José Mari ha visto la quinta cartulina amarilla.
José Mari ha visto la quinta cartulina amarilla.

CÁDIZ CF

«En injusto decir que sólo Abdullah tiene que mejorar; todos debemos hacerlo»

«Acabo de ser padre y quiero tener la estabilidad de un proyecto como este, en mi hogar»

Por  8:00 h.

José Mari se ha hecho un hueco en el centro del campo junto a Rafidine Abdullah, genio y figura. Un centrocampista de muchísima calidad y con una fuerte personalidad que ha mostrado luces y sombras, a la espera de encontrar la regularidad deseada. El francés participa estos días en dos encuentros con su selección, La Unión de las Comoras, así que se perderá el choque en el Ciutat de Valencia frente al Levante.

El roteño cambia de pareja y probablemente le acompañe Jon Ander Garrido en la medular, un futbolista de perfil radicalmente diferente. José Mari cuenta en CANAL AMARILLO cómo se siente con cada uno de estos dos compañeros y defiende a Abdullah, al que considera que se le trata de forma injusta.

-¿Garrido o Abdullah? ¿En qué cambia José Mari, juegue con el vasco o con el francés?

-No he coincidido con Garrido apenas. Son dos compañeros que trabajan muchísimos, con sus características, y estoy cómodo con cualquiera hago mi trabajo lo mejor posible. Son dos jugadores con características muy diferentes. Garrido hace un desgaste increíble y Rafi también se mata a correr cuando juega. Son dos peloteros honrados.

-¿Tiene más libertad con el de Barakaldo?

Depende del partido. Teniendo a un jugador que me pueda ayudar defensivamente quizás pueda salir un poco más, pero no se sabe

-¿Va a correr menos con Garrido?

-No tiene nada que ver. Corremos todos del primero al último y cada uno tiene su responsabilidad en el campo. Con los dos correré igual.

-Es difícil encasillarse en este fútbol moderno pero ¿se considera mediocentro ofensivo o defensivo?

-No me catalogo porque a mí me gusta tener la pelota pero un centrocampista tiene que hacer de todo, debe ser completo. Cuando tengo el balón me gusta enlazar con el juego de ataque, y en Segunda hay que correr mucho y pelear. En este comienzo no ha habido partidos en los que hemos llevado el peso y nos hemos tenido que dedicar más a robar y enlazar con la gente de arriba.

-¿Tiene alguna referencia en el mundo del fútbol, en algún jugador en el que se fija especialmente?

-Por mi posición miro mucho a Busquets, a Bruno del Villarreal. Están en una dimensión tan enorme que es mejor ni verlos (jajaja).

-¿Hay que darle un cariño especial a Abdullah? Por el idioma, su carácter…

-Está adaptado totalmente. Es uno más. Hace todos los esfuerzos y no hay problemas con el idioma, nos entiende perfectamente.

-Es un jugador que da la sensación de que puede dar más.

-Como todos. Es injusto decir eso sólo de ‘Rafi’ porque los 26 tenemos margen de mejora. Llevamos pocas jornadas y hemos de subir el nivel todos.

-¿De qué le ha servido la experiencia en estados Unidos?

-Me ha valido para disfrutar más de mi profesión y del día a día.

-¿Qué recorrido le ve a la actual plantilla del Cádiz CF?

-Hay que pelear mucho para salvar la categoría, es el objetivo prioritario, no puede haber una exigencia más allá.

-¿Qué futuro del Cádiz CF dibuja a largo plazo?

-Es difícil cuando estás centrado en el presente. Yo vine para mantener al equipo, y que el club se consolide en Segunda División para ser el Cádiz CF grande que debe ser.

-Con José Mari en la plantilla.

-Soy joven aunque ya he vivido muchas situaciones en el fútbol. He decidido volver a casa porque me gustaría estar aquí mucho tiempo. Acabo de ser padre y quiero tener la estabilidad de un proyecto como este, en mi hogar, y poder estar muchos años con mi familia.