Alberto Quintana en el partido ante el Sevilla Atlético
Alberto Quintana en el partido ante el Sevilla Atlético

Cádiz CF

La ansiedad y la condena del filial, lastran a Alberto Quintana

Sus ganas por demostrar que puede volver al primer equipo y jugar en el Cádiz CF, están mermando a una de las perlas de la cantera amarilla

Por  8:00 h.

Desde hace semanas, el canterano Alberto Quintana ha desaparecido prácticamente de la órbita amarilla. De ser uno de los jugadores revelación de la primera vuelta del Cádiz, a pasar casi desapercibido desde que comenzó el año 2016.

Los números así lo demuestran. De jugar ocho partidos con el primer equipo, a solo dos en lo que llevamos de segunda vuelta. Las llegadas de jugadores de experiencia u otros nuevos en el mediocentro, casos de David Sánchez e Isaac Nana, han terminado por mandar al ostracismo a una de las perlas de la cantera amarilla.

Ya dijo Claudio hace unas semanas que mandaba al jugador al filial “para protegerlo. No está en su mejor momento y tiene que demostrar su valía en el filial para volver con nostoros”, explicaba el técnico. Dicho y hecho. Su último partido con el primer equipo fue la derrota ante el Granada B (0-1). Desde entonces seis partidos con el filial coincidiendo con una mala racha del conjunto de Fernando Niño que ha significado la pérdida del liderato y de los 12 puntos de ventaja respecto al Recreativo B.

Curiosamente, la bajada de Quintana al filial no ha significado la mejoría de los resultados del Cádiz B. Todo lo contrario. Y es que al futbolista se le nota con una ansiedad por demostrar que puede volver al primer equipo, que le está mermando en sus cualidades. El futbolista quiere estar en todas las jugadas y tener un protagonismo que le perjudica en ocasiones tanto a él como a sus compañeros.

Tal es así, que el último choque del primer equipo de la cantera ante La Palma, Niño decidió que Alberto fuera suplente y jugará solo cuatro minutos del encuentro. Sin la obligación por parte de la dirección deportiva de que el jugador sea titular, Fernando Niño ha optado por darle una ‘tregua’ para que el gaditano se tranquilice e intente volver a sacar todo el fútbol que lleva dentro.

Además de la ansiedad, la otra razón de su bajada de rendimiento ha sido la condena de bajar al filial, algo que no ha gustado nada al jugador ni a su entorno. Quintana ya se veía como uno más del primer equipo y de hecho entrena gran parte de la semana con los mayores, excepto los sábados en los que se ejercita con sus compañeros del B.

La apuesta del Cádiz CF por Alberto Quintana es clara, tras su renovación por cuatro temporadas a finales de 2014. Sin embargo, ello no quita para que el canterano haya tenido más de una ‘novia’ el pasado mercado invernal. Con todo una cosa está clara, actualmente no tiene sitio en el primer equipo por la bajada de su rendimiento ya mencionada y por el perfil de jugador que actualmente quiere Claudio en esta recta final de temporada.