Iban Espadas, durante su etapa en el Arroyo, en un encuentro ante el Betis B.
Iban Espadas, durante su etapa en el Arroyo, en un encuentro ante el Betis B.

CÁDIZ CF

Iban Espadas: «Me hubiese encantado coincidir con Salvi y Álvaro García en el Cádiz CF»

El exdelantero guipuzcoano marcó el primer gol en la historia del Reino de León con la Cultural Leonesa y luego militó en el equipo gaditano

Por  19:00 h.

Una grave lesión que le afectó a tobillo, tibia y peroné en 2013 durante la pretemporada puso fin a su dilatada trayectoria deportiva. En ese momento colgó las botas y se desvinculó del fútbol para formar parte la empresa familiar. Es la historia de Iban Espadas, exdelantero de Cultural Leonesa y Cádiz CF, equipos que este sábado se ven las caras en el Reino de León.

Nacido en Tolosa (Guipúzcoa) hace casi 40 años, Iban Espadas recuerda en CANAL AMARILLO su paso por ambas entidades. A León llegó a préstamo por el Recreativo de Huelva ya empezada en la temporada 2000/2001. Poco después, en la campaña 2003/2004, recalaba en el Ramón de Carranza durante el mercado de invierno al no entrar en los planes de Víctor Muñoz, que se había hecho cargo del banquillo del Zaragoza. Aquel equipo maño se hizo con una Copa del Rey de la que él tuvo parte de culpa en su consecución pese a no poder levantarla.

Desde la distancia, el que fuese ariete de leoneses y gaditanos destaca: «El Cádiz CF tiene equipo para estar arriba. Es verdad que ha tenido una racha de malos partidos, pero parece que vuelve a entonarse. Luchará por acceder al ‘play off’ e incluso por ascender de forma directa a Primera». En cuanto a la Cultural, Iban Espadas apunta: «Es un recién ascendido y es difícil aclimatarse a una nueva categoría después de tantos años en divisiones inferiores. Su fútbol bastante vistoso pero le cuesta y tendrá que trabajar para permanecer en una categoría tan igualada como es LaLiga 123».

De cara a la cita de este sábado, el jugador criado en Lezama advierte: «No veo un partido con un dominador claro sobre el papel, aunque uno busque el permanencia y otro el ascenso, con dos estilos distintos. Todo dependerá del paso de los minutos y creo que será un duelo de detalles». Y apostilla: «El Reino de León es un escenario complicado, pero el Cádiz CF puede ganar en cualquier lugar, como ya demostró en el Benito Villamarín durante la Copa del Rey o en feudos complicados de Segunda».

Un estadio, entonces llamado Antonio Amilivia, en el que el nombre de Iban Espadas siempre quedará para la historia. Él fue el autor del primer gol en el nuevo feudo de la Cultural Leonesa. «Recuerdo con mucha alegría aquel gol. Mira que han pasado muchísimos años, pero aún me llaman para recordármelo. Fue en una liguilla de ascenso ante el Xerez CD y ganamos con ese tanto. Es un gran recuerdo, en un pedazo de estadio. Nunca lo olvidaré». Aquello fue en 2001. Casi 17 años después lo pisará el Cádiz CF por primera vez.

Del actual Cádiz CF, Iban Espadas se queda con muchas cosas, aunque destaca una por encima del resto: sus extremos. «Futbolistas como Salvi y Álvaro García son determinantes. Este año ya podrían haber jugado en Primera y seguro que pronto lo conseguirán, ya sea en el Cádiz CF o en otro equipo», indica. Al mismo tiempo, reseña: «Me hubiese encantado coincidir con ellos en el Cádiz CF, aunque ya han pasado bastantes años. Jugar con dos extremos de esa categoría le encanta a un delantero».

El rugir de Carranza

Y echando la vista atrás, también recuerda su etapa en la Tacita de Plata. «Me quedo con el recibimiento del club, de los compañeros y de la afición. Pasaba por momentos complicados en el Zaragoza, busqué una salida y viví medio año espectacular en Cádiz. Me sorprendió tanto cariño y cada 15 días deseaba jugar en el Carranza. Puedo asegurar que el rugir de ese estadio es muy diferente al de cualquier otro sitio y marcar allí era especial», señala.

Ese año, con Jose González como entrenador, el Cádiz CF luchó por un ascenso que no consiguió al regresar a Segunda después de años de calvario en Segunda B. El trabajo estaba sobre la mesa y, aunque Iban Espadas no continuó la temporada siguiente, se alegró de ese salto a Primera por sus excompañeros. Armando, Abraham Paz, Raúl López, Suárez, De Quintana, Oli, Pavoni… ¡eran tantos los que habían dado el salto!

Pero, casualidades del destino, Iban Espadas vivió uno de sus últimos éxitos como visitante en el Ramón de Carranza. Fue el 4 de noviembre de 2012 cuando el modesto Arroyo goleó 2-5 al Cádiz CF. El guipuzcoano abrió aquella histórica goleada para los extremeños. Sin lugar a dudas, uno de los momentos más negros del equipo amarillo en los últimos tiempos. «Fue sorprendente porque el Cádiz CF contaba con buenos futbolistas, aunque es cierto que esa temporada esta inmerso en una dinámica negativa. Nosotros llegábamos con un equipo recién ascendido y modesto, con gente nueva e ilusión. También les eliminamos en la Copa del Rey (1-2, con otro gol suyo) y en la Liga, a la contra, les fundimos. Son circunstancias que a veces pasan en el fútbol y me tocó vivirla». Eso sí, no duda en puntualizar: «Eso es un hecho histórico en el Arroyo, pero también es un simple borrón y una nimiedad en un Cádiz CF que ya lucha por subir a Primera. No es habitual marcarle cinco goles al Cádiz CF en niguna categoría, de ahí que para nosotros fuese tan especial».

Sin lugar a dudas, muchos momentos para un guipuzcoano que luchó contra las defensas y buscó el sabor del gol en Bilbao Athletic, Recreativo, Cartagonova, Cultural Leonesa, Zaragoza B, Zaragoza, Cádiz CF, Almería, Ciudad de Murcia, Orihuela, Pontevedra y Arroyo. Muchos recuerdos que este fin de semana vivirá desde la distancia cuando se enfrenten dos de sus antiguas escuadras: «Apuesto por un triple en La Quiniela. Tengo muy buenos recuerdos de Cádiz CF y Cultural Leonesa y les deseo todo lo mejor. Ojalá asciendan unos y se mantengan los otros. Serían noticias excelentes».