Jona, en el encuentro del pasado sábado en León.
Jona, en el encuentro del pasado sábado en León.

Cádiz CF

Jona: “Sabía que venía para hacer la vida más fácil a Salvi y Alvarito”

El delantero asegura no tener presión por marcar y se muestra tranquilo porque está gozando de oportunidades

Por  22:35 h.

Jona ha sido esta noche el protagonista en el programa La futbolería de Onda Luz. El delantero, que aún no ha visto puerta en su segunda etapa en el Cádiz CF, no está obsesionado de ningún modo por su falta de gol debido a que cuando vino a jugar sabía muy bien qué tipo de trabajo tenía que realizar. “He venido con más humildad y sabiendo que venía a hacerle la vida más fácil a Salvi y Alvarito, que son quienes marcan las diferencias en este equipo”.

De la misma forma, afirma que “más mérito tiene si cabe este Cádiz CF al no contar, como otros equipos, con un delantero centro que aporte 16 o 17 goles”, dijo en alusión a Raúl de Tomás, Borja Iglesias o Sergi Guardiola.

Cuando habla de Álvaro García se le nota abrumado ante la explosión del jugador utrerano. Precisamente, de Alvarito habla mucho con su hermano, el excadista (en la temporada de la eliminación ante el Mirandés) Antonio Moreno. “Lo de Alvarito es impresionante. Nos tiene fascinados. Nunca he visto a un jugador tan rápido”, asegura. En la misma línea, fue cuestionado por el también veloz Salvi. “Nunca han hecho un pique pero diría que Alvarito puede que sea algo más rápido”.

En todo caso, comenta que “sinceramente es un lujo jugar con los dos”. Eso no quita que también tenga sus dificultades. Y lo explica desde su labor de delantero centro. “También se sufre con ellos porque no es normal que cuando me doy la vuelta ellos ya me hayan sacado cinco o seis metros. Así es más difícil llegar a posiciones adelantadas. Y más yo, que parto desde muy atrás”, argumenta un ariete que reconoce no estar al cien por cien después de “no hacer una pretemporada tan exigente como se hace en el Cádiz CF y de no estar jugando en el Córdoba”.

Desde hace unas temporadas, a Jona le persigue el estigma de bajar equipos. Le pasó en el Jaén, en el UCAM, el Albacete y le iba pasando en el Córdoba. Como puede entenderse no le hace gracia esta especie de gafe porque “es muy duro volver a levantarse y caer de nuevo y así año tras año”, dice Jona, que promete que “en el fútbol ha sufrido mucho”. No obstante, todos esos palos le han servido para, “con 29 años, alcanzar la madurez futbolística”. En ese sentido, se siente optimista y espera que “lo mejor de Jona esté por llegar”.

Aunque a nivel general acumula fracasos, no se puede decir lo mismo a nivel personal. “No me hace gracia marcar quince goles al año y que el equipo baje aunque me pueda venir bien para encontrar equipo al año siguiente con buenos objetivos”.

Lleva jugando como titular seis jornadas y en las dos anteriores participó del juego. Y aún no ha marcado. Eso, en un delantero, es una tarea que a buen seguro le hubiera costado ya el banquillo. Pese a todo, se siente tranquilo. “Ojalá llegue ya el gol, pero estoy tranquilo porque ocasiones he tenido y al final afinaré la puntería seguro. No me gustan las excusas pero si no estoy al cien por cien a un delantero le cuesta más hacer gol”.

Tiene claro a quien dedicará su próximo tanto. “Cuando marque se lo dedicaré, como hago siempre, a mi  madre (fallecida). La verdad es que tiene que estar un poco enfadada porque hace tiempo que no lo hago”.

El fútbol tiene sus cosas. Algunas, difíciles de entender. Por ejemplo, que Jona sea titular en un equipo que lucha por ascender y fuese suplente en uno que lucha por no bajar. Nadie mejor que él para aclarar esta contradictoria situación. “Sergi Guardiola era un avión y llevaba 17 goles; ningún buen entrenador lo quitaría. Yo solo podía seguir trabajando. Por otro lado, Cervera necesitaba un delantero de mis características y por eso me da tanta confianza y se lo agradezco”.

A nivel global, Jona recuerda que “el primer objetivo ya está conseguido” y que ahora “queda lo más bonito. Soñar es gratis y daremos mucha guerra”. Bajo la premisa del partido a partido, da única importancia al partido contra el Huesca sin tener que mirar al del Rayo de la jornada siguiente. Asegura que el “vestuario está muy motivado” para un encuentro, frente al Huesca, “donde no hace falta que te motiven mucho para estarlo”.

En los dos últimos encuentros, pese a las dos victorias, Cervera ha criticado el juego del equipo, especialmente a nivel defensivo. En este punto, Jona le compra el discurso al jefe. “Defensivamente es verdad que hemos concedido bastante; si concedemos mucho nos será más difícil porque somos un equipos al que nos cuesta más si nos hacen gol”.

Es de sobra sabido que Jona es un jugador de la cuerda de Pina. Y como de bien nacido es ser agradecido, Jona se deshace en elogios hacia uno de sus valedores. “A todas las personas a las que le guardamos cariño no gusta que le pasen estas cosas. Esperemos que se arregle todo porque es un hombre muy importante para el Cádiz CF”. El delantero recordó algo que pasó hace una semana en El Rosal y en el partido ante el Sevilla Atlético. “Bajó al vestuario para estar con nosotros; la plantilla confía en que todo salga bien”. Y para rematar, Jona se acuerda de tiempos pasados. “Me dio la oportunidad de pasar de Segunda B (Orense) a jugar en la Primera división de Portugal y después de ahí al Granada y a competir en Segunda. Me ha dado muchísimo”.