Abdullah, Servando y Ortuño deben ser claves, cada uno en su lugar, en el partido ante el Huesca.
Abdullah, Servando y Ortuño deben ser claves, cada uno en su lugar, en el partido ante el Huesca.

CÁDIZ CF

Huesca-Cádiz CF: La batalla de Alcoraz, con vida y a muerte

El Cádiz CF se aleja del pesimismo y se agarra a su ilusión para dar la campanada ante un Huesca en estado de gracia

Por  14:00 h.
Huesca
0
Cádiz
0
SD Huesca: Sergio Herrera, Akapo, David González, Íñigo López, Soriano, Aguilera, Melero. Vadillo, Samu Sáiz, Ferreiro y Vinicius.
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Servando, Sankaré, Luis Ruiz, Garrido, José Mari, Abdullah, Salvi, Imaz y Ortuño.
Árbitro: Pérez Pallás (colegio gallego).
Campo y hora: El Alcoraz, 20:30 horas (Gol TV).

La Batalla del Alcoraz rememora una de las contiendas decisivas de la Reconquista en territorio aragonés, con la milagrosa intervención de San Jorge para la victoria cristiana. Pero en Cádiz, esa denominación recuerda a uno de esos tantos días negros de su historia reciente, quizás no el más doloroso pero sí el más funesto pues supuso una condena de seis años. Los musulmanes perdían parte de su reino y los cadistas sus posesiones de plata en la Liga de Fútbol Profesional, que han tardado seis años y mil agonías en recuperarlas.

Esas lágrimas sobre el césped oscense restan dramatismo al duelo de este sábado (20.30 horas). Porque este Cádiz CF llega con vida, con tanta que a diez fechas del final ya ha conseguido su objetivo. El pulso late firme, y así seguirá siendo ocurra lo que ocurra en Huesca. A muerte se irá, con la mejor actitud, para consolidar un deseo, un anhelo, un sueño que se pretende mantener hasta final de temporada y más allá.

La afrenta se ha complicado porque nunca se pudo pensar que sería fácil. Dos puntos de los últimos nueve, tres partidos sin ganar, se han convertido en un combo indeseable por la voracidad de sus competidores: más altos, más fuertes, más potentes. Entre ellos el adversario que se cruza en el camino.

La SD Huesca tiene menos nombre que futbolistas. Su plantilla, dirigida por ‘Anquelotti’ (inolvidable su Alcorconazo), cuenta en sus filas con jugadores de la talla de Ferreiro, Vadillo, Melero y Samu Sáiz, posiblemente el mejor pelotero de la categoría. Y además, están en racha: no pierden desde el 4 de febrero y suman seis victorias y tres empates en estos dos últimos meses largos. De ahí que se hayan enganchado al vagón del ‘play off’ de ascenso.

Huesca-Cádiz CF: Un duelo clave para el ‘play off’ de ascenso

Los azulgrana doblaban la rodilla en Carranza (última derrota a domicilio y se cumple una vuelta) pero dejaban patente su calidad, repelida cuando Cifuentes atajaba el penalti en contra lanzado por Alexander. En el momento idóneo han encontrado la regularidad y reúnen todos los ingredientes para dar la sorpresa.

Quizás un Cádiz CF obligado temblaría, y por eso hay que trocar obligación por ilusión. Que no se convierta en una obsesión. Los amarillos atraviesan una situación complicada y aún así compiten con rivales de enorme envergadura. Falta frescura, chispa, especialmente en dos hombres claves como Ortuño y Álvarito, y para la cita del Alcoraz pierden a Aridane y su jerarquía (por una expulsión tan absurda como justa). Tampoco ha entrado el utrerano por unas molestias ni Rubén Cruz. La ausencia de Brian Oliván ya no sorprende a nadie.

Pero mantiene los valores. Y recupera a Garrido para formar con ese triple pivote junto a José Mari y Abdullah, el de las grandes ocasiones. Con Servando como sustituto del central majorero, la única duda radica en la izquierda, porque Álvaro estaría apto para una final pero se encuentra lo suficientemente tocado como para merecer un descanso por parte del míster. Imaz es su recambio natural y no hay que descartar a Santamaría para aumentar el número de minutos disputados hasta el momento.

Un poco más

En el Cádiz CF las dudas afloran, pues al subir a lo alto de la montaña se han dado cuenta de que deberán crestear un poco más para alcanzar la siguiente cima. Y las pesas piernas, el oxígeno no llega con fluidez al cerebro. Este plantel se confeccionó para alcanzar un objetivo y ahora emprende otra aventura.

La actitud es radicalmente distinta en Huesca, donde se apoyan en su alegría por nueve semanas de racha y el gol postrero en Reus para soñar con hacer historia. Nunca jugaron en Primera y ahora están en disposición de derribar esa muralla. Han ganado en solidez defensiva y del ecuador hacia adelante no tienen nada que envidiar a sus competidores. Las bajas de Brezancic, Nagore y Camacho no alteran su optimismo.

Una final pero lejos del drama. Siete años y una diferencia enorme. El fútbol sólo entiende de presente y por eso no corren buenos aires por Carranza, si bien Cervera y sus pupilos ya demostraron en Montilivi, en el Anxo Carro, que son capaces de todo. El fútbol pondrá a cada uno en su sitio.