Ager Aketxe, en un entrenamiento celebrado en El Rosal.
Ager Aketxe, en un entrenamiento celebrado en El Rosal.

Cádiz CF

Ha llegado su hora

Ager Aketxe pone su reloj a cero y afronta la recta final de Liga con el deseo de dejar su nombre en la historia del club

Por  13:59 h.

Finales de marzo. Esa era la fecha. Y ha llegado. Ager Aketxe está engrasado y listo para disfrutar y, lo más importante, hacer disfrutar. Ha llegado su hora. Es un jugador de otra categoría. Sólo hay que verlo sobar la bola, pegarle a puerta y ver la visión y calma que tiene sobre el campo. Y acaba de salir de ‘boxes’. Ha llegado su momento y Álvaro Cervera es el encargado de darle luz verde.

El mediapunta vasco llegó el pasado mercado invernal. Llegó sobre la bocina y apenas dos días después de que otro mediapunta, Jesús Imaz, firmase por el Cádiz CF tras desvincularse, precisamente, del rival que este sábado espera en la Vieja Condomina. Con la llegada del ex del UCAM muchos focos dejaron de enfocar al que era desde un principio la prioridad de Juan Carlos Cordero. Pero Aketxe seguía estando en la primera página de la agenda del director deportivo del Cádiz CF. Nunca se borró, aunque es cierto que se consultaron otras muchas debido a la situación por la que atravesaba la promesa de Lezama.

El mismo Juan Carlos Cordero lo admitía en la copita de Navidad con la prensa. La mano derecha reconocía que Aketxe era (y es) un fabuloso jugador pero que acababa de volver a pasar por el quirófano después de que en junio del pasado año le sometieran a una operación tras romperse el cruzado de su rodilla en un partido en San Mamés frente al Alavés de la temporada pasada en Segunda.

Aparentemente todo iba bien, pero a finales de año y un día antes de que se abriera el mercado invernal al jugador del barrio getxotarra de Romo le abrieron de nuevo la puerta del quirófano para retirarle un material de osteosíntesis de la ligamentoplastia realizada el pasado mes de junio. Traducido: una grapa que le molestaba en su recuperación de la rodilla.

Después de eso, la palabra recaída no tardó en escucharse desde norte a sur del país. Con un ‘pero’, no era tal pese a lo que se podía pensar. Pese a ello, Cordero retrocedió en sus planes y advirtió a la prensa que había perdido enteros la opción de Aketxe. No mentía, pero tampoco dijo la verdad del todo porque el contacto con el entorno del jugador siguió siendo continuado hasta que llegó el día de la cesión.

Lógicamente, la entrada de nuevo en el quirófano retrasó los planes de recuperación de Aketxe, que hasta ese momento entrenaba a las órdenes del Chingurri Valverde aunque ya se había decidido que lo mejor sería cederlo para que sumase minutos ya que en el primer equipo Raúl García le tapaba el hueco.

A Aketxe se lo rifaban en Segunda. Pero al chaval bilbaíno se le metió entre ceja y ceja vestir de amarillo y así se lo hizo saber a todo su entorno. Sólo había un problema: el estado de su rodilla.

Cordero no perdía detalle de la evolución de un jugador que ya en los primeros días del año nuevo comenzaba a trotar por los campos de Lezama, donde no tardaría mucho en tocar balón. Su cesión se acercaba pese a que en los mentideros cadistas comenzaban a revolear muchos más nombres que jugaban en la posición de Aketxe.

Desde Bilbao se aseguraba que, obviamente, el jugador no estaba para llegar a Cádiz y ponerse a jugar desde el primer día. A Akexte habría que mimarlo, como se le está haciendo. Habría que ir dándole minutos paulatinamente, como se le está haciendo. Habría que seguir cuidando, trabajando y fortaleciendo su rodilla, como se le sigue y se le está haciendo desde el primer día que llegó. Así, hasta finales de marzo, que ya -según lo establecido- estaría al 100%. Y el tiempo ha expirado. Ha llegado el momento de poner el reloj a cero.

Y Aketxe lo pondrá en hora pero sin olvidar lo que ha hecho. Su debut en Getafe fue tremendo. La primera bola oficial que tocaba con el Cádiz CF fue un saque de esquina. La segunda fue un golazo de libre directo que empataba un partido que se acabó perdiendo en el último minuto. También marcó en Soria en la goleada al Numancia. De momento, Cervera solo lo ha utilizado en las segundas partes. Pero ha llegado el momento de comenzar a verlo con mayor asiduidad. ¿Será su debut como titular este sábado en Murcia? Todo apunta a que sí. Ha llegado abril.