Duarte, pieza importante en el engranaje del Cádiz CF B.
Duarte, pieza importante en el engranaje del Cádiz CF B.

CÁDIZ CF

La recta final en busca de la gesta empieza en Lucena

Cerrar el pase a la fase de ascenso a Segunda B y atar la primera plaza del Grupo X de Tercera, objetivos inmediatos de un Cádiz CF B que inicia dos meses claves

Por  8:32 h.

La recta final ya ha comenzado. Ocho partidos, dos meses quedan para que el Cádiz CF B cierre sus primeras misiones de una temporada hasta ahora sobresaliente.

El primero de esos objetivos está al alcance de la mano. Con 16 puntos de ventaja sobre el quinto clasificado (y también con un encuentro más) afronta esta jornada la escuadra de Mere. Amplia renta sobre la Balompédica Lebrijana (a la que aún tiene que visitar) que deja el pase al ‘play off’ a tiro de piedra.

Algo más habrá que luchar para garantizar la primera plaza. Con el ‘goal average’ particular igualado con el Ceuta (segundo clasificado), siete son los puntos de renta que tienen a día de hoy los cadistas. Y es que no es lo mismo jugar las eliminatorias de ascenso como primero. La diferencia es sustancial y evidente.

Asuntos que dejan entrever la importancia del encuentro que este domingo a las 12.30 horas disputará el Cádiz CF B en tierras aracelitanas ante el Ciudad de Lucena. Un nuevo desplazamiento después de dos citas consecutivas en El Rosal en las que ha sumado cuatro puntos de seis posibles.

Media hora después, el Ceuta recibirá al Utrera en el Alfonso Murube.

Un rival atrevido en su feudo

Sin el sancionado Seth, expulsado en la última contienda ante el Alcalá, viaja el líder a terreno provenzal. También será duda Momo, que aún no tiene ritmo de competición tras reaparecer puntualmente hace algunas semanas y volver a recaer.

Mientras, Mere, míster del Cádiz CF B, asegura: «Llevamos dos temporadas enfrentándonos al Ciudad de Lucena y sabemos que en casa son capaces de sacar adelante buenos resultados, todo lo contrario que como visitantes».

Pero confía plenamente en los suyos: «Tenemos claro cómo afrontarlo y confiamos en competirles bien. Nos quedan ocho semanas de competición donde hay que mantener la máxima exigencia. Es una liga de dos meses de la que partimos en una buena situación, aunque tenemos que mantener esta línea».