Aitor disputa el balón con el central Carlos Hernández.
Aitor disputa el balón con el central Carlos Hernández.

CÁDIZ CF

La primera gran final de la temporada

El Estadio Ramón de Carranza acogerá el próximo sábado a las seis de la tarde un duelo trepidante entre Cádiz CF y Real Oviedo

Por  21:38 h.

El Estadio Ramón de Carranza vivirá el próximo sábado (18.00 horas) algo más que una cita. Cádiz CF y Real Oviedo se volverán a ver las caras sobre el terreno de juego y lo harán otra vez con un mismo objetivo entre ceja y ceja: el ascenso.

Aún no se han cumplido tres años desde que el 31 de mayo de 2015 el equipo ovetense retornara a Segunda. Aquella tarde lograba la proeza en la Tacita de Plata al ganar 0-1 y así remontar el 1-1 de la ida en el Carlos Tartiere. El mazazo fue duro para una escuadra cadista que luego eliminó al Hércules, pero volvió a caer ante el Bilbao Athletic. El ascenso gaditano tuvo que esperar un año más, en 2016, ya con Álvaro Cervera en el banquillo amarillo.

Ahora, en pleno Carnaval y con la capital gaditana celebrando su sábado más grande, la cita entre Cádiz CF y Real Oviedo vuelve a tener aroma a final. eso sí, con muchísimo margen de error. No como en aquella tarde de finales de mayo.

Triunfador en el derbi asturiano

El duelo del Sábado de Carnaval llega con ambos equipos empatados a 44 puntos, aunque con el Cádiz CF momentáneamente segundo clasificado por su diferencia de goles. Una renta mínima, ya que el equipo gaditano tiene un balance de + 12 en su cuenta, al tiempo que los carbayones se queda en + 11.

Sin embargo, el 1-0 conseguido por el Real Oviedo en la primera vuelta da ventaja a los asturianos en estos momentos. Tal es así que un empate en Cádiz le colocaría segundo si terminara ahora la Liga debido al ‘goal average’ particular. Más igualado, imposible.

La cita llega con un Cádiz CF que acumula tres semanas sin vencer (a la derrota en Alcorcón se unen los dos últimos empates ante Lugo y Nástic). Al otro lado, el equipo de Anquela no cae derrotado desde la 15ª jornada cuando perdió en Valladolid (3-1). Desde entonces ha ganado muchos partidos, el último y más importante tuvo lugar este domingo en el Carlos Tartiere.

Y es que remontar en el derbi ante el Sporting (2-1), histórico rival del Real Oviedo, hace que los carbayones lleguen a la Tacita de Plata en un estado anímico descomunal. Y no es para menos. Los dos goles de Mossa hicieron que el tanto inicial del rojiblanco Jony se quedara en un simple susto.

A todo ello se une las buenas actuaciones del equipo azulón lejos de Asturias. Buena prueba de ello es que Huesca y Rayo Vallecano han sido incapaces de doblegar al Real Oviedo en sus estadios en las últimas semanas. Claro aviso a navegantes.

Por si fuera poco, el conjunto ovetense se ha convertido en un auténtico azote para el Cádiz CF desde aquel ascenso. De hecho, en los tres enfrentamientos en Segunda han salido victoriosos los norteños: 0-2 y 2-1 la temporada pasada, y 1-0 este curso con gol de Toché.

Intratable Huesca

A día de hoy, la segunda plaza es el gran reto para Cádiz CF y Real Oviedo. Así es porque el liderato, que hace poco estaba al alcance de los gaditanos, se encuentra ya a ocho puntos después de una nueva victoria del líder Huesca, que ganó 0-1 al Sevilla Atlético y ya acumula 52 puntos en su casillero.

En cuanto a la zona de ‘play off’, junto al Real Oviedo se encuentran Rayo Vallecano, Numancia y Lugo. Todos ellos con 41 puntos, tres menos que cadistas y ovetenses.

Los sorianos ganaron 1-0 al Reus y el Lugo sólo pudo empatar en Galicia ante el Albacete (1-1).

A la caza y captura de esa zona de privilegio se encuentra el Granada, séptimo con 40 puntos y a cuatro de diferencia de cadistas y ovetenses.

Osasuna y Valladolid (39) no pierden la fe, mientras que el Sporting (36) lo tiene cada vez más complicado después de hincar la rodilla en el derbi asturiano.