Abel Gómez en un entrenamiento
Abel Gómez en un entrenamiento

CÁDIZ CF

Granada B-Cádiz CF: Hermanos, pero no primos

Ambos equipos comparten jugadores, guardan muchos lazos en común, pero sobre el terreno no existe la familia

Por  14:28 h.
Granada CF B
0
Cádiz CF
0
Granada B: David Robador, Corozo, Huerta, Morante, Brian, Uche, Navarrete, Boateng, Nico, Denilson y Peñaranda.
Cádiz CF: Cifuentes, Cristian, Aridane, Josete, Tomás, Garrido, Abel,, Hugo, Machado, Kike Márquez y Güiza.
Árbitro: Chavet García (andaluz).
Estadio Los Cármenes.

Dios dijo hermanos, pero no primos. Granada y Cádiz guardan numerosos lazos en común, hasta demasiados. Comparten jugadores, como Aridane, Cuero y Álvaro García, cedidos gustosamente por los rojiblancos, o el mismo Navarrete, al que fogueó primero el club gaditano para que ahora siga progresando en terreno nazarí.

Comparten dirección deportiva, y es que hasta Juan Carlos y Jorge comparten apellidos al ser hermanos. Comparten hasta presidente, pues el mismo Quique Pina pasa del palco de Los Cármenes al de Carranza con tremenda celeridad. Comparten año sí verano también, pero también lo hacen en su objetivo: los amarillos y los jóvenes rojiblancos luchan por estar arriba en el Grupo IV de Segunda B. Así que cuando ambos se enfrentan por el plato de los tres puntos, ahí todo el ‘compadreo’ se acaba. Ya no hay familia.

Se comprobó hace dos temporadas cuando un Cádiz con la soga al cuello solo pudo empatar en la cuidad de la Alhambra. Y la pasada campaña, cuando le robaron dos puntos sobre la bocina en Carranza y le hicieron sudar hasta el final para campeonar a domicilio.

Tal batalla se ha observado cuando se han enfrentado estos contendientes que ni se habla de ‘biscotto’ ni los rivales miran con lupa lo que sucede en este escenario. Nadie duda de que el conjunto amarillo deberá redoblar sus esfuerzos para ganar al cuadro granadinista en esta tarde liguera (18 horas).

Fatiga física

El choque de trenes anda marcado por dos circunstancias, y cada cual afecta a uno de los dos ferrocarriles. La Copa del Rey ha lastrado físicamente al Cádiz CF, pues todos los convocados arrastran en su cuerpo los desplazamientos a Murcia y Granada, a la vez que Tomás, Garrido y Josete acumulan dos partidos en muy poco tiempo. Una de las incógnitas radica en saber qué factura pasará este desgaste en el conjunto amarillo, al que ha reforzado a nivel de ilusión y confianza por el excelente papel de los menos habituales. También la cabeza de muchos puede estar en el decisivo encuentro del miércoles ante el Mensajero.

Peor parado sale el Granada B de una semana en la que el fútbol para en Primera por los encuentros de las selecciones internacionales, y se mantiene en la categoría de bronce pues en principio cómo le va a afectar. Pues sí, le afecta y mucho, pero solo al filial rojiblanco, que pierde a cuatro futbolistas por los compromisos con sus respectivos países.

Dimitrievski (Macedonia), Sulayman (Gambia), Pawel (Polonia) y Karisic (Croacia) han sido reclamados para los equipos inferiores, lo que supone un quebradero de cabeza para José Miguel Campos, sustituto este año de Joseba Aguado. El joven David Rodador, de gran envergadura y aún en formación, guardará el arco, mientras que Uche apunta a sustituto del gambiano en una medular con tres pivotes, uniendo a los excadistas Boateng y Navarrete.

El talón de Aquiles de esta selección mundial de jóvenes promesas, de estos atletas del fútbol (el poderío físico es impresionante), es su fragilidad defensiva. Ha encajado cuatro tantos en dos encuentros y todos a balón parado.

Un filón a aprovechar. Por un Cádiz CF que ante el Cartagena mostró una pegada y un potencial ofensivo que asusta si se afina bien. Claudio presentará un once similar al que doblegó a los albinegros, quizás hasta el mismo. Pocas dudas, salvo si Aridane dará descanso a Josete y compartirá zaga con Servando, o si el técnico optará por dar la titularidad a Cuero en su vuelta a casa para acompañar a Güiza.

Ventaja a balón parado

El jerezano es la atracción de este equipo. Tras estrenarse de forma brillante en Carranza, toca demostrar que se ha reformado para acometer su último gran reto: ascender a Segunda con el Cádiz CF. Por las bandas estará auxiliado por sus amigos, los sanluqueños Kike y Salvi.

Claudio espera un choque muy físico, donde los jóvenes cachorros de Quique Pina intentarán imponer su fuerza, su velocidad y su empuje. Sin Machís, sin Success, sin Cuero, han perdido calidad y aún falta cohesión y equilibrio en el grupo. Llega pronto, el Granada B irá a más pues hay muchas caras nuevas, así que los amarillos, con la base del curso pasado y la experiencia que poseen en todas sus líneas encuentran la oportunidad de dar un buen golpe en la mesa y comenzar a marcar un ritmo frenético desde el inicio. Para cuando los demás despierten, este Cádiz CF ya esté marcando diferencias.