El Real Betis se alzó con su primer Trofeo Carranza en 1964
El Real Betis se alzó con su primer Trofeo Carranza en 1964

Cádiz CF

Historias del Trofeo Carranza (II): La explosión de Rogelio Sosa

El jugador del Betis fue la revelación de un Trofeo que contó con Real Madrid, Boca Juniors y Benfica

Por  18:58 h.

El segundo capítulo de este serial del Trofeo Carranza rememora la décima edición del entorchado gaditano y un jugador que lanzó su carrera gracias al torneo, Rogelio Sosa. Corría el año 1964 y al verano de Cádiz acudían de nuevo cuatro equipos de primerísimo nivel. Real Madrid, Boca Juniors, Benfica, que por entonces había ganado ya dos veces la Copa de Europa, y un Real Betis que se estrenaba la cita, tras acabar tercero la Liga el año anterior y clasificarse para jugar competición europea.

Días antes del Trofeo, “se había jugado en Marruecos un torneo que deparó una final entre Real Madrid y Boca Juniors con triunfo para los argentinos, por lo que el Carranza se presentaba como una oportunidad de revancha para los blancos”, recuerda el historiador Juan Lebrero.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, ni Madrid ni Boca llegaron a la final. “Los blancos cayeron ante el Benfica por 2-1. Los portugueses jugaron con estrellas de la talla de Eusebio, Mario Coluna, Cavem o Costa Pereira, entre otros. Por su parte, el Betis fue capaz de eliminar al conjunto de Buenos Aires por 2-0, goles de Ansola y Rogelio Sosa”. Este último era un jugador sevillano joven del que se esperaba mucho en la afición del Betis, pero que todavía no había dado mucho de sí. Sin embargo, “el Trofeo permitió ver la mejor versión de este futbolista, lo que supondría un antes y un después en su carrera”, apunta Lebrero.

Dicho y hecho. Tras marcar en la semifinal con un brillante lanzamiento de falta, Rogelio volvió a hacerlo en la gran final ante el Benfica en el minuto dos de la prórroga lo que le permitió al cuadro sevillano alzarse con su primer Trofeo. “Desde ese momento su carrera fue en aumento, ya que se convirtió en una leyenda de un Real Betis que esa temporada del Trofeo jugaría su primera Copa de Ferias (actual Europa League)”.

Tal es lo que supuso el torneo para el futbolista, que el ayuntamiento de su pueblo, Coria del Río, le impuso días más tarde la insignia ‘El Camarón de Plata’.

Continuará…