Jona pretende sacarle la espina clavada a su hermano Antonio Moreno, ex dl cádiz CF.
Jona pretende sacarle la espina clavada a su hermano Antonio Moreno, ex dl cádiz CF.

CÁDIZ CF

La revancha de Jona

El delantero del Cádiz quiere sacarle espinita a su hermano Antonio Moreno, que sufrió en aquella tarde infame de Anduva

Por  13:18 h.

Jonathan Mejía Ruiz ‘Jona’ tiene un objetivo marcado a fuego: el ascenso con el Cádiz CF. Es un sueño que el delantero lo asume como un reto a superar, y tiene varias razones para ello. En el apartado profesional supondría un enorme éxito en su carrera deportiva, y le aseguraría un hueco en la categoría de plata si bien pertenece al Granada, de Primera División.

La satisfacción por lograr el objetivo señalado desde principios de temporada; devolver al cadismo en forma de alegría todo el cariño recibido en estos meses; recuperar el lugar que corresponde al Cádiz CF por historia, club, afición y estadio; culminar su mejor temporada en materia goleadora con un ascenso que dé mayor sentido a su ‘pichichi’ del Grupo IV; ganarse un hueco en la selección hondureña gracias a su excelente rendimiento en la temporada con el equipo amarillo.

Sin embargo, existe un motivo que a muchos seguidores se les escapa pero Jona lo comentó el día de su presentación y siempre tiene un hueco en su cabeza. El hispano hondureño tiene ánimos de revancha, y quiere sacarle la espina que aún tiene clavada su hermano. “Queda nada para esa espinita que se te quedó clavada… Eres mi referente, mi consejero y siempre mi maestro!! Tq #9″.

El hermano de Jona es Antonio Moreno, ese delantero que fichó por el Cádiz CF en el mercado invernal de la temporada 2009-10, con Jose González en el banquillo y Roberto Suárez en la dirección deportiva. Pese a sus problemas físicos (llegó procedente del equipo de parados de la AFE), el ariete se ganó el cariño de la afición con goles decisivos en la recta final del curso y con su entrega sobre el césped.

Pero todas las ilusiones se estrellaron en Miranda de Ebro, cuando el Cádiz CF de Jose caía goleado en Anduva ante el Mirandés (4-1) y decía adiós a sus opciones de ascenso. Las lágrimas brotaron aquella tarde infame, y Jona no olvida. “A él se le quedó la espinita de no poder ascender con esta camiseta y sería bonito que yo pudiera quitársela”, comentaba hace diez meses, cuando pisaba por primera vez el Ramón de Carranza. Está más cerca que nunca de cumplir su venganza.