television-carranza

CÁDIZ CF

La ‘dictadura’ de la Televisión: paga y manda

La Liga entrega a cada club un reglamento que incluye numerosas pautas de obligado cumplimiento en las retransmisiones televisivas y con sanciones si no se asumen

Por  7:00 h.

El regreso del Cádiz CF al fútbol profesional le ha abierto un mundo desconocido en los últimos años y que ha cambiado a una velocidad abrumadora. El club gaditano ha dado un salto de nivel brutal al ingresar en el colectivo de esos 42 equipos que componen la Primera y la Segunda División: rivales de altura, estadios de superior categoría, ciudades populosas, jugadores inaccesibles hace tan sólo unos meses…

Sin embargo, el mayor cambio es difícil de apreciar a primera vista y eso que está ahí, delante del aficionado, en la misma pantalla: la Televisión. Los cadistas la han pasado canutas en el pozo de bronce para poder ver a su Cádiz CF lejos de Carranza (o en su estadio sin ser abonado), con la excepción de 8TV y de la autonómica en momentos de ‘play off’. Ahora se asegura ver a sus ídolos cada jornada a un módico precio, al tanto que la entidad de Carranza se ha embolsado siete millones de euros (casi el doble del presupuesto del año pasado) simplemente por ceder sus derechos de imagen.

Esto tiene su precio. Hay que pagarlo. Y es que la ‘tele’ manda, y cada vez más. Una dictadura lógica conforme a su inversión. Y no sólo en detalles visibles, como la programación de partidos en horarios absurdos y en días inadecuados como por ejemplo el de este domingo en Vallecas (20 horas), que impedirá una marcha amarilla a Madrid. O esos compromisos a las cuatro de la tarde o un viernes por la noche.

El reglamento que ha facilitado a todos los clubes contiene una enorme lista de órdenes que cumplir, de pautas a seguir, de manera transversal. Y que va desde el estado del césped y su color y diseño, de la iluminación, hasta la colocación del público en la grada y la necesidad de cubrir parte del aforo. Las indumentarias de los empleados en función de su labor, la información de acciones especiales como el minuto de silencio e incluso la necesidad de instalar wifi en el estadio.

CANAL AMARILLO ha analizado este amplio dossier (reglamento_retransmision_tv), el manual que debe seguir el Cádiz CF en esta nueva etapa en la Liga 1/2/3. Es de obligado cumplimiento pero en esta temporada sólo serán sancionados los equipos de Primera que no lo cumplan, mientras que a los de Segunda les dan un año de gracia para esa transición necesaria. En la campaña 2017-18 ya sí que entrarán en vigor las sanciones.

La Liga desea que su producto gane en espectacularidad y en homogeneidad, que sea perfectamente reconocible por el espectador, por encima de las condiciones de cada campo. Darle identidad propia y calidad máxima. Por ello lo intenta controlar prácticamente todo a través de la figura del Director de Partido, que supervisa el escenario desde cuatro horas antes del encuentro hasta pasado el choque y se coordina con el departamento de comunicación dela sociedad

Realiza cuatro auditorías en las cuales se tratan los siguientes asuntos:

-Césped

-Iluminación artificial e instalación eléctrica

-Retransmisión televisiva

-Publicidad dentro del estadio

1.- Césped

Los clubes deberán preocuparse ahora no sólo de la buena salud y del cuidado del césped, sino que incluso se marcan pautas para que la hierba tenga una altura determinada (entre 20 y 30 milímetros), se evalúa su dureza (entre 60 y 90 gramos), la uniformidad en su color y por tanto en el corte de la segadora (siempre franjas verticales, nueve en cada medio campo, y con un grosor especificado) y con la permanencia y agarre óptimos para evitar lesiones.

Se acabaron los caprichos de algunos entrenadores de poner el verde más alto de la cuenta para perjudicar al adversario o que esté irregular por falta de cuidado. Si no se cumple, sanción.

2.- Iluminación artificial

El cadismo se sorprendía el pasado domingo cuando comprobaba como los enormes focos de la Tribuna del Ramón de Carranza permanecían encendidos pese a que el duelo se jugaba a las doce del mediodía y la luz natural era más que suficiente. Exigencias de la televisión, que obliga a encender la luz 45 minutos antes del choque si es por la mañana o primera hora de la tarde, y dos horas antes si se disputa cerca del horario nocturno. “La iluminación tiene un impacto directo sobre la calidad de la imagen”. Sorprende, y es que pocos partidos se han televisado en el coliseo amarillo en los últimos seis años.

La Liga entrega un cuadro sobre la potencia necesaria para la iluminación y las condiciones para el suministro de energía.

3.- Público

El apartado más polémico de la nueva reglamentación. Amparado en el deseo de emitir la mayor parte de partidos posible cada semana y de que llegue al más amplio espectro de aficionados, la organización presidida hasta hace escasos días por Javier Tebas fija horarios muy incómodos para los seguidores. Al margen de los duelos entre semana, poner una cita un viernes a las 22.00 horas o un lunes por la noche frena a gran cantidad de hinchas que no pueden asistir al campo.

Y a su vez, La Liga castiga la poca afluencia de público al estadio. La televisión no quiere ver estadios vacíos porque perjudica al espectáculo, así que “recomienda encarecidamente ubicar a los espectadores entre córner y córner de la grada opuesta a la posición de la cámara principal”. En Carranza sería la Preferencia pues la cámara se instala en Tribuna.

La ocupación de dicha grada deberá de ser de al menos el 75%; en caso contrario, serán aplicables las sanciones previstas en este reglamento. En caso de que la ocupación sea inferior al 50%, dicha sanción se duplicará”.

Sorprendía como en la quinta jornada, en el compromiso entre Sevilla Atlético y Huesca, todos los aficionados fueron ubicados en una grada sin sombra, con un calor tremendo a las seis de la tarde en la capital hispalense, mientras que donde se ubica la cámara se cubría con la visera del Sánchez Pizjuán y estaba completamente vacía. He aquí la respuesta.

4.- Otras cuestiones

En el amplio dossier también se recogen cuestiones menores, como la publicidad dentro del recinto, que debe tener un máximo de 90 centímetros de altura en la que se coloca junto a la hierba y que puede ser estática o dinámica, mientras que más arriba, en los vomitorios, sólo puede ser estática. También apunta la indumentaria para los trabajadores:

-Peto verde oscuro: mantenimiento de césped

-Gris: recogepelotas

-Azul con franja verde: personal de televisión (productora de La Liga)

-Azul con franja roja: personal de televisión sin derechos y fotógrafos

Incluso señala la obligatoriedad de poner a disposición un sistema wifi.

La retransmisión se divide en distintos ‘packs’ en función de la importancia del encuentro, y es que ‘El Partidazo’ cuenta con 10-12 cámaras mientras que una emisión normal se realiza con ocho. Los clásicos entre Barça y Madrid van aparte, con unas 40 cámaras para no perder detalle. En el denominado como ‘El Partidazo’ también entra en juego el ‘Superflash’, cuando el periodista entrevista al jugador más destacado y a los entrenadores de ambos equipos en liza sobre el mismo terreno de juego.

5.- Sanciones

Las normas descritas en el reglamento son de obligado cumplimiento (con la salvedad de encuentros marcados por duras condiciones climatológicas como lluvia o nieve), y su incumplimiento conllevará sanciones económicas, esta temporada para los conjuntos de Primera y la siguiente para todos los que integren la LFP.

El sistema sancionador se basa en un sistema de puntos en el cual cada infracción se valora con puntos negativos. Al final de cada campaña, la suma de puntos negativos se traduce en cantidades que el club tendrá que pagar. La televisión paga un canon fijo a cada entidad y luego otro en variables que dependen de estos cumplimientos, en suma con otras cuestiones como clasificación en la Liga, número de abonados, participación en competiciones europeas…

6.- El Cádiz CF

El Cádiz CF ya trabaja para cumplir con todas las normas reflejadas en este reglamento, y aunque tiene un año para ponerse al día sin recibir sanciones, lo cierto es que ya “lo cumple al 95%”. Quedan por mejorar asuntos como los accesos y algún problema de índole organizativo, pero por estructura e instalaciones no tendrá problemas para asumir las directrices principales de este manual.

Esta temporada recibirá 7 millones de euros en conceptos de retranmisión, una de las cifras más bajas de la competición, y es que pese a tener un alto número de abonados le condiciona su nula clasificación en los últimos cinco años, en los que no ha participado en la categoría al estar en Segunda B.