Unos cien aficionados mostraron su desacuerdo con el fichaje en las puertas del club.
Unos cien aficionados mostraron su desacuerdo con el fichaje en las puertas del club.

Cádiz CF

Insultos como prólogo a su etapa en el Cádiz CF

Cerca de cien aficionados increpan a Güiza y los directivos desde fuera del estadio

Por  17:11 h.

Vaya por delante que todo aquel aficionado del Cádiz CF que hoy le haya gritado «muérete» a Dani Güiza antes de que el jerezano pidiera disculpas por su pasado no debe creer sinceramente en lo que dice porque tendría un problema muy serio en el caso de que así lo piense.

Más allá de estos desagradables e inapropiados cánticos de algunos aficionados del Cádiz CF que esperaban -sin suerte- a Güiza, lo que este mediodía se ha respirado fuera de las oficinas del Ramón de Carranza ha sido un clima de tensión tremenda ante la llegada del nuevo delantero del Cádiz CF, Daniel González Gúiza (Jerez de la Frontera, Cádiz, 17 de agosto de 1980), con el que los directivos tuvieron la consideración de presentarlo en la sala de prensa de Carranza y con las puertas del estadio cerradas tal y como han ido figurando sus compañeros en días anteriores.

A estos algo más de cien cadistas no vio Güiza ni Vizcaíno, los dos protagonistas que la afición más radical ha puesto en su diana con ocasión de este capítulo. Y es que el presidente y el nuevo jugador del Cádiz CF accedieron al estadio por el parking y tan solo algunos consejeros como Jorge Cobo accedieron por la puerta que estaba colapsada por los seguidores del Cádiz CF más anti-Güiza que tiene ahora mismo el cadismo.

«La gente me ha estado insultando y todo. ¿Yo qué culpa tengo?» decía con preocupación el empleado del club encargado de hacer pasar a la prensa filtrándola entre algunos aficionados que querían entrar en la sala de prensa para seguir mostrando su desacuerdo con el fichaje del que fuera anticadista confeso.

«Fuera de Carranza, yo no te quiero» o «Anticadistas, lejos de Carranza», fueron otras de las ‘marchas’ que se dejaron escuchar por parte de unos aficionados del Cádiz CF que aporreaban las puertas del club tan pronto como aparecía por el hall de entrada algún periodista, directivo y, como no, el jugador, que apenas dio la cara –con lógica– a la multitud que lo esperaba fuera.

Insultos ¡desde una azotea!

La calma se apoderaba de la escena en la sala de prensa y, minutos después, sobre el césped, donde Güiza tocaba su primer balón como jugador del Cádiz CF. Permanecía el silencio, solo interrumpido por los chispazos de las cámaras fotgráficas, hasta que unos gritos provenientes desde un palomar centraban de nuevo la atención en el insulto. «¡Besa el escudo!» y algunos descalificaciones e insultos personales más hacia Güiza se escucharon desde la azotea del edificio de oficinas que une las gradas de tribuna y el fondo sur mientras el jugador del Cádiz CF posaba ante las cámaras.