Eddy Silvestre y Sankaré, en un entrenamiento en El Rosal.
Eddy Silvestre y Sankaré, en un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

La ausencia de Eddy, el ‘gran’ problema en Valladolid

Cervera apostará en Pucela por un once cargado de suplentes aunque con una duda en el centro del campo

Por  13:30 h.

El Cádiz CF afronta el último duelo de la temporada regular jugándose el tercer, cuarto o quinto puesto en Zorrilla. Pero eso es algo que no le preocupa a Cervera. Al menos, no le preocupa hasta el punto de robarle el sueño. El entrenador cadista sabía muy bien que la final se jugaba el pasado domingo en Carranza ante el Elche y fue ahí donde puso toda la carne en el asador. Hizo sacar incluso hasta la que Competición le metió en el congelador. Y le salió bien. Tan bien que el Cádiz CF llega este sábado a Pucela con los deberes más que hechos y sin la necesidad de jugarse la vida aunque sí un suculento bote en el caso de acabar la Liga en tercera posición. Para eso tendría que ganar en Pucela y esperar una derrota del Getafe en Mallorca.

Por descontado que el Cádiz CF saldrá a por todas en Valladolid. Pero se espera que lo haga con un once totalmente renovado con la idea de dar descanso a aquellos que llevan jugando finales desde el pasado mes de marzo. Las piernas están cargadas, los rivales también estarán cansados y Cervera tiene ante sí la posibilidad que no tendrán sus colegas del Huesca, Valladolid u Oviedo, que echarán este sábado el último aliento que les queda con tal de conseguirse un pasaporte para los ‘play off’ de ascenso, donde Getafe, Cádiz CF y Tenerife ya saben que jugarán.

Por tanto, es más que probable que Álvaro Cervera se decante por un once repleto de suplentes. Solo hay un problema, un ‘pequeño gran’ problema, Eddy Silvestre. El jugador nacido en Roquetas de Mar no podrá estar en Valladolid debido a que ha vuelto a ser convocado por la selección de Azerbaiyán. Un caso que no se repetirá con Abdullah, que en previsión de que el Cádiz CF se estuviera jugando algo en la última jornada su seleccionador intercedió para que la Federación lo desconvocase de una cita que, para más inri, la selección de Comores jugaría en Marsella, ciudad natal de Abdullah, totalmente implicado con la causa amarilla.

Pero el caso es que Cervera solo tiene una duda este sábado: la pareja de baile en el centro del campo que le pondrá, precisamente, a Abdullah. Eso si se decide por mantener el 4-2-3-1 con el que está jugando desde su llegada al Cádiz CF a excepción de algunos encuentros en los que dispuso una defensa de cinco como en el partido celebrado en Montilivi o cuando le dio por concentrar a sus centrocampistas en el centro del campo en Huesca.

Así las cosas, Cervera tiene en su mente apostar en Valladolid con Jesús en la portería. Alinearía una defensa inédita con Malón, Servando, Migue y Luis Ruiz. La banda derecha sería para Nico Hidalgo; la izquierda para Aitor. La mediapunta volvería tiempo después a descansar en Rubén Cruz mientras que Gorka Santamaría estaría en la punta del ataque. Sin Eddy, la duda no es otra que elegir a un jugador para formar el doble pivote junto a Abdulah para tratar de dar descanso a Garrido y José Mari, que necesitan descanso. Por probar, Cervera puede probar infinidad de cosas pero lo más probable sería que pusiera un tiempo al roteño y otro al vasco para que se tomen el partido como un entrenamiento. Porque sí, en Valladolid, Eddy era ‘necesario’.