Rubi, entrenador del Huesca.
Rubi, entrenador del Huesca.

CÁDIZ CF

El liderato puede estar un poco más cerca

La derrota del Huesca en Valladolid (3-2) puede dejar al Cádiz CF a cinco o siete puntos de los altoaragoneses, siempre y cuando gane o empate en Soria

Por  11:20 h.

El liderato puede estar un poco más cerca. El Cádiz CF, que este domingo visita al siempre complicado Numancia en Soria, puede seguir soñando con la primera plaza después de la derrota del Huesca, un sólido líder que en Valladolid (3-2) puso fin a diez jornadas sin perder.

Ocho son los puntos que al inicio de esta jornada tiene el equipo altoaragonés sobre el Cádiz CF, una distancia que puede quedarse en siete puntos (en caso de empate cadista en Los Pajaritos) o en cinco puntos (si logra ganar la escuadra de Álvaro Cervera en Soria).

El Huesca, que esta temporada está invicto en El Alcoraz, acumuló en Zorrilla su cuarta derrota de la temporada tras las sufridas en Soria, León y Granada.

En esta ocasión fue un gol en el minuto 86 de Óscar Plano el que dio tres puntos de oro a un Valladolid que aún no ha dicho su última palabra. Y es que, aunque no está aún en zona de ‘play off’ de ascenso a Primera, sí aprieta ya a sus rivales.

Este viernes los vallisoletanos salieron con intensidad al terreno de juego y dispuestos a buscar la portería visitante desde el primer minuto. Tras una jugada individual de Ontiveros, que terminó sin recompensa, Mata logró empalmar un centro de Antoñito, que entró en el área oscense desde la derecha, para subir el primer tanto al marcador.

La entrega y el buen hacer de Ontiveros y Hervías en el centro del campo permitió a los de Luis César controlar el juego con autoridad ante un rival que llegó por primera vez al área local en el minuto 18, y que apenas contó con opciones, salvo lanzamientos lejanos, como uno de Alexander González. Ese aviso sirvió de acicate al Real Valladolid, que, en la siguiente jugada, añadió otro gol a su casillero por medio de Mata, quien, tras un pase perfecto de Kiko Olivas, se plantó solo delante de Remiro y le batió sin contemplaciones.

Con el 2-0, el Real Valladolid se relajó tras la reanudación, lo que aprovechó el Huesca para asediar la meta local. Marcó Moi Gómez, primero, y luego Melero, de penalti, pero en los últimos minutos, un gol de Óscar Plano decidió la contienda.

El Huesca seguirá líder, aunque la ventaja sobre el Cádiz CF puede ser menor. Y dentro de algo más de un mes, a finales de marco, tocará visita del Huesca al Ramón de Carranza.