Jose González, uno de los protagonistas en la tertulia de Cope Cádiz en el restaurante De Otero
Jose González, uno de los protagonistas en la tertulia de Cope Cádiz en el restaurante De Otero

CÁDIZ CF

Jose González: “Al Cádiz CF siempre le tenderé mi mano”

El entrenador gaditano no descarta volver algún día al club cadista

Por  17:44 h.

Muchos asuntos se han tratado este martes en las tertulias de Cope Cádiz en el restaurante De Otero, cita en la que Jose González ha sido el principal protagonista. Eso sí, todos ellos con un mismo objetivo de debate: el Cádiz CF.

Pleno conocedor del club cadista, el técnico gaditano analiza la presión a la que se someten temporada tras temporada los miembros del equipo amarillo. “En el Cádiz CF no se devoran más jugadores y entrenadores que en otros equipos de estas características”, señala. Y añade: “No sé decir si el cadismo es más permisivo con los entenadores de fuera que con los de casa, pero sí con los jugadores. Sin ir más lejos, yo jugaba más cómodo fuera que en casa“.

Formado en los escalafones inferiores del Cádiz CF, Jose González tiene claro que la presión de los canteranos cadistas es notoria cuando se enfundan la elástica del Cádiz CF. Sobre todo en épocas en las que se necesita ganar a toda costa. “A ver cómo habla la gente de Alberto Quintana dentro de un año. La historia ya es conocida, pues me exigían que jugara Dieguito cuando no jugaba. Otro ejemplo es el de Josemi Caballero, que era habitual en mis alineaciones y también le dieron bastante”, puntualiza.

Por eso tiene claro que siempre es difícil agradar a toda una parroquia. “A mí me las daban con Akinsola y Juanjo. Akinsola parecía que era Pelé al marcar tres goles al contragolpe en Almería y en casa no acertaba porque sin espacios tenía muchas carencias. Juanjo, en cambio, tenía otras cualidades. Con Wilson Cuero (al que hizo debutar en su día con el primer equipo cadista) puede pasar algo similar. Con espacios puede ser dañino para el rival porque tiene una salida bestial. Me gustó en Lorca y es un futbolista que puede responder en este Cádiz CF”, asegura.

Y es que, al tiempo que alaba a la afición del Cádiz CF, Jose asume que es difícil pedir calma cuando el equipo necesita salir de Segunda B cuanto antes. “El aficionado en Cádiz es de diez y es complicado entender como aficionado que el Cádiz CF no sea superior al resto de los equipos en Segunda B”, reseña. Pero también destaca: “Cuando llegan los jugadores, que muchos vienen de otros equipos de la categoría, los rodeamos de lo que significa Cádiz. Es cierto que han destacado en esta categoría o en categorías superiores, pero necesitan adaptación porque estás creando un equipo nuevo. Aquí no hay la paciencia que existe en otros clubes porque los jugadores que llegan al Cádiz CF tienen la presión de ganar desde la primera jornada“.

Entrenador y aficionado

De hecho, Jose no ha dudado a la hora de analizar la situación desde dos puntos diferentes: el de entrenador y el de aficionado. “El día del Betis B pensaba que el Cádiz CF iba a meterle cuatro goles y no fui. Menosprecié al rival como aficionado y me quedé en casa jugando con mi hijo. Este domingo pensaba que íbamos a ver un partido sin demasiado atractivo ante la Balona, pues como seguidor he visto al Cádiz CF con equipos de Primera o Segunda”, puntualiza. Sin embargo, Jose también destaca: “En cambio, como entrenador, entiendo cuando Claudio habla de las virtudes del rival porque tienen jugadores para la categoría. Cualquiera te puede ganar un partido y yo también he pedido informes de rivales de Tercera”.

Del mismo modo, Jose González afirma: “Entiendo que el aficionado y el periodista se cansen de las mismas caras. En unos casos sacas amistad y en otros hay distanciamientos”.

Ahora bien, prefiere quedarse con lo más positivo de su etapa como entrenador cadista: “Aquí he disfrutado con un ascenso a Segunda, de temporadas fantásticas en las que era un gustazo ir a Carranza”.

Y no cierra la puerta a una posible vuelta: “Al Cádiz CF iré a verlo siempre que pueda. Si volveré a trabajar en el club es algo que no se sabe, pero tenderé mi mano de una forma u otra. Siempre lo he hecho“.