Güiza, en un entrenamiento junto a Salvi la temporada pasada.
Güiza, en un entrenamiento junto a Salvi la temporada pasada.

Cádiz CF

Güiza, disponible para jugar contra el Mallorca

El delantero jerezano se recupera del golpe que lo dejó fuera de la convocatoria para viajar a Almería y podrá medirse al equipo con el que alcanzó la gloria hace casi una década

Por  10:14 h.

Güiza se escribe en Mallorca en letras bien grandes. El delantero forma parte de la historia gloriosa más reciente del conjunto bermellón. Y el destino ha querido que sus caminos vuelvan a cruzarse. Porque el jerezano tiene muchas papeletas de volver a la Liga de Fútbol Profesional por la puerta grande; un regreso acorde a la grandeza de su figura.

Pese a que no pudo estar con sus compañeros en Almería por culpa de un golpe en su rodilla derecha que se llevó en la disputa del Trofeo Carranza, ya está recuperado y dando guerra para ganarse un puesto en el equipo que salte al césped del coliseo gaditano a batirse el cobre con el Mallorca, este próximo domingo.

El ‘killer’ ya entrenó ayer junto al resto de sus compañeros en la vuelta al trabajo tras el descanso. Trabajó como uno más a las órdenes de Cervera, otro ex mallorquinista, y en el cuerpo técnico reina el optimismo en relación a la posibilidad de que pueda contarse con él para la convocatoria.

Se perdió el estreno en Almería, donde siquiera pudo viajar, pero ya está con ganas de demostrar que atraviesa por su segunda juventud y calzarse las botas ante el equipo que más confió en él en sus inicios y donde conquistó sus mejores logros personales como futbolista.

Güiza celebra un gol con el Mallorca en la 2007-2008.

Güiza celebra un gol con el Mallorca en la 2007-2008.

 

El rastro de Güiza en el fútbol profesional español se perdió en 2012 cuando el delantero, tras una más que discreta temporada en el Getafe, hacía las maletas para probar suerte en el fútbol turco. Desde entonces, estuvo dando vueltas por lugares tan exóticos como Malasia y Paraguay, hasta que con 35 años decidió que ya le apetecía volver para estar cerca de casa. Entonces, sacó su pundonor para ayudar al Cádiz CF a salir del pozo y la pasada temporada, con su fútbol y sus goles, convirtió la animadversión que sentía por él la afición cadista en auténtica devoción, pues ya ha pasado a la historia del club como el autor del tanto que certificó el ascenso frente al Hércules.

Ahora, cuatro años después, regresa tras haber cumplido un sueño y qué mejor manera que en Carranza, ante su público, y contra el equipo que ha marcado su carrera.

En Mallorca descubrieron su talento y lo ficharon en 1999 con tan solo 18 años para su filial, donde destacó sobremanera y asomó la cabeza por el primer equipo. En la 2002-2003 hizo las maletas para terminar volviendo unos años después, en la 2007-2008, con el cartel de haber destacado en Primera con el Getafe. Ese año haría las delicias de todos los amantes del fútbol con sus 27 goles, que todavía lo mantienen como el último máximo goleador nacional de la historia. Un registro que le sirvió para ser pichichi esa temporada, bota de plata por detrás, únicamente, de un joven Cristiano Ronaldo, que marcó 31 en el Manchester United, y el jugador bermellón que más goles ha marcado en toda la historia de la entidad. La puerta de la selección, como no podía ser de otra manera, se abriría para el jerezano, que debutó en noviembre de 2007 para acabar siendo uno de los artífices del éxito de la Eurocopa de 2008.

Por eso, por la isla balear se empieza a notar que se acerca el reencuentro, y son varios los medios que se han hecho eco de su evolución en las filas del Cádiz CF. Güiza creyó en el ascenso aún en el peor momento y ahora goza de una nueva posibilidad que le brinda el fútbol de disfrutar de lo que más le gusta. Y un golpecito en la rodilla no va a frenar al todoterreno.