Álvaro García jugó pegado a la banda derecha en Sanlúcar.
Álvaro García jugó pegado a la banda derecha en Sanlúcar.

Cádiz CF

La pizarra de Álvaro Cervera

El entrenador guineano está preparando diferentes planteamientos tácticos para la próxima temporada

Por  14:39 h.

Álvaro Cervera no quiso hablar con la prensa tras el partido disputado en Sanlúcar de Barrameda. Tampoco lo hizo ningún jugador, ya que así lo decide la dirección deportiva de la entidad cadista. Así, ni los futbolistas ni el técnico hablaron, pero pese a esa ley del silencio que parece reinar en el Cádiz CF este verano, se pueden sacar conclusiones tácticas y estratégicas de los partidos y de los entrenamientos que el equipo amarillo ha completado hasta la fecha.

Habría que empezar con el sistema. Cervera usó en el choque de Barbate el mismo esquema de juego que venía utilizando la pasada temporada, con dos extremos, un media punta y un delantero. Sin embargo, contra el Sanluqueño pasó a jugar con un 4-4-2 clásico, con Rubén Cruz y Alvarito arriba. El técnico guineano ha estado usando este esquema en muchos entrenos combiando en la delantera a Romera, Barral, Rubén Cruz y Moha. Este último jugó en Barbate de extremo diestro y en los pocos minutos que disputó en Sanlúcar lo hizo en la banda contraria.

Perea y Álvaro 

En el partido de Sanlúcar, Álvaro García comenzó jugando en punta junto a Cruz, pero al cuarto de hora de partido pasó a la banda derecha, intercambiando su posición con Alberto Perea. El ex del Barcelona B, eso sí, se colocó en la media punta, intentando aprovechar su disparo desde media distancia. El que no cambió de posición en el Cádiz CF en esa primera parte de El Palmar fue Aitor, al que parece que Cervera sólo ve en la izquierda. Moha, como se ha indicado, ha jugado en ambas bandas. Rubén Cruz sólo ha actuado de punta en estos dos encuentros, pero Cervera confía en él como media punta, como ya demostró durante toda la pasada temporada. Imaz ha actuado de media punta en ambos partidos. Parece que el entrenador no lo ve como hombre de banda, sino como jugador para actuar por detrás del delantero. Los ‘9’ puros del Cádiz CF son David Barral y Dani Romera.

El rol de Eddy

Eddy Silvestre fue el mejor jugador del Cádiz CF ante el Sanluqueño. El azerbayano, que el año pasado fue el peor jugador de la plantilla cadista, ha vuelto con ganas a los entrenamientos y está intentando ganarse la confianza de Álvaro Cervera en estos primeros partidos de la pretemporada. En El Palmar jugó de central la primera parte y de centrocampista en la segunda. Estuvo muy bien en la salida de balón desde atrás cuando actuó en la defensa y sorprendió mucho en ataque cuando jugó en su posición habitual. Además, marcó el gol de la victoria amarilla.

La retaguardia

En defensa es donde Álvaro Cervera cuenta con menos efectivos, por eso Eddy jugó en esa posición en Sanlúcar, algo que probablemente no volverá  a hacer, ya que está de vuelta Sankaré. Con Marcos Mauro adaptado y Sankaré de regreso, queda Servando como el único teórico suplente en la posición, a falta de algún fichaje que seguro llegará. El Cádiz CF sigue atento a lo que ocurra con Villanueva y el Málaga. Otro de los que intereseban, el bético José Carlos, está actuando en todos los partidos de la pretemporada verdiblanca, aunque los de Quique Setién están a la caza y captura de varios centrales.

Debe llegar un lateral derecho que complemente a Carpio. En la izquierda, Cervera le ha dado muchos minutos a Tomás en estos dos primeros encuentros. Tras su gran temporada en el Granada B parece que ha llegado para quedarse y luchar por un puesto con Brian Oliván.

En la portería, una vez que se ha marchado Jesús Fernández, David Gil va a ocupar su posición de portero suplente hasta que llegue otro. Su puesto debería ser el de titular de Mere en el filial, pero veremos si convence a Cervera para quedarse en la primera plantilla.