Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol ante el Albacete
Los jugadores del Cádiz CF celebran un gol ante el Albacete

Cádiz CF

Las cinco claves de la racha triunfal del Cádiz CF

La fe en el estilo, el once titular y las bandas, los pilares de la gran dinámica del conjunto gaditano

Por  7:29 h.

Sumar seis jornadas conociendo solo la victoria y dejar siete partidos consecutivos la portería a cero no es nada fácil en el mundo del fútbol. Son estadísticas al alcance de unos pocos privilegiados llamados Real Madrid o FC Barcelona, por ejemplo. Sea la categoría que sea, sumar 18 de 18 puntos posibles y no encajar un solo gol en casi dos meses hace que el Cádiz CF haya pasado de la 15ª a la 3ª posición en las últimas semanas.

Una dinámica que puede entender distintas claves y cuestiones importantes a tener en cuenta. El Cádiz CF que estuvo ocho semanas sin ganar antes de lograr su primer triunfo ante el Almería a comienzos de noviembre no era tan malo, ni el actual tan bueno.

Realmente es el mismo equipo y casi que los mismos jugadores, salvo que la dinámica había sido tan mala que el Cádiz CF ofreció partidos horribles como el jugado en Lorca y Huesca. Más allá de todo ello, este equipo ha sabido volver por sus fueros y demostrar que es ese conjunto rocoso en defensa, rápido por las alas y eficaz arriba. Claves de un Cádiz CF que vuelve a parecerse al de la pasada temporada, sabiendo que dentro de su once hay una serie de jugadores llamados a tirar del carro. Desde ello, a las lesiones, la defensa y la fe en el estilo, la dinámica del conjunto de Álvaro Cervera se basa en varios pilares.

1. Cerrar la portería

Por la defensa y la portería empieza todo el éxito del Cádiz CF. No hay negociación posible, el credo de Cervera entiende que para ganar primero hay que dejar a cero al equipo rival. Desde la anulación del juego del oponente, el Cádiz CF crece sabiendo que ya tiene amarrado un punto. A partir de ahí, pelear, correr y acertar con la portería contraria para lograr los tres.

Los amarillos han sabido ser un equipo duro y rocoso en defensa. Todos defienden y todos pelean, que se lo digan a Alvarito, Salvi e incluso Carrillo, delantero con más minutos hasta el momento. El Cádiz CF suma siete jornadas sin encajar un sol gol, siendo el equipo menos goleado de Segunda División con diez tantos y la escuadra que menos partidos ha encajado de toda Europa. Casi nada.

2. Enfermería casi vacía

Si un problema tenía Álvaro Cervera a comienzo de temporada eran las lesiones. Las bandas, José Mari, Garrido, Barral, los centrales…, muchos problemas físicos que hacían que cada semana el técnico tuviera que cambiar piezas en el once titular.

Con la enfermería casi vacía, el entrenador cadista ha sabido dar con la tecla de un once titular que poco ha cambiado durante estas seis semanas ganando de manera consecutiva. Salvo alguna lesión, caso de Carpio o Villanueva, el equipo ha seguido siendo el mismo y eso lo ha notado en el juego.

3. Alex Fernández

Los entrenadores no suelen ser partidarios de personificar los buenos momentos de sus equipos pero Alex Fernández merece un capítulo aparte. Y es que la entrada en el once del exjugador del Elche ha dado el equilibrio perfecto al Cádiz CF. Su puesto de mediapunta ayudando a la creación y a la destrucción, cerca de las bandas y de la dupla José Mari – Garrido ha hecho que el Cádiz sea mucho más sólido.

Cervera estuvo toda la pasada temporada buscando a un futbolista de este tipo que encontró por momentos con Rubén Cruz. La segunda vuelta fue para un Aketxe vital a balón parado, y parece que en esta ocasión Alex Fernández está llamado a ser ese futbolista clave en el esquema del técnico cadista.

4. Alvarito y Salvi

Y si Alex merece ser destacado, las bandas del Cádiz CF siguen siendo el gran pilar en el que se sustenta todo el juego amarillo. Que Alvarito y Salvi hayan estado sanos y ausentes de problemas físicos han ayudado a que la escuadra gaditana siga sumando. Antes de ganar en Almería, Cervera tuvo problemas con los dos, por lesiones y cuestiones extradeportivas, caso de Álvaro.

Con ambos en buena forma este Cádiz CF es imparable a pesar de los rivales, empeñados en alguna ocasión en lesionar a alguno de los dos. Las bandas amarillas son la franquicia de un equipo se vuela por sus alas.

5. Fidelidad al estilo

Las dudas suelen aparecer en los momentos delicados de una temporada y el Cádiz CF ha pasado por una trayectoria en la que comenzaba a estar cuestionados algunos aspectos del juego amarillo, lógicamente tras ocho semanas sin vencer. Eso sí, nunca se ha puesto en cuestión, salvo algunas pequeñas excepciones, al entrenador del Cádiz CF. Nadie, ni los altos estamentos del club, medios de comunicación y gran parte de la afición cadista ha puesto en duda el trabajo de Álvaro Cervera. En absoluto.

Esa fe en el estilo ha sido clave para la recuperación del Cádiz CF. Una creencia que ha llegado desde el propio vestuario con los pesos pesados dando un paso adelante y recordando de manera pública que la forma de jugar del equipo no se debate. Esa fidelidad y esa forma de jugar reconocible a la par que efectiva y exitosa es sin duda el motor de este Cádiz CF.