Juanjo y el preparador físico, Andrés Blanco.
Juanjo y el preparador físico, Andrés Blanco.

CÁDIZ CF

La semana clave de Juanjo

El lateral murciano ya hace parte del entrenamiento con el grupo y en estos días confía en obtener el alta médica

Por  14:25 h.

El fútbol son sensaciones. Las derrotas generan desconfianza, malestar, zozobra y afectan a todos los niveles, no solo en el terreno de juego. En cambio las victorias, aunque sean por la mínima y con mal fútbol, propician consecuencias positivas incluso en la enfermería.

Tras ganar en Linares, el plantel se ha ejercitado en El Rosal con otro ánimo, dispuesto al asalto al liderato con dos triunfos consecutivos en Carranza frente a Betis B y Balona. Y con una excelente noticia. Juanjo ha hecho parte del trabajo junto a sus compañeros, como ya ocurriera el pasado viernes, y afronta una semana decisiva para su recuperación.

El lateral murciano saltaba al césped hace cuatro días e incluso ha tocado balón. Ha mejorado notablemente de su lesión y se está incorporando gradualmente, con la idea de que ya el viernes pueda entrenar con el resto de la plantilla como uno más. Le queda alcanzar la forma física, pues ha pasado casi un mes y medio sin jugar desde que cayera lesionado en Marbella (20 de septiembre). Así que no podrá participar el sábado frente al Betis B pero ya tendrá el alta para los partidos venideros.

Juanjo ve la luz al final del túnel aunque en el Cádiz CF andan muy precavidos. Desde que sufriera un esguince de tobillo el 1 de agosto en Sanlúcar, el carrilero ha ido encadenando problemas físicos. En Murcia (Copa del Rey) se retiraba con fuertes dolores y forzaba en Marbella ante las circunstancias, lo que provocaba su recaída. Desde la entidad afirman que se trata de una tendinopatía en el aductor e incluso que se había cambiado el tratamiento.

Se le han inyectado factores de crecimiento, ha cambiado sus plantillas ya que en la pisada se le habían generado problemas en la cadera, y no se vestirá de corto hasta que se encuentre recuperado al 100%. Su caso recuerda demasiado al de su compañero Andrés Sánchez, al que el tobillo le trajo por la calle de amargura en su primer año por no parar a tiempo.

Juanjo es en estos momentos la única baja del conjunto amarillo, así que la enfermería quedará vacía en las próximas horas.