estos dos axiomas que tan a rajatabla lleva Claudio Barragán no son por gusto. O sí, quien sabe. El caso es que si el Cádiz CF no tiene a estas alturas un once más o menos tipo es debido a muchas circunstancias. Sin embargo, hay una que emerge como principal. Y esa no es otra que los distintos ‘banquillazos’ que da Claudio a modo de castigo por un error puntual de un jugador en cuestión que se queda sin continuidad, la palabra más repetida en las ruedas de prensa por los futbolistas que no están en su mejor momento. Ya se sabe, aquello tan manido de ‘necesito continuidad’, ‘sin continuidad es complicado’, ‘lo mejor es tener continuidad’… y tantas veces repetido por jugadores que no terminan de entrar en el once. Pues bien, en este apartado, Claudio lo está cargando de excusas para no rendir como debieran hacerlo.

Muchos han sido los futbolistas del Cádiz CF que han sido ‘castigados’ con la suplencia o incluso la grada después de una mala tarde, un error de atención o un mal partido. Quien mejor representa este dudoso método de Claudio está ahora en El Ferrol jugando como cedido y no es otro que Kike Márquez. El sanluqueño coleccionó ‘castigos’ de Claudio, como también antes los recibió de Calderón. El más público y notorio fue el que se llevó en el Nuevo San Mamés al ser cambiado a la media hora de juego en un partido en el que el Cádiz CF perdió 2-0. No fue el único, ni mucho menos. Esta temporada era normal ver como Kike pasaba del once al banquillo o a la grada después de un mal partido. Sin duda, la falta de conciencia defensiva del gaditano ha sido uno de los motivos por los que Claudio se lo haya quitado de en medio.

Sin salir de Galicia, otro que este año ha pasado a un segundo, y tercero incluso, plano ha sido Jon Ander Garrido. Si bien es cierto que el vasco ha estado muy por debajo del nivel mostrado la temporada pasada, Claudio no dudó en castigarlo en el ostracismo tras varios partidos malos del mediocentro.

Otro de los que también se ha tenido que ir en el mercado invernal es Josete, un jugador que siempre ha sido del agrado de los entrenadores que han pasado por el banquillo del Cádiz Cf a pesar de sus errores, la mayoría de ellos, por una preocupante falta de concentración. El central zurdo, para no ser menos, también pasaba del banquillo a la grada con cierta frecuencia.

Aunque ya se han ido varios jugadores, los ‘castigos’ del míster siguen estando a la orden del día en el Cádiz CF. En estos momentos, quien se encuentra en el banquillo por un error es el central Aridane, a quien Claudio aún no ha perdonado su error en el gol del Algeciras en el minuto 93. Hasta ese momento, el central canario parecía haber encontrado su sitio en la defensa y hasta se había ganado el respeto de la afición. No obstante, su error en el gol del conjunto del Campo de Gibraltar lo ha relegado al banquillo.

Andrés Sánchez también sabe bastante de ‘castigos’. El murciano, pese a ser titular por decreto debido a la débil competencia que representa el joven Luis Pavez, pasó por la sombra después de varios errores consecutivos que le llevaron a ‘pegarse’ la ida y la vuelta de los suplentes del Cádiz CF que se enfrentaron al Celta de Vigo en la Copa del Rey. Llegó hasta jugar de lateral derecho incluido.

El castigo representado lo fue también Sergio Mantecón en la ida del Cádiz CF ante el Celta. El mediocentro fue cambiado justo después de perder dos balones y que el público se lo reprochase clamorosamente. Mantecón no dudó en recriminárselo a Claudio y ambos protagonizaron una imagen que suscitó muchos comentarios.

Sin salir del mediocentro del Cádiz CF, aparece la figura defenestrada de Alberto Quintana. Aunque su caso es diferente dada su condición de canterano, el caso es que los refuerzos de invierno y la exigencia le han terminado de sacar del equipo sin mucha razón aparente, la verdad.

De los nuevos llegados al Cádiz CF, aunque sin ser castigado, Carlos Calvo ya sabe lo que es pasar de titular a suplente de la noche a la mañana. Jugó de inicio ante el Marbella y finalizó los últimos diez minutos del partido ante el Villanovense saliendo desde el banquillo. Toda la pinta que le pase ahora a Despotovic, que tras ser titular la jornada pasada, seguramente, volverá al banquillo ante La Hoya Lorca.

‘Cascarones de huevo’ y ‘ojitos derecho’

Aunque Wilson Cuero, Hugo Rodríguez, Cristian o Tomás pueden ser considerados ‘cascarones de huevo’ debido a que, lo hicieran bien, mal o regular, serían tratados como lo han sido, el caso es que Claudio nunca tuvo un trato con estos jugadores que fuera más allá del relleno que ocupaban en la plantilla. Solo así se entiende que pasaran de la suplencia al equipo dependiendo única y exclusivamente del rendimiento de su competencia o, en el caso del colombiano, del campo que se visitase. El futuro de los jugadores anteriormente citados estaba marcado prácticamente desde que comenzaron a surgir las primeras dudas en el Cádiz CF.

Todo lo contrario le pasa a otros cascarones de huevo que, lo hagan bien, mal o regular, siempre serán tratado por Claudio con el respeto que concede los galones de la veteranía. En pocas palabras se puede decir que serían y son los ‘ojitos derechos’ del entrenador. Son los casos, como no, de Dani Güiza, Abel Gómez, Juanjo y poco más. Estos jugadores solo dependen de ellos para ser titular. Güiza lo es cuando se juega en Carranza o en un campo ‘amable’. Abel lo es siempre y cuando no esté ‘tieso’ (como en Mérida) por tanto partido o apercibido (como en Villanueva de la Serena) de sanción. Juanjo se ha quedado casi que sin competencia (Cristian se fue al filial del Nàstic) y juega pese a no estar al cien por cien como él mismo ha dicho y a que Xavi Carmona aún no entra en los planes. Dentro de este apartado podría estar también el portero Alberto Cifuentes, si bien, a comienzos de temporada y coincidiendo con las buenas intervenciones en Copa de Pol Ballesté y a la cantada de Cifuentes en el gol del Granada B en los Nuevos Los Cármenes, el propio entrenador del Cádiz CF meditó (en alto) alternar a los dos arqueros en Liga.

Quien se sale de estos parámetros son Fran Machado, Servando y Lolo Plá. Ambos suelen participar en el once de Claudio y lo hacen después bajo el prisma objetivo del rendimiento. El granadino aporta cosas desde el banquillo y suele tener continuidad cuando se lo merece. Lo mismo que la pierde (muchas, demasiadas veces) cuando no cumple. El central isleño es, ahora mismo, el tercer central ya que en estos momentos juega por el castigo a Aridane. Por su parte, el delantero emeritense se ha consolidado en el once al atravesar un buen momento de forma, si bien, a veces pasa al banquillo tras un partido gris.